Para Shawn Mendes llegó la era de la madurez

Con Wonder y con apenas 22 años, Shawn Mendes parece haber llegado a la era de la madurez musical
Con Wonder y con apenas 22 años, Shawn Mendes parece haber llegado a la era de la madurez musical Fuente: Archivo - Crédito: Ignacio Sánchez
Gabriel Hernando
(0)
14 de enero de 2021  • 00:02

Shawn Mendes. Álbum: Wonder. Canciones: "Intro", "Wonder", "Higher", "24 Hours", "Teach Me How To Love", "Call My Friends", "Dream", "Song For No One", "Monster", "305", "Always Been You", "Piece Of You", "Look Up At The Stars", "Can't Imagine". Edición: Universal Music. Nuestra opinión: bueno.

Tras el enorme suceso internacional alcanzado con Shawn..., su tercer álbum lanzado en 2018, y particularmente con el tema "Señorita", Shawn Mendes vuelve a ser noticia de la mano de Wonder, un cuarto trabajo discográfico en el que revela notorios y bienvenidos signos de madurez tanto en lo personal como en lo profesional. Con apenas 22 años de edad, el joven artista canadiense parece haber vivido numerosas experiencias de manera muy repentina, en especial a partir del éxito que lo viene acompañando casi desde el inicio de su carrera. Y es precisamente en torno a esas vivencias y preguntas hechas en voz alta donde giran los catorce temas que conforman esta flamante producción.

Tópicos como los habituales interrogantes, temores e inseguridades que comienzan a surgir con el ingreso a la mayoría de edad, reflexiones sobre cómo lidiar con la fama y el reconocimiento popular al descubrir que los mismos también acarrean ciertas responsabilidades y obligaciones que no pueden eludirse y variadas declaraciones de amor dedicadas a su pareja, Camila Cabello, recorren Wonder con una instrumentación pop tradicional, algunos momentos acústicos destacados ("Song For No One") y un predominio de las baladas sentidas y los tiempos medios que alcanzan su clímax a través de estribillos épicos y pomposos, como denotan "Wonder", "24 hours", "Dream" y "Always Been You".

Si bien la atmósfera general del álbum tiende hacia lo reflexivo, lo contemplativo y una cierta introspección, espacios en donde su voz alcanza sus mayores brillos, lucidez y plenitud, Mendes aún conserva, y desarrolla sin guardarse nada, la pasión y el frenesí de sus juveniles años abriendo el juego hacia pasajes más rítmicos y bailables. Es allí donde se inscriben "Higher", el soplo soul de "Monster" (a dúo con Justin Bieber), "305" (con un sabor minimalista y juguetón al estilo Ed Sheeran) y quizás dos de las mejores canciones del disco: "Piece Of You" (con ciertas reminiscencias vocales a The Weeknd) y el irresistible y contagioso pulso funk de la lograda "Teach Me How To Love".

De todos modos, al menos en este disco, los intereses musicales de Shawn Mendes no parecen apuntar pura y exclusivamente hacia la pista de baile como suele suceder con muchos de sus contemporáneos. Y en ese sentido, "Can't Imagine" dé la pauta de hacia dónde desea dirigir su música de aquí en adelante. En este profundo tema una solitaria guitarra acompaña su cristalina vocalización, otorgándole el cierre intimista y emocional a un Wonder pergeñado por un joven y consagrado cantante devenido en auspicioso y prometedor cantautor de ribetes clásicos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.