Danzar por la Paz le pone el cuerpo a la cruzada por una infancia mejor

El grupo Cadabra ensaya Niñotierra, obra sobre la niñez creada para esta gala
El grupo Cadabra ensaya Niñotierra, obra sobre la niñez creada para esta gala Crédito: Antonio Fresco
Compañías oficiales e independientes participan de un encuentro que va por su sexta edición y trascendió fronteras
Laura Chertkoff
(0)
8 de septiembre de 2019  

La primera gala de Danzar por la Paz, en 2014, tenía como propósito comunicar la cultura de "paz" y "no violencia" a través de la danza, mediante el encuentro de compañías oficiales e independientes bailando a beneficio. Luego de varias presentaciones en otras ciudades argentinas (próximamente en Córdoba, Rafaela y Rosario) y distintos países (el año pasado se internacionalizó con sus versiones en Estados Unidos, Chile y Brasil), la sexta edición de esta cruzada, que se realizará en Buenos Aires el 10 de septiembre, en el Teatro San Martín, da un paso más allá, con el estreno de una creación colectiva a la medida del mensaje: Niñotierra.

"Quise darle una identidad social y artística a la gala y para eso pensé en unir a todas las artes en una obra final que hablara, a través del movimiento, de las problemáticas de la niñez en nuestro país", cuenta el bailarín y coreógrafo Leonardo Reale, director de este espectáculo a beneficio de Unicef.

Así el próximo martes, el escenario de la sala Martín Coronado recibirá a la Compañía de Arte de Buenos Aires que, con coreografía de Luciano Garbuio, bailará el Himno Danzar por la Paz, y el Ballet del Sur (Bahía Blanca) hará Gayané, de Ricardo Alfonso. La Compañía Juvenil de Danzas de San Martín presentará Pulsión, de Marcela Jiménez y Matías Goldín. Y habrá un momento de homenaje para Olga Ferri, con Macarena Giménez y Maximiliano Iglesias, primeros bailarines del Teatro Colón, interpretando Les Sylphides, en reposición de Maricel De Mitri. Los dueños de casa -el Ballet Contemporáneo dirigido por Andrea Chinetti y Miguel Ángel Elías- repondrán Forsisson de Alexis Mirenda, exintegrante que se despidió de la compañía en la edición de Danzar por la Paz del año pasado. Desde Francia llegará la Cie Ladainha con Los Caballeros de la Tempestad de Armando Pekeno y Michelle Brown. Y el ballet del ciclo televisivo Argentina Baila, con dirección de Ricky Pashkus, pondrá el toque federal con danzas nativas.

En calidad de compositor, el coreógrafo Guido De Benedetti trabajó en Niñotierra: "Pensé en las distintas regiones del país y en las dificultades que hay en cada una. Y les dije a las coreógrafas lo que veía en cuanto a la temática, la dinámica y los sentimientos, y ellas se pusieron a crear. Fue una experiencia muy rica".

El Grupo Cadabra, de Anabella Tuliano, participará en esta obra bailando imágenes de la niñez rural, con el frío, el trabajo infantil y la escuela como ejes. "La primera foto que vino a mi cabeza fue la de la bandera flameando en el patio de tierra y esos docentes que enseñan, contienen, alimentan e inspiran -revela Tuliano-. Con el lenguaje de nuestra Compañía hicimos una zamba quebrada. Que duele, pero que es homenaje a todos los guardianes de esta niñez olvidada".

El noroeste será bailado por los alumnos del Tercer año del Taller de Danza Contemporánea del San Martín. "Esencialmente trabajamos con algunas emociones -relata Chinetti-. Hay algunas imágenes que tienen que ver con estos chicos que tienen que caminar kilómetros para poder aprender en la escuela. Y a veces la escuela es el único lugar donde comen algo. Así retomamos la frescura de la infancia y la inocencia para ver el mundo, cuando el juego es en la naturaleza y no existe el ciberespacio".

En el último cuadro de Niñotierra, con un chamamé, puede verse la esperanza de un mundo mejor. Se sumarán alumnos de la Escuela de Danzas Aida Mastrazzi, junto al Coro Nacional de Niños.

Analía González y su Compañía en Movimiento llevarán en sus cuerpos historias urbanas. "Nuestra pieza es sobre los niños en situación de calle. Y no hay que irse a ningún lugar remoto para llenarse de imágenes, basta con dar un paseo por la ciudad y abrir bien los ojos y el corazón -sostiene-. Partí de esas imágenes tristemente cotidianas, por la ceguera que rodea esta realidad y también por la empatía y las intenciones y acciones que muchas veces salvan. Todos tenemos derecho al pan y a la belleza... pensé en eso durante todo el montaje".

Olga Ferri, un homenaje desde el hall

La mítica Olga Ferri (1928-2012) será recordada en la gala Danzar por la Paz con un homenaje que irá más allá del escenario. En el hall de la sala Martín Coronado se expondrá una decena de trajes que usó la bailarina argentina, primera figura del Teatro Colón, compañía que también dirigió, y maestra de grandes bailarinas argentinas, como Paloma Herrera y Marianela Núñez.

Entre otros vestuarios se exhibirá el de Giselle con el que debutó con el London Festival Ballet en 1961; un tutú de Don Quijote de manufactura inglesa; y el traje y la corona de La bella durmiente (foto), de Jack Carter, con los que bailó en el Colón en 1967 y junto con Rudolf Nureyev en 1971, realización del modisto real Hardy Amies. También se mostrará el traje de Copellia, la malla y la máscara de La dama y el unicornio, un vestuario de La Sylphide, de Pierre Lacotte (1974), y de El lago de los cisnes (1966).

Para agendar:

Danzar por la Paz, gala a beneficio de Unicef. Martes 10 de septiembre, a las 20.30, en el Teatro San Martín (Corrientes 1530). Entradas desde $200 en por tuentrada.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.