Laurita Fernández recordó su insólita primera cita con Nicolás Cabré

Enamoradísima, la pareja estrena nueva obra de teatro y no se separa ni un día de la semana
Enamoradísima, la pareja estrena nueva obra de teatro y no se separa ni un día de la semana Crédito: Instagram
(0)
16 de mayo de 2019  • 18:19

Entró al estudio de Cortá por Lozano (Telefe) con nuevo look y enseguida aclaró que no se había separado de Nicolás Cabré . "Viste que dicen que las mujeres nos cortamos el pelo cuando tenemos problemas emocionales. Bueno, no es el caso", contó sonriendo, Laura Fernández . Y la pareja no solamente no se separó sino que está a punto de estrenar la obra Departamento de soltero, el 22 de mayo, en el teatro Lola Membrives.

"Fue un camino muy de a poco el que hice, aunque algunos lo ven meteórico. Hace años que trabajo, voy paso a paso, me preparo y tuve hermosas oportunidades, al lado de gente que la tiene muy clara y con la que aprendo mucho", dijo la actriz y bailarina. "Cuando me convocaron para reemplazar a Griselda Siciliani en Sugar, me sorprendí. No podía decir que no, porque era como ponerme la bandera de tonta. Tenía que estar a la altura, es verdad, pero no me mando a hacer cosas para las que no me siento preparada".

Verónica Lozano quiso saber cómo se había enamorado de Cabré, su compañero en Sugar. Y Laurita se explayó. "Creo que hay algo de magia aunque uno puede pensar que son casualidades. Son pequeñas coincidencias que, si están buenas, te hacen saber que estás en el camino deseado. Nico me parece un genio haciendo humor pero tenía su pasado amoroso bravo y no lo miraba como hombre. Los dos somos de Mataderos y hace muchos años lo vi alquilando una película. Yo tenía 10 años y el 20, y mi papá me dijo: Laura, no lo mires porque los famosos también tienen una vida", recordó, a las carcajadas. "En Sugar nos llevábamos bien en el escenario, pero abajo no teníamos relación. Quizá tenía que ver con que me decían: 'guarda con Cabré'. Y, además, yo estaba en pareja en ese momento (con Federico Bal). Nos pasó algo en una escena, uno de las últimas funciones, y empezamos a hablar por un mal entendido. En la última función yo no me sentía bien y tenía fiebre y cuando terminamos, Nico vino a verme al camarín y hubo un acercamiento romántico. A las horas, me iba de vacaciones, y esa semana hablamos mucho y cuando volví nos vimos. La primera cita fue de risa porque yo tenía el pelo verde. Se me había desteñido porque me metí en una piscina con mucho cloro y me dijeron que me pusiera ketchup para que volviera mi color. Fue peor. Me tuve que atar el pelo y ponerme mucho perfume (ríe). A partir de ahí no nos separamos más".

Laura y Nico se conocieron, trabajaron juntos y ahora vuelven a compartir escenario en teatro. "El ya tenía el libro de Departamento de soltero desde el año pasado. En ese momento le sugirieron que podía hacerla yo pero Nico dijo que no, porque estábamos empezando a salir y nadie lo sabía. La idea no era trabajar juntos, para no empastar las cosas. Pero en Mar del Plata, mientras hacía temporada y Nico me acompañaba, me dio la obra para que la leyera y me dijo que tenía que hacerla yo".

Laurita también confesó que hay algunas condiciones para trabajar juntos y una de ellas es no llevar el trabajo a casa. "Igual hablamos, porque es inevitable. A veces decimos: hablamos hasta General Paz y basta. Al lado de él encontré una paz linda, y además es un gran actor y un gran maestro también, porque sabe sacarte lo mejor".

Se notaba que en el diván de la Lozano Laurita se sentía cómoda porque, a pesar de que no le gusta ventilar su vida privada, se animó a contar algunas intimidades de la pareja. "Cada uno tiene su casa pero dormimos juntos todos los días. Nos estamos acomodando. Quiero ser madre pero más adelante. Siento que encontré con quién. Nico es un padrazo y su hija, Rufina, es lo más. Es un amor. Mi familia la ama y yo la amo. Le agradezco a él y a la China (Suárez) la confianza que me depositan. Rufina hace todo fácil".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.