Cincuenta años de "Space Oddity", la canción de David Bowie que sonó el día que el hombre pisó la luna

David Bowie, el hombre que llegó a la Luna con una canción
David Bowie, el hombre que llegó a la Luna con una canción Crédito: Captura
Gabriel Plaza
(0)
11 de julio de 2019  • 00:01

EL 3 de abril de 1968 se estrena en todo el mundo 2001. Odisea del Espacio. Atraído por el título, un joven David Robert Jones ingresa a la sala de cine sin saber que en ese momento de alguna manera empezará a cambiar su destino errático en la escena musical británica . Todavía impresionado por el clima extraño y futurista de la película de Stanley Kubrick decide componer una canción sobre la alienación, el aislamiento en la sociedad moderna y la soledad: "Space Oddity".

David Bowie , era un artista hippie de clase baja que no encontraba su lugar en Londres. No había tenido suerte. A finales de 1965, con el grupo Lower Third, realizó una audición de futuros talentos para la BBC. El jurado fue lacónico y calificó a David Jones como «un cantante sin personalidad». No se detuvo, siguió participando de varios grupos como The Buzz, los Manish Boys y grabó un disco en solitario bajo el nombre Davie Jones con los King Bees. Llegó a lanzar singles en solitario como "The Laughing Gnome", pero nada parecía funcionar.

David Bowie en sus años hippies de finales de los sesenta
David Bowie en sus años hippies de finales de los sesenta

Su primer disco de 1967 con influencias folk, guiños a la música de cabaret y el rock, simplemente había sido un fracaso. La historia de 2001: Odisea del Espacio llegó en el momento justo y fue como un portal de entrada a un mundo psicodélico que Bowie venía experimentando en su vida personal, pero no tenía correlato en la música. Cuando se conoció la noticia del despegue del Apolo XI los planetas se alinearon. La carrera por conquistar el espacio se había acelerado. La humanidad estaba a punto de ver cómo el hombre pisaba la Luna y Bowie pensó que era un buen momento para componer una canción que sonorizara ese hito del siglo XX.

Por esa época, Bowie vivía un romance con una inglesa de clase media llamada Hermione Farthingale, una bailarina que había conocido trabajando para una obra llamada The Pistol. "Yo vivía en una casa muy linda de Clareville Road, con otras seis personas, y David se mudó conmigo. Nuestra habitación era en el ático y veíamos un árbol desde la ventana. Ahí David escribió 'Space Oddity'", recordaría con el tiempo Hermione, que le rompió el corazón a ese muchacho sensible de Brixton.

Tenían un trío folk experimental con Hermione y su amigo "Hutch" Hutchinson, con el que hacían música, poesía y performance. Era uno de los tantos proyectos de laboratorio que lo mantenían activo. También era la excusa para pasar más tiempo con su pareja de la que estaba "locamente enamorado", confiaría Bowie con los años. Su asociación con el maestro y coreógrafo Lindsay Kemp alimentaba la búsqueda de otro universo actoral y performático.

Sin embargo, necesitaba un golpe de efecto. Tenía 21 años y hambre de gloria. Su manager no tuvo mejor idea que ayudarlo a grabar un corto promocional llamado Love you Till Tuesday para impulsar su carrera solista. Fue entonces cuando el artista le dijo al director que tenía una canción que podía funcionar para el corto, se llamaba "Space Oddity".

El primer demo de la canción para Mercury Records se grabó en febrero de 1969 con el guitarrista John "Hutch" Hutchinson, un amigo de los tiempos de la banda The Buzz y que sería parte del mítico grupo The Spiders from Mars, de 1972. En esa grabación fundacional del tema se percibe el nervio original de la canción. Los acordes menores de guitarra acústica al frente y la utilización del stylophone, un instrumento que en realidad parecía un juguete de laboratorio, le daban un aire extraño y robótico a la canción.

Hutch hizo los coros en la recordada primera línea del tema, donde repite: " Ground Control to Major Tom". El músico recuerda: "Hicimos una docena de pistas como demos. Me sorprendió gratamente que obtuve un crédito completo por cantar la parte de 'control desde Tierra a Major Tom ' en la versión de demostración de 'Space Oddity', que a veces se reproduce en las radios. La primera vez que David lo interpretó, pensé: "Qué canción tan inusual". Sonaba como los Bee Gees. Era muy inventivo, aunque pensé que era un poco extraño cuando trajo el stylophone".

Toda esa sesión del dúo Bowie & Hutch con nueve temas y que originalmente eran para conseguir un contrato con Mercury Records fue rescatada para una edición aniversario por los cincuenta años de "Space Oddity". Este pequeño tesoro, que estará disponible en vinilo, incluirá 10 títulos, incluidos 9 no publicados y las primeras versiones de "Space Oddity" junto a temas como "Janine", "An Occasional Dream" y "Letter to Hermione". The Mercury Demos, que Bowie grabó en colaboración con el guitarrista John Hutchison, también incluye versiones de "Life Is a Circus", de Roger Bunn y "Love Song" de Lesley Duncan, que luego sería popularizada por Elton John.

