Suscriptor digital

El Club de los 27

Un listado Random con el legado musical de quienes partieron prematuramente
(0)
18 de mayo de 2012  • 16:54

 Siempre ha habido clubes de la pelea, dicen. Y siempre habrá clubes de la pelea. Los meseros siempre se mearán en la sopa. La gente siempre se enamorará.

La gente siempre se murió y se seguirá muriendo, creemos suponer, hasta el fin de los tiempos, hasta el fin de todo. La gente siempre se morirá. A los 38, a los 85, a los 27. La cuestión es, además de la dificultad relativa de asumir esa inexorabilidad, qué pasa cuando la providencia o la casualidad, cada cual sabrá, provoca una serie de eventos desafortunados pero sospechosamente coincidentes que terminan profundizando el temor ridículo a un número, asignándole un poder místico. La parca del rock, la parca de la música, por alguna razón hasta ahora y quizás para siempre desconocida, se emperró con el 27. Y le dio duro a lo largo de los siglos y nos sigue dejando tarados y cagados cada vez que lo hace de nuevo. Accidentes de auto, aviones cayendo, sobredosis, asesinatos, asfixias, suicidos ejemplares y no tanto. Siempre hubo un Club de los 27. Basta echar un vistazo a la lista para notar que hubo miembros mucho antes de Jimi Hendrix, Kurt Cobain, Janis Joplin, Brian Jones y Jim Morrison; miembros no tan rockeros también (Dickie Pride como el precursor del género), más o menos conocidos, con contribuciones de más o menos peso a la historia de la música.

Chris Bell de Big Star, Dave Alexander de los Stooges, Arlester "Dyke" Christian de Dyke and the Blazers, Alan Wilson de Canned Heat, hasta nuestro Potro Rodrigo (presente también en la lista, porque no discriminamos a pesar de conocer el valor discriminatorio del hecho de sostener que no discriminamos; como sea: siempre tendrán la posibilidad de saltear el tema). De Robert Johnson a Amy Winehouse, un listado random y desordenado, triscadecafílico y algo autoreferencial con muestras del legado de 13 miembros de la secta fatídica.

Gracias a Sucubo por la idea e insistir con Grooveshark. Agreguen sus contribuciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?