Don Adams recuerda a Don Adams

Frankie Langdon, cantante del grupo, recuerda al personaje que lo inspiró a formar su banda. + Info: Los 100 mejores programas de la TV: El Superagente 86, por Hernán Ferreirós
(0)
27 de septiembre de 2005  • 14:11

-¿Por qué eligieron a Don Adams como nombre y apellido de su banda?

De chicos veíamos esa serie, El Superagente 86. Pero también veíamos Blanco y Negro, y no por eso le íbamos a poner Arnold… Nosotros crecimos viendo esos programas, más La Pantera Rosa. Y, de adolescentes, mientras pasábamos por distintas bandas, yo iba anotando nombres en un cuaderno. En 2003, cuando formamos este grupo, rescaté el nombre de pila de Maxwell Smart. ¿Por qué? Por una relación estética, no musical. Y no somos un club de fans. Pero una energía vino de Control, y elegimos Don Adams.

-¿Tuvieron problemas con el nombre de la banda?

Y… hay cosas que te hacen fruncir el que te dije. Cuando fuimos a lo de Badía y él me preguntó si era por el Agente 86, yo me pregunté: "¿Por qué tengo que hablar de esto?" Teníamos mucho miedo, porque tuvimos la oportunidad de pedirle en nombre al propio Don Adams por medio de su hija, que vive en Nueva York. Y no lo hicimos. Además, Adams es una marca. Y ya hay antecedentes: Charlie Brown, ahora es Charlie 3; Victoria Abril es Victoria Mil, Bárbara Feldon es… ¡Mataplantas! Y de verdad, el tipo fue un bautismo para nosotros, claramente. A cada uno de los que integramos la banda nos dicen Don Adams, igual que a él. Siempre será un honor llevar su nombre.

-¿Cómo se enteraron de su muerte?

Un amigo me dejo un mensaje en el celular que voy a guardar por siempre. Decía: "Tengo una mala noticia: murió Don Adams." Primero pensé: "¿Me quiso decir que somos unos muertos?", y después agregó los motivos de su muerte y entendí todo. Lástima que no murió a los 86, ¿no?

-¿Cómo la interpretaron? ¿Qué representó Adams para ustedes como artistas?

Nunca homenajeamos a Don Adams en vivo. Pero claramente fue una gran inspiración. Hoy, cuando nos enteramos, empezamos a llamarnos entre nosotros. Nos dio mucha pena, mucha tristeza, de verdad. Es más: Me gustaría tocar esta noche, exclusivamente para él. Desde acá, los Don Adams le dan su pésame a los familiares y amigos del actor. Prometemos reírnos cada vez más fuerte cada vez que escuchemos al Superagente 86, diciendo: "Jefe… ¡le pedí que no me lo dijera!".

Notas relacionadas:

  • Los 100 mejores programas de la TV: El Superagente 86, por Hernán Frerreirós
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?