Ver esta publicación en Instagram

MERCURY DEMOS LP BOX DUE IN JUNE "I recall how we lived on the corner of a bed..." As part of the ongoing Space Oddity 50 celebrations and following the recent Spying Through A Keyhole and Clareville Grove Demos collections, Parlophone is releasing a further set of recordings known as The 'Mercury' Demos on 28th June 2019. The 'Mercury' Demos are 10 early Bowie recordings captured live in one take to a Revox reel to reel tape machine in David's flat in spring 1969, with Bowie on vocals, guitar and Stylophone and with accompaniment from John 'Hutch' Hutchinson on guitar and vocals. The version of 'Space Oddity' from the Demos, originally released with edits on the S&V box, is presented here in its true context for the first time. The other recordings on the album are all previously unreleased. In addition to Bowie originals, the session also includes the Roger Bunn's Life Is A Circus (which features as an earlier demo version on the Clareville Grove Demos set) and the Lesley Duncan composition, Love Song, later recorded by Elton John for his Tumbleweed Connection album. David's own Conversation Piece is announced as 'a new song' and Janine features a short section sung to the melody of The Beatles' Hey Jude. The session was a document of the 'Bowie & Hutch' duo's set of the time recorded at the request of Mercury Records A&R man Calvin Mark Lee for his boss Bob Reno. Both Calvin and Bob are referenced during the 41-minute recording which was key in securing David his deal with Mercury Records. The 'Mercury' Demos comes in a replica of the original tape box and will feature 1 mono 33 1/3 rpm vinyl LP, a print, two photo contact sheets and sleeve notes by Mark Adams. The labels of the LP feature the same EMIDISC acetate styling as Spying Through A Keyhole and Clareville Grove Demos with the song titles in David's own handwriting. Side 1 Space Oddity Janine An Occasional Dream Conversation Piece Ching-a-Ling I'm Not Quite (aka Letter To Hermione) Side 2 Lover To The Dawn Love Song When I'm Five Life Is A Circus #BowieTheMercuryDemos

Una publicación compartida de David Bowie (@davidbowie) el

Esa primera versión fue mejorada meses después cuando llegó a manos del productor Gus Dudgeon, que convocó al tecladista Rick Wakeman para suplantar la falta de orquestación de cuerdas que había imaginado. En ese momento Wakeman tocaba el mellotrón: un instrumento que podía grabar sonidos a cinta como un sampler y que The Beatles habían utilizado en el influyente Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band de 1967. El efecto psicodélico que aportó el teclado estrella del rock progresivo mejoró la pieza sustancialmente. A eso Bowie le agregó el sonido lisérgico del stylophone, que aparece en el tema como una señal de interferencia de radiofrecuencia y que aporta un in crescendo notable en el estribillo.

La atmósfera musical encajaba perfecto con la historia del Major Tom que flota en el espacio con su nave averiada. La voz de Bowie suena como en otra dimensión, colgada en el espacio. El redoblante de batería le da un tono épico y marcial. El stylophone parece una señal continua de radiofrecuencia. Hasta que la canción explota en una secuencia de teclados de Rick Wakeman. "Para mí tocar con David el mellotron fue un gran privilegio. Esa noche llegué a casa y les dije a mis amigos que acababa de trabajar en una de las mejores canciones de las que había sido parte", diría el músico de Yes, con los años.

El vinilo de Space Oddity
El vinilo de Space Oddity

"Space Oddity" se grabó oficialmente en junio de 1969 en Trident Studios, en el centro de Londres. David Bowie utilizó una guitarra acústica de 12 cuerdas y el famoso stylophone. La banda de sesionistas se completó con Mick Wayne en guitarra, Herbie Flowers en bajo, que participaría en el álbum Transformer de Lou Reed, y Terry Cox en batería. El tema se editó el 11 de julio, unos días antes del lanzamiento del Apolo XI. Fue una jugada comercial maestra de Bowie para sacar provecho del inminente aterrizaje lunar. La BBC tocó la canción durante la cobertura del evento y se convirtió en el primer gran éxito de David Bowie al entrar en el top 5 de Gran Bretaña.

"Estoy seguro de que realmente no estaban escuchando la letra en absoluto. No era una cosa agradable poner eso en medio de un aterrizaje lunar. Por supuesto, me alegré muchísimo de que lo hicieran. Obviamente, un funcionario de la BBC dijo: 'Oh, en ese momento, esa canción espacial, comandante Tom, bla, bla, bla, eso será genial'. 'Um, pero él se queda varado en el espacio, señor.' ¡Nadie tuvo el corazón de decírselo al productor!", contó Bowie en una entrevista de 2003, rescatada por el sitio La biblia de Bowie.

El primer single del disco David Bowie que salió en noviembre fue el único que no fue producido por Tony Visconti. El álbum no tuvo mayor impacto en Estados Unidos hasta 1973, que la canción volvió a ser grabada por el director Mike Ross y tuvo un relanzamiento que la posicionó en la audiencia americana . "No me gustó la idea de sacar provecho del aterrizaje del hombre en la luna -dijo el productor Tony Visconti años más tarde-. Sin embargo sabía que la canción tenía mucho potencial".

Con esa canción David Bowie estaba inventándose como artista, estaba encontrando definitivamente su propia voz y pegando un salto directamente al siglo XXI. El Major Tom, el personaje de su canción se hizo tan popular como el de David Bowman, el piloto de la nave de Odisea del Espacio de Stanley Kurbick. Finalizaba la década del sesenta y los dos astronautas invitaban a toda a una generación a imaginar la revolución tecnológica y volar por el cosmos en una película y en una canción de cinco minutos.

David Bowie murió el 10 de enero de 2016. El legado estético de esa canción, que influyó la segunda mitad del siglo XX, sigue siendo un himno clásico del pop de los sesenta, que se dispara hacia el futuro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.