Paul McCartney, de vuelta en Rusia

El ex beatle ofrecerá un concierto esta noche en la Plaza Roja de Moscú; el músico británico fue recibido en el Kremlin por el presidente Putin
(0)
24 de mayo de 2003  • 09:52

MOSCU.- El presidente ruso, Vladimir Putin, recibió hoy al legendario ex beatle Paul McCartney, quien esta noche dará en la plaza Roja su primer concierto en Moscú, y lo acompañó durante una excursión por el recinto del Kremlin.

"Aquí lo quieren mucho", dijo Putin al saludar en el Kremlin al músico británico del cuarteto de Liverpool y a su actual esposa Heather, según la agencia Interfax.

Putin dijo a McCartney que The Beatles era un grupo "extraordinariamente popular" en la desaparecida Unión Soviética (URSS) puesto que su música era "como un trago de libertad" para millones de jóvenes que adoraban sus canciones.

Preguntado sobre si la música de los Beatles estuvo oficialmente prohibida en la URSS, Putin respondió que "no hubo una prohibición expresa", pero señaló que fue "sintomático" que se les haya negado la posibilidad de actuar en la plaza Roja en la década de 1980.

Recordó la vida en el país la regía una "ideología" oficial donde "no cabía" la música de los Beatles, que según la propaganda oficial pervertía a la juventud soviética e instigaba pasiones incompatibles con la "moral" comunista.

El líder ruso felicitó a McCartney con motivo de su investidura el último jueves como Doctor Honoris Causa por el Conservatorio de San Petersburgo, antigua capital de los zares que estos días celebra su tricentenario desde que fuera fundada por Pedro el Grande.

"Es una ciudad maravillosa y muy linda", dijo el músico británico al ser preguntado sobre sus impresiones de San Petersburgo, donde inició su primer visita a Rusia y que es la patria chica del número uno del Kremlin.

Heather McCartney estropeó un tanto el encuentro al preguntar a Putin sobre su actitud hacia la campaña que ella y su marido llevan a cabo para prohibir el empleo de las minas antipersonal, algo que se niegan a asumir tanto Rusia como los Estados Unidos.

El presidente ruso no dudó en respaldar la campaña contra las minas y aseguró que "todo lo que apunta a preservar vidas humanas merece atención", aunque recordó que tales asuntos requieren numerosas consultas de expertos militares y diplomáticos.

Tras la conversación, Putin en persona acompañó a Paul y Heather McCartney durante una excursión por el recinto del Kremlin, en la que fueron saludados y aplaudidos por decenas de turistas rusos y extranjeros, incluidos varios grupos de escolares.

Terminada la excursión, McCartney se dirigió a la vecina plaza Roja, donde en el marco de su actual gira mundial Back In The World actuará esta noche ante unos 50.000 espectadores en un enorme escenario erigido al lado de la Catedral de San Basilio.

Fuente: EFE

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.