"Los Grammy no son representativos"

El productor argentino llegó al país para presentar un certamen por Internet
El productor argentino llegó al país para presentar un certamen por Internet
(0)
24 de agosto de 2000  

Gustavo Santaolalla está en el medio de un huracán que él mismo bautiza como "un periplo kamikaze". En los últimos quince días, pasó más tiempo volando en avión que en tierra. Estuvo dos días en México para la presentación del concurso La Resistencia "por el mismo motivo que ahora visita la Argentina"; luego viajó por una sola jornada a Los Angeles, para el cierre del Watcha Tour; al otro día se fue a Nueva York, para concurrir al Latin Alternative Music Conference; de ahí, otra vez a Los Angeles por unas horas y después a San Francisco por un día y medio, para grabar con el Kronos Quartet; y entonces sí, se embarcó hacia Buenos Aires para, luego de tres días, volver a Los Angeles y tomarse unas merecidas vacaciones.

Y éste no es un caso aislado de superproducción, sino que así parecerían ser todos los meses del ex Arco Iris.

"Y cuando vuelva de las vacaciones "sostiene" sigo con la entrega de los Grammy latinos, la presentación en la Argentina de la película «Amores perros», la grabación del disco de Erica García y demás cosas." Cansa de sólo escuchar la cantidad de trabajo de este productor estrella del rock latino, que también piensa hacer un cambio de imagen después de tantos años: "Me quiero cortar la barba y el pelo de una vez por todas", reniega.

El juego de los premios

Santaolalla vino al país a presentar el primer concurso hispanoamericano de música, literatura y cine en Internet, bautizado como La Resistencia y del cual participa a través de su sello, Surco. Pero en cuanto se le cruza en el camino el tema Grammy latino, este hombre de peso dentro de la industria discográfica latina, toma distancia y se lanza contra los premios que se entregarán, por primera vez, el próximo 13 de septiembre.

"Tengo sentimientos mezclados con los Grammy, tanto con los norteamericanos como con los latinos. Es un premio de la industria, un premio totalmente lobby. Y realmente creo que no son representativos de la mejor música. A veces se vinculan un poco con la gran música, pero también responden a intereses creados. Y son lobby. Sé perfectamente cómo funciona eso y es así. Es parte del juego."

-Un juego del que no se puede no participar.

-Siempre digo que ellos están en el negocio de los Grammy, y nosotros en el de tratar de hacer grandes discos. A veces esos caminos se cruzan. Y si me gano un Grammy, voy a ser el primero en abrir una botella de champagne y festejarlo. Pero tengo muy claro de dónde viene, por dónde pasa, cómo se nominan los premios y cómo se ganan. Como cuando en la última entrega de los galardones norteamericanos, en el rubro Best Latin Alternative Rock Performance ganó Chris Pérez, que no existe. Nominado contra Café Tacuba, Los Fabulosos Cadillacs, Jaguares. Es todo muy raro. Y cuando ves las nominaciones del Grammy latino, también hay muchas cosas que llaman la atención.

-¿Se pueden hacer premios respetados y justos por igual?

-El tema de los premios es delicado. Pero, por ejemplo, lo que nosotros estamos haciendo ahora, que es un concurso, pretende ser una cosa mucho más democrática. Primero se saca cierta cantidad de elegidos, que después la gente vota. La gente es realmente la que elige los cinco finalistas. Esos cinco artistas se van a mandar a México, donde tocarán en vivo, y de ahí saldrá un ganador. La gente, el usuario, va a tener una gran participación en el proceso de selección.

-¿Quiénes podrán participar?

-Los artistas no firmados por nadie, que estén en el proceso de ser descubiertos. Queremos utilizar este medio para identificar algún talento que no haya tenido oportunidad de ser escuchado por los canales normales. Con Surco vamos a hacer un disco con el grupo que gane y otro con lo que pensemos que es lo más relevante de lo que se mandó. El grupo que gane, además del contrato con nosotros, tocará en el Vive Latino, un festival superimportante en México, tendrá una de sus canciones en una película producida por Altavista y se llevará 20 mil dólares en efectivo. Son muchas las cosas atractivas para los artistas.

-Este tipo de concursos no tiene buena reputación. Los ganadores suelen ser abandonados de inmediato...

-Al respecto, tengo dos cosas para decir. El primer paso importante de la carrera de Arco Iris, fue ganar el Festival de Mar del Plata, con el "Blues de Dana". El primer premio importante en la carrera de Molotov, fue ganar un festival que hizo Coca Cola en México. Entonces, de estos concursos sí que hay montones. De algunos no sale nada, pero de otros sí salen. Yo salí de un concurso y Molotov también. Esperemos que éste ayude a encontrar a un artista con talento aún no descubierto.

La Resistencia

La rama musical del concurso que supervisa el sello Surco, propiedad de Santaolalla, ya está disponible para recibir el material de los artistas que deseen participar. Para ello, los interesados deberán enviar una canción, en formato digital y con una duración de cinco minutos como máximo, a la siguiente dirección: http://laresistencia.elfoco.com . El resto de los rubros, literatura y cine, aún no tiene fecha de lanzamiento.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.