Claudio Caniggia y Mariana Nannis: avatares de un matrimonio que se convirtió en pesadilla

Mariana Nannis y Claudio Paul Caniggia se casaron 1988
Mariana Nannis y Claudio Paul Caniggia se casaron 1988 Fuente: Archivo - Crédito: Gerardo Viercovich
(0)
27 de agosto de 2019  • 13:18

La de Claudio Paul Caniggia y Mariana Nannis es una historia bien particular, aunque el mote de historia de amor quizás no sea del todo acertado o no se ajuste a la realidad. Al menos a la realidad inmediata. El matrimonio conformado por el futbolista y la modelo de extrovertido carácter siempre generó atractivo para la opinión pública. Primero fueron las excentricidades en común, luego las declaraciones rimbombantes de ella reñidas con el buen gusto, más tarde aparecieron los hijos para agregarle condimento a esta unión, y finalmente, por estas horas, el escándalo generado por una posible separación.

Ella llegó el pasado fin de semana a la Argentina para presentarse en el programa de Susana Giménez y dar su versión sobre el presente de la pareja. Negó divorcio y enarboló la bandera de la solidaridad conyugal al afirmar que llegaba para salvar a su marido de las garras de la droga y la prostitución. Tamaña misión dejó absorta a la anfitriona de Telefe.

Por su parte, Claudio Paul estaría vacacionando en Brasil. ¿Solo? ¿Acompañado? No hay versión oficial, aunque trascendió el nombre de una joven. "Me duele que un gran amor termine en este show grotesco del que no pienso formar parte", dijo él en las redes sociales, luego de las duras manifestaciones de Mariana frente a millones de televidentes donde, además, lo acusó de violencia de género con consecuencias tan desgarradoras como la pérdida de un embarazo.

Mariana Nannis visitó el programa de Susana Giménez. La gravedad de sus denuncias dejó absorta a la diva de Telefe.

06:56
Video

Episodio 1: la "normalidad"

Al comienzo de la historia, los personajes protagonistas se manejaron amparados en cierta "normalidad". Corría la década del 80 cuando se conocieron. Claudio era el famoso goleador de River Plate, un tipo que en el campo de juego se desplazaba con una velocidad increíble. Ella, era una modelo que peleaba por hacerse de un lugar en las pasarelas. Él la invitó a salir. Eso cuenta la leyenda. Se encontraron para compartir una charla que no pasó a mayores porque para Mariana, Claudio era uno más; ni siquiera se habría visto seducida por las dotes deportivas del muchacho, simplemente porque no lo conocía.

Caniggia había nacido en Henderson, provincia de Buenos Aires. Y mucho del tono pausado, los tiempos cansinos de su pueblo, se habían hecho carne en él, a pesar de llevar tiempo en la gran ciudad. Ella, en cambio, era una chica de clase media del barrio de Belgrano. Su universo originario era bien diferente al del futbolista. Luego de aquél encuentro primero, Claudio y Mariana se siguieron frecuentando. Bailando nace el amor, aseguró Hollywood. Lo cierto es que bailando, cenando, charlando, Cupido puso su mira en esta joven pareja que tenía todo para hacerse realidad. Y para ganar. A ella, se dice, la habían alertado sobre la fama de Don Juan del caballero, pero hizo caso omiso y se dejó llevar. El fuego sexual era tal que eso terminó por unirlos para siempre. ¿Para siempre?

En 1988 contrajeron enlace solo por civil: al "hijo del viento", como lo apodaron en las ligas futboleras, no le caía simpático el poder eclesiástico. Al comienzo, todo marchó sobre ruedas, aunque Mariana no disfrutaba de los regalos que su marido recibía de parte de la platea femenina del "Millo", ni tampoco de los días que su flamante marido pasaba concentrado, por eso comenzaba a matar el tiempo consumiendo tarjetas de crédito en las casas de ropa de exclusivos diseñadores, por ahora locales.

Episodio 2: alejados de la familia

Mariana veía con buenos ojos a los suyos, pero no a su familia política. Se dice que habría prohibido todo contacto de su marido con sus padres y, posteriormente, el vínculo de sus hijos con sus abuelos paternos. La mamá de Claudio se suicidó en la década del 90, arrojándose por la ventana de su departamento del barrio de Belgrano. Se dijo, en ese momento, que estaba sumida en una depresión feroz ante la imposibilidad de ver a sus nietos. Desde ya, no hay versión oficial al respecto. En 2014, en tanto, falleció Vicente, el padre del goleador cuando visitaba a otro de sus hijos, en Catamarca.

A poco de iniciado el matrimonio, la pareja se instaló en Europa debido a los contratos deportivos de él. Acuerdos millonarios, por cierto. La vida en Italia le permitió a ella desatar su impulsiva capacidad de compra y vanagloriarse de lucir marcas internacionales. Él siguió adelante con su carrera futbolística sin tener la repercusión de Diego Maradona o Lionel Messi, pero obteniendo buenas marcaciones y mejores salarios.

