Arpegios y melancolía conurbana de Pantrö, el guitarrista de Él Mató

Manuel Sánchez Viamonte es Pantrö
Manuel Sánchez Viamonte es Pantrö Crédito: Gentileza Juan Francisco Sánchez
Alejandro Lingenti
(0)
21 de mayo de 2020  

Nuestra opinión: muy buena

Se suele decir que las crisis generan oportunidades. Hace cinco años, Manuel Sánchez Viamonte, uno de los dos guitarristas de Él Mató a un Policía Motorizado, se separó de la madre de su único hijo, Félix, y se mudó de inmediato a una casa prestada, propiedad en La Plata de un tío que vive en Pergamino. Ahí empezó a gestarse la idea de grabar un disco solista, que hoy es una realidad: se llama Pantrö P... y los sueños raros, un nombre que también tiene su propia historia. "Tengo muchos problemas para dormir. Durante un buen tiempo tuve trastornos de sueño -cuenta Manuel-, que es algo muy feo: te despertás y la mente te funciona bien, pero el cuerpo sigue dormido. Es una sensación muy rara, da un poco de miedo... Ya aprendí a controlarlo, por suerte. Y por otro lado tengo sueños muy locos: sueño cuentos, películas. Todo esto explica de alguna manera de dónde salió el título del disco".

En línea con las inspiraciones oníricas, la tapa del primer álbum solista de este guitarrista platense también surgió de una ensoñación infantil: "Cuando era chico soñé que uno de mis hermanos, Coqui, era Alf. Era bastante gracioso todo lo que pasaba: íbamos juntos a un casamiento y yo lo escondía a Alf en la habitación donde guardaban los regalos porque se quería comer la torta. Un delirio... Me levanté de muy buen humor después de soñar eso. Y la primera idea de la tapa estaba un poco apoyada en ese sueño. Después pensamos en un alien, pero lo usamos para el videoclip de uno de los temas del disco, "Ow, Ow", así que finalmente llegamos a esas cabezas que flotan en el espacio y me persiguen por un campo. Es como una captura de pantalla de un sueño raro. El de la foto de esas cabezas en el cielo es mi viejo".

El disco de Pantrö P... (tal el seudónimo que Manuel usó siempre en los créditos de los que lleva editados como integrante de Él Mató) se iba a presentar oficialmente en el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza, pero la fecha fue postergada hasta que se levante la cuarentena para espectáculos públicos, algo que parece todavía muy lejano.

Mientras tanto, el disco se puede escuchar en plataformas de streaming. Son ocho canciones de corte folk y espíritu melancólico que van calando más hondo con cada escucha. "Traté de irme lo más lejos posible del sonido de Él Mató. Por eso usé solo guitarra criolla -señala el músico-. Me gustan mucho los arpegios, algo que en Él Mató utilizo pero que acá están en otro nivel, son bastante más complejos. El hecho de tocar con los dedos y no con una púa te empuja a buscar otras sonoridades. Y las letras cuentan historias muy simples, no hay mucha metáfora ni imágenes poéticas. Apunté a los sentimientos que experimenté alguna vez o experimento hoy y traté de expresarlos en historia muy directas". En la grabación del disco, editado por el sello independiente El Castillo, participaron habituales compañeros de ruta de Manuel.

Un dato no muy conocido: antes de que Él Mató grabara su primer disco, Manuel era el cantante de la banda. "Tenía otra forma de cantar, muy diferente a la de este disco que acabo de editar. Y también las que hacíamos con Él Mató en esa primera etapa eran otro tipo de canciones, diferentes a las mías y a las que hicimos con la banda en todos estos años -aclara él-. Cuando Santiago empezó a hacer sus canciones, que son infinitamente mejores que las mías, yo pasé al rol que ocupo hoy en Él Mató. Santiago también canta mil veces mejor que yo y es un compositor mucho más prolífico".

Para su disco, de todos modos, Manuel pudo crear un estilo propio: "Encontré un registro para cantar en el que me siento muy cómodo -asegura-. Y por suerte no se notan tanto mis desafinaciones (risas). A mí siempre me gustaron los cantantes de voz gruesa, como Bill Callahan o Leonard Cohen. Ellos fueron una referencia para este disco. Y también Nick Drake, sobre todo por cómo toca la guitarra. Mis canciones son como un ?ultratercermundismo' de esas guitarras. Las guitarras de Drake, pero con los límites de mis capacidades musicales".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.