srcset

Las grandes canciones

"Dreams", el tema sobre una feroz ruptura que llegó a ser un hit global para Fleetwood Mac

Tomás Grego
(0)
10 de febrero de 2020  • 00:10

Las separaciones son momentos de quiebre en la vida de las personas. Las peleas, el duelo y el darse cuenta que el fin de una etapa se abalanza puede generar tristeza, resentimiento y odio entre las partes que conformaron la pareja. Pero a veces esas rupturas dejan su marca también en obras artisticas que se vuelven clásicos, como sucedió con "Dreams" y "Go Your Own Way", dos canciones escritas sobre el fin de la relación entre Stevie Nicks y Lindsey Buckingham, la cantante y el guitarrista de Fleetwood Mac, en medio de la grabación del disco Rumours, de 1977.

Stevie Nicks cantando "Dreams", la única canción de la banda en ser hit número 1 en Estados Unidos
Stevie Nicks cantando "Dreams", la única canción de la banda en ser hit número 1 en Estados Unidos Crédito: Archivo

La relación de ambos había arrancado cuando tenían 16 años. En un principio era solamente profesional, Buckingham entendía la habilidad vocal y compositiva de Nicks, y ella sabía que necesitaba de un potente guitarrista para triunfar. No obstante, con el paso de los años la relación fue creciendo cada vez más y empezaron poco a poco a transformarse en una pareja. El dúo norteamericano intentó y fracasó en conseguir el éxito mediante distintas vías hasta que finalmente apareció en sus vidas Fleetwood Mac, una banda británica que había triunfado una década atrás pero se encontraba a riesgo de desaparecer debido a la salida de Peter Green, uno de los miembros fundadores.

En búsqueda de un nuevo músico, Mick Fleetwood se instaló en Norteamérica. Así conocieron a Lindsey y lo invitan a formar parte del grupo, aunque no antes sin que él les ponga una condición: si él entraba, también entraba Nicks. "No es como si le hubiera dicho a los Beatles que si me querían tenían que sumar a una persona desconocida salida de la calle, sentía que algo como dúo teníamos para ofrecer", afirmó Buckingham en una entrevista para VH1. No obstante, lo que tenían para ofrecer como artistas no era lo mismo que tenían para ofrecer como pareja. "Cuando nos sumamos a Fleetwood estábamos al borde de separarnos. Decidimos que lo mejor para la banda iba a ser poner todo el asunto en espera", afirmó Nicks en una entrevista para la revista Blender. Esa espera duró 2 años, hasta que la banda comenzó a grabar Rumours, y el conflicto se volvió del todo evidente.

Una grabación problemática

La tapa de Rumours; los protagonistas de la portada son Stevie Nicks y Mick Fleetwood
La tapa de Rumours; los protagonistas de la portada son Stevie Nicks y Mick Fleetwood Crédito: Archivo

"Dreams" y "Go Your Own Way" formaron parte del onceavo disco de la banda británico-americana, que salió a la venta en febrero de 1977. Y, aunque la insalvable tensión entre Nicks y Buckingham es la que afloró, ellos no eran los únicos miembros del grupo que estaban teniendo problemas amorosos en ese momento. John y Christine McVie, bajista y tecladista del grupo, estaban atravesando un divorcio, y Mick Fleetwood también estaba separándose legalmente de su esposa, Jenny Boyd.

La droga entraba y salía del estudio de grabación. "Nadie nos había avisado que nos hacía mal", reflexionó Nicks tiempo después. Los problemas eran moneda corriente, resultaba imposible escribir en conjunto y grabar era la única manera de mantenerlos reunidos en una misma habitación. "Llevó meses para que todos se ajusten a esta situación. Sus fachadas eran muy endebles y en cualquier instante la situación podía estallar. En vez de ir a la casa de sus amigos para hablar sobre sus sentimientos, decidieron ventilarlos a través de la música, el álbum era lo único que les quedaba", afirmó Richard Dashut, productor del grupo, en una entrevista para Q Magazine en el 2009.

Lindsey Buckingham cantando en Go Your Own Way
Lindsey Buckingham cantando en Go Your Own Way Crédito: Archivo

La música era un campo de batalla, los pasillos de una secundaria estadounidense en una serie romántica adolescente llena de odio y veneno. Chris Morris, ingeniero de sonido del disco, relaciona esa época con el tema "Gold Dust Woman". "Esa canción es una de las que más trabajo tiene de fondo. Stevie estaba completamente apasionada en conseguir encontrar su voz dentro de la canción. Parecía como si estuviera dirigida contra Lindsay, así que realmente estaba dejando su alma en el proceso, durante el día y la noche, hasta que después de cientos de tomas pudimos conseguir la mejor versión del tema", señaló.

El productor Ken Caillat también recuerda esa época, pero no necesariamente las partes divertidas. Mientras que el divorcio de John y Christine ya estaba avanzado y su situación era más fría, las peleas entre Nicks y Buckingham recién estaban empezando. Cada vez que tenían que grabar las voces de las canciones, no podían frenar porque empezaban a gritarse. "Me acuerdo que mientras estábamos haciendo 'You Make Loving Fun' ellos estaban sentados uno al lado del otro, frente a un par de micrófonos mirándome fijamente a mi, en la sala de control a través del vidrio. No me acuerdo por qué tuvimos que parar dos segundos y en el instante que empecé a rebobinar empezaron a insultarse entre sí. Fue algo completamente insoportable", recordó Caillat.