Tras 30 años de matrimonio, Nannis y Caniggia atraviesan una crisis que parece definitiva
Tras 30 años de matrimonio, Nannis y Caniggia atraviesan una crisis que parece definitiva Fuente: Archivo

La vida lejos de la Argentina terminó por separar a la pareja de sus respectivas familias. Claudio fue el que más padeció la distancia física y emocional. En el pueblo natal del Pájaro aseguran haberlo visto demasiado poco en las últimas tres décadas. A medida que pasaba el tiempo, ella se fue envalentonando con declaraciones cada vez más fuertes, al tiempo que gozaba al mostrar la fortuna que gastaba en sus lujosos vestuarios, suites de hoteles y viajes a zonas paradisíacas. El vínculo de ella con su familia también se vio afectado, al punto tal que su propio padre la desmintió en alguna oportunidad con respecto al patrimonio en vestuario que dijo que poseía.

Con fama propia, Nannis trabajó en la televisión local junto a Antonio Gasalla y no se privó de participar de diversos ciclos de televisión que la mostraban como una figura estelar.

Episodio 3: los herederos

En el Mundial de Fútbol disputado en Italia, en 1990, Caniggia conformó una dupla exquisita con Diego Armando Maradona. Carlos Salvador Bilardo fue el responsable de aunarlos en la hazaña. Un año después, nació Axel, el primogénito de la familia. Y, dos años más tarde, los mellizos Charlotte y Alexander. Los tres hijos del matrimonio se embebieron, en esa cultura kitsch y soberbia. En realidad, Axel, artista plástico, eligió un perfil recatado que le permite vivir con mayor libertad su vida privada. No es de mostrar parejas ni escoger trabajos públicos. De alguna manera, para esconder lo que no desea, con justo derecho, mostrar. Y para no entrar en el juego de su familia mediática.

Sus hermanos, en cambio, se fueron convirtiendo en "personajes" conocidos, al punto tal de participar en varias ediciones del "Bailando por un sueño", ser las celebridades alrededor de las que gira Caniggia Libre, un reality emitido por MTV, y hasta de protagonizar otro, junto a su familia, en el que no se privaron de mostrar la mansión de Marbella donde residen. Esa casa, justamente, es la que estuvo en boca de los medios, hace algunos meses, debido a que su propietario reveló una deuda de alquiler de los Caniggia. En la última edición del programa de Susana Giménez, Mariana se encargó de desentenderse del tema por no ser ella la proveedora económica de la pareja. "Nunca trabajé", argumentó.

MTV emitió Caniggia Libre, un reality donde Alexander y Charlotte mostraron aspectos exóticos de su vida cotidiana.

06:25
Video

Los mellizos Caniggia no se privaron de seguir con el mismo tren de vida de sus progenitores, y alardear de esa vida colmada de viajes, consumo y escandaletes aquí y allá.

Episodio 4: el final

Desde hace tiempo, Mariana y Claudio no se muestran juntos. Concretamente, desde el 2018 cuando convivieron en el Hotel Alvear porteño. Él habría entablado un vínculo más estrecho con su familia de sangre, mientras que Mariana se recluyó en el amor de sus hijos. Luego del escándalo por la deuda del alquiler de la casa de Marbella, la familia parece haberse resquebrajado gravemente. Gonzalo, el hermano de Mariana, confesó en el programa Confrontados que no ve a su hermana desde hace años, pero que lo que le confesó ella a Susana es real.

Gonzalo, el hermano de Mariana Nannis, entrevistado en el programa de Canal 9 conducido por Carla Conte y Rodrigo Lussich.

22:49
Video

En las últimas horas, apareció una señorita signada como un nuevo amor de él. Nada confirmado, solo rumores. Claudio continúa ligado al deporte a través de diversas acciones puntuales y contratos con marcas vinculadas al negocio futbolístico. Ella, por su parte, pisó suelo argentino para recomponer su pareja, pero las herramientas a las que recurrió son por demás discutibles: apeló a graves denuncias y acusaciones de una gravedad notable.

Nannis argumentó, en las últimas horas, que fue víctima de violencia de género, que su marido está rodeado de prostitutas y padece adicción a las drogas, por lo cual ella, en más de una oportunidad, había decidido internarlo en clínicas de rehabilitación. Además, confesó que perdió un embarazo víctima de la violencia física ejercida por él hacia ella. Como consecuencia de sus declaraciones en el programa de Susana Giménez, él respondió, a través de las redes sociales, que su exmujer no está en sus cabales, y hasta solicitó una pericia psiquiátrica para ella.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.