La misteriosa muerte de la hija de Bob Geldof

Peaches, de 25 años, fue encontrada sin vida en su casa y se desconocen las causas de su triste final
(0)
7 de abril de 2014  • 17:33

La modelo y conductora de televisión Peaches Geldof, hija del músico irlandés Bob Geldof, fue encontrada muerta esta tarde en su casa de Kent, Reino Unido. La joven, de 25 años, estaba casada con Thomas Cohen, cantante de la banda de rock SCUM, y juntos tenían dos hijos, Astala, de dos años y Phaedra, de 11 meses. La policía confirmó la noticia y calificó el fallecimiento de la hija de Geldof como "inesperado" y "sin explicación".

Fue su padre el que se encargó de hablar con la prensa no bien se dio a conocer la triste noticia: "Peaches ha muerto. Estamos destrozados. Ella era la más divertida, más inteligente, más ingeniosa y más loca de todos nosotros. Hablar en pasado sobre ella me destruye. Era tan bella... ¿Cómo es posible que no volvamos a verla? ¿Cómo lo soportaremos? Nosotros la queríamos y la recordaremos siempre. Qué triste es todo esto... Tom y sus hijos Astala y Phaedra siempre formarán parte de nuestra familia, fracturada, pero no rota. Bob, Jeanne, Fifi, Pixie Geldof y Tiger", dice el comunicado.

Su marido, no tardó en hacer lo propio, por medio de las redes sociales: "Mi querida esposa Peaches, adorada por mí y sus dos hijos Astala y Phaedra. La llevaremos en nuestros corazones todos los días. Compartiremos nuestro amor por ella siempre. Thomas, Astala y Phaedra Geldof-Cohen".

Peaches y Thomas Cohen se casaron el 8 de septiembre de 2012, en la misma iglesia en Davington donde sus padres, Bob Geldof y Paula Yates se casaron hace 26 años y donde se celebró el funeral de su madre en septiembre 2000 después de que falleciera por sobredosis a los 41 años. Precisamente, su último tuit en las redes hacía referencia a su madre, que seguía muy presente en su memoria y en su corazón. "Mamá y yo", escribió Peaches junto a una entrañable foto.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.