Él dice, ella dice

El primero en dar el golpe fue Buckingham, quien presentó al grupo "Go your own way". Esta canción hablaba de manera directa sobre su separación de Nicks y se refería a ella como alguien que solo quería "irse para estar con otras personas". La letra de la canción no es sutil, es despechada. Ya desde el inicio él marca una tendencia cuando dice " amarte no es lo correcto, pero cómo puedo cambiar mis sentimientos" o " te hubiera dado mi mundo si no me lo hubieras rechazado". "Así que sigue tu propio camino", grita Buckingham en el estribillo de la canción

No hace falta decir que ella no se lo tomó de la mejor manera. En una entrevista con la revista Rolling Stone, Nicks recordó: " No había nada que me resintiera más que él cantándole al mundo que mi sueño era estar con otras personas. Él sabía que no era cierto, pero estaba enojado y lo único que quería era hacerme daño. Cada vez que estábamos en el escenario y esas palabras resonaban entre el público lo único que quería era ir hacia donde él estaba y asesinarlo. Me imagino que cuando escribió esta canción se imaginaba 'voy hacerte sufrir por haberme abandonado', y definitivamente lo logró".

Con el corazón roto y solamente rabia en su cabeza, ella sabía que era el momento de tomar las riendas y responder a Buckingham de la única manera en la que podía, por medio de la música. "Hubo un día donde no me necesitaban en el estudio principal y entonces me fui a uno que estaba vacío. Supuestamente le pertenecía a Sly, de la banda Sly and the Family Stone. Era hermoso, todo en rojo y negro con un pozo en el medio donde tenía un piano, junto a una gran cama de terciopelo negro con cubiertas victorianas ", recordó la cantante.

Sin idea de que los próximos 10 minutos marcarían el futuro de su vida para siempre, la cantante se sentó en la cama, frente al piano. Buscó en un cassette una base de tambores que la convenciera y compuso "Dreams", la respuesta a "Go Your Own Way", su propia forma de cierre, y el único tema de la banda que conseguiría ser el hit número 1 en la lista de Billboard. Es un tema nostálgico, y en la demo que salió publicado en ediciones posteriores de Rumours, se puede sentir la presencia vocal de Stevie Nicks y la fuerza del desamor, acompañado en cierto punto por la aceptación de que hay momentos que no van a volver y que lo único que queda es seguir adelante. "Si vos querés libertad ¿Quién soy yo para negartela?", comienza cantando ella, quien le advierte a Buckingham " escuchá el sonido de tu corazón, o te vas a volver loco recordando todo lo que tenías y todo lo que perdiste".

"Inmediatamente me encantó haber usado una base bailable, eso es algo que jamás hacía", afirmó la artista, que al mostrarle su composición al resto de los miembros de la banda no encontró la reacción que esperaba. Christine Vie, la otra miembro femenina del grupo sintió que el tema era "aburrido". "Cuando ella me lo vino a mostrar, eran solo tres acordes en una mano y una nota en la otra. Recién cuando Lindsey puso sus manos sobre el tema fue cuando sentí que cada sección tenía un sonido independiente", recordó. De manera irónica, fue el guitarrista uno de los primeros en querer llevar adelante el tema.

En una entrevista con The Daily Mail, Nicks rememoró que la noche que terminó "Dreams" fue y le ofreció el cassette a él. Era esa primera versión, solo su voz y el piano y, a pesar de que estaban peleados, él lo escuchó, y cuando terminó la miró sonriendo. "Lo que pasó entre nosotros era triste. Éramos una pareja al final del recorrido. Aún así, como músicos, no podíamos hacer otra cosa que respetarnos; así fue como hicimos canciones brillantes", reflexionó.

El desplante final

Fleetwood Mac y el disco que marcó su punto más alto a nivel musical
Fleetwood Mac y el disco que marcó su punto más alto a nivel musical Crédito: The Grosby Group

Buckingham no se dio por aludido en un principio que la letra de "Dreams" estaba dirigida a él, aunque con el pasar de los días, le fueron cayendo las fichas. Cuando eso pasó "fue su momento más complicado", recordó Mick Fleetwood. "Fue ella la que se pudo separar emocionalmente, él siempre decía: 'Esto es por ella, por su música, pero es lo que me impide tener un cierre'", apuntó.

"Mi corazón en 'Dreams' estaba abierto y lleno de esperanza, pero en 'Go Your Own Way' el suyo estaba cerrado. Por eso cuando canto 'cuando la lluvia te deje completamente limpio' fue el momento en que me di cuenta que estaba preparada para seguir adelante con mi vida y ser feliz. Y eso es lo que quería para Lindsey, que sea feliz", comentó Nicks. "Muchas veces uno se siente cansado de cantar una misma canción una y otra vez siempre que te subís al escenario. Pero jamás me pasó que esté en un concierto, con Fleetwood o como solista, sin cantar esta canción; no creo poder", aseveró.

Aunque Nicks pudo seguir adelante con su vida, Buckingham nunca entendió el consejo atrás de "Dreams". Ella empezó a salir por esa época con el vocalista de los Eagles, Don Henley. Esa relación duró hasta principios de 1980.

Incapaz de ver que ella había logrado atravesar el duelo, Buckingham le dedicó una última canción, y tema que terminaría abriendo Rumours: "Second Hand News". " Al menos ese tema tenía un poco de picante", recuerda el guitarrista sobre la canción que le dedicó a su expareja. "La letra básicamente le dice 'hey, si alguna vez te sentís sola, sabé que vas a tener a alguien para proponerte matrimonio'".

Rumours es un disco de corazón roto. Bajo su alma de folk rock se esconde una historia de desamor y traiciones, que habla sobre la muerte de relaciones de años, el duelo y lo que pasa después. Desde el veneno de "Go Your Own Way" hasta el punto final de una relación con "Dreams". Un disco romántico pero de un romance muerto y que parece decir, en palabras de "The Chain", la única canción que los Fleetwood escribieron en conjunto, "si no me amas ahora, no me amarás nunca".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.