Una sospechosa postergación

El Teatro Bolshoi aplazó una obra sobre Nureyev tres días antes de su estreno
(0)
11 de julio de 2017  

Un afiche de la obra, en el Bolshoi
Un afiche de la obra, en el Bolshoi Fuente: AFP - Crédito: MLADEN ANTONOV

El Teatro Bolshoi canceló un muy anticipado ballet sobre el bailarín Rudolf Nureyev apenas tres días antes de su estreno, lo que llevó a muchos en la escena del arte de Moscú a hablar sobre un regreso de la censura. El Ministerio de Cultura de Rusia confirmó ayer reportes de que la decisión se tomó luego de que el ministro tuvo una conversación con el director del teatro, pero negó haber ejercido presión sobre la emblemática institución rusa.

El Bolshoi anunció el sábado que la premi ère del martes había sido suspendida. El director del Teatro, Vladimir Urin, dijo ayer que la producción se pospuso hasta el año entrante, argumentando que el ballet no estaba listo. El ballet sobre Nureyev, que desertó de la Unión Soviética a Occidente en 1961, es dirigido por Kirill Serebrennikov, conocido por sus producciones audaces que se burlan del creciente conservadurismo social ruso. Urin negó reportes de que el espectáculo se haya cancelado por su franca representación de las relaciones gay de Nureyev.

Serebrennikov fue detenido e interrogado en mayo en un caso penal de malversación de fondos gubernamentales. Sus simpatizantes desestimaron la investigación, en la que él negó cualquier fechoría, como una venganza de los círculos conservadores del Kremlin por su sucinta sátira del funcionariado ruso. Serebrennikov se abstuvo de comentar sobre la decisión del Bolshoi.

En respuesta a numerosos reportes anónimos de que el ballet fue prohibido por el ministro de Cultura, Vladimir Medinsky, por su representación de la homosexualidad, el ministerio dijo a la agencia Interfax que Medinsky tuvo una "extensa y detallada conversación telefónica" con Urin sobre Nureyev, pero que no se presionó al Bolshoi.

"La censura y las prohibiciones no son el estilo de nuestro ministerio", dijo, y agregó que confía en las decisiones que toma el teatro financiado por el Estado sobre qué espectáculos montar. El Bolshoi ha estado plagado de escándalos en los últimos años. Su director de ballet, Sergei Filin, perdió gran parte de su vista como resultado de un ataque con ácido organizado por un bailarín disgustado en enero de 2012, un incidente que expuso las disputas internas del teatro. Urin fue contratado como director poco después de eso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.