La zamba de un cantor enamorado

El ex cantante de Los Nocheros se presenta esta noche en el teatro Gran Rex
(0)
30 de noviembre de 2013  

Tras dejar Los Nocheros, Jorge Rojas construyó una sólida carrera solista, consagrándose en los festivales folklóricos más importantes del país y convirtiéndose en otro puntal del folklore pop, desde su primer disco, La vida (2005). Hace un tiempo lanzó un box set armado a medida de sus fans con prácticamente toda su discografía: Mi voz y mi sangre, Jorge Rojas en vivo, Una sola voz (con Los Rojas) , En el Luna Park 2011 (fotolibro) y Uno mismo (2012), el material que presentará esta noche en el Gran Rex.

"Soy un amante del disco. Me crié escuchando discos de vinilos y después compactos. Tengo una gran colección con Los Chalchaleros, Peteco Carabajal con MPA y otros artistas que admiro. Soy de una generación que no está tan acostumbrada a bajarse música digitalmente, aunque puedo tener música en mi teléfono. Y a la gente que me sigue, si bien hay muchos jóvenes, también les gusta comprar los discos", dice Rojas.

"Cuando viajo siempre recorro disquerías y pregunto qué es lo que más suena de folklore en ese lugar. Así descubrí mucha música latinoamericana buenísima, excepcional. Y en mi música encontrás esas influencias: folklore, ritmos latinoamericanos, baladas pop. Hay muchas cosas que me gustan, aunque mi base siempre es y será el folklore. Es de donde vengo", reafirma.

La tensión entre la marca romántica que había desarrollado con Los Nocheros, sus propias composiciones y su vena más telúrica forma parte de su desarrollo solista. "Al principio sentía que no terminaban de redondear un sonido propio entre ese costado pop de la balada, otros géneros que me gustaban y el folklore. No se terminaba de unir, era más bien una mezcla de cosas. Con el tiempo, a partir de mis propias composiciones, todo se fue ordenando, porque hay canciones que nacieron naturalmente como una fusión de géneros; y las más criollas terminaron en un proyecto paralelo con mis hermanos Lucio y Alfredo", cuenta este hijo de salteños.

Esa base folklórica aparece en la intimidad de las fiestas familiares, en sus encuentros con amigos o cuando visita su tierra, se transformó en Los Rojas, con los que ya está preparando un segundo material. "Allí están las chacareras, zambas o huaynos. Ahí está mi esencia, lo que vivimos en las guitarreadas, lo que conocimos de changos y seguimos cultivando."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.