María Laura Santillán: "Le tengo pánico al hijo del famoso que vive acomplejado"

Tras un repaso por su trayectoria, la periodista y conductora de eltrece habló de su rol como mamá
Tras un repaso por su trayectoria, la periodista y conductora de eltrece habló de su rol como mamá Fuente: Archivo
(0)
1 de octubre de 2020  • 16:18

En el marco del aniversario por los 60 años de eltrece, María Laura Santillán; una figura emblemática del canal, pasó por Los ángeles de la mañana y recordó parte de su larga trayectoria en la pantalla. Tras revivir algunas anécdotas, programas y entrevistas que marcaron su carrera, la conductora de Telenoche se sacó el traje de periodista y habló de su mejor rol en la vida: ser mamá.

"Hace 30 años que estoy acá. Yo no digo la edad pero es mucho menos de lo que piensan", comenzó, a modo de broma, mientras recordaba cómo fueron sus inicios en la tele de la mano de Nicolás Repetto. "Trabajábamos juntos en radio Belgrano, nos presentó Jorge Guinzburg. Cuando arrancó con Fax, me llamó. Nadie me conocía. Nico es muy exigente trabajando. Se quedaba conmigo hasta tarde y me enseñó a editar. Me acuerdo que estaba Reina Reech también, ella me enseñó cómo poner los pies, cuál era mi mejor perfil, pequeños detalles para implementar delante de cámara que duran para toda la vida", rememoró muy agradecida.

Tras asegurar que a lo largo de su carrera periodística entrevistó a varios presidentes, confesó que su favorito fue Carlos Saúl Menem: "Tenía esa cosa empática que te contaba todo, era para LAM. Cuando se apagaba la cámara, te quedabas un rato y te contaba detalles de todo. O si no se le notaba en la cara todo, no tenía esa cosa hipócrita", reveló, entre risas.

Luego de contar su experiencia en programas como Causa común y Telenoche Investiga (programa que llevó a cabo investigaciones como el caso Rímolo o el del padre Grassi), la periodista contó que no todo fue color de rosas a lo largo de su carrera. "Recuerdo una investigación que me tocó entrevistar a un exmilitar de la dictadura y la pasé muy mal. Recibí amenazas, me seguían autos, servicios de inteligencia. Fueron cuatro años muy intensos, de esos que decís: 'fue lo mejor que me pasó pero no lo volvería a vivir'", aseguró.

Santillán reconoce que, además de experiencia, tantos años en el medio le hicieron ganar muchos amigos. "Me hice amiga de todos con los que trabajé. Con Julio Boca (al cual convocó para la apertura de Causa común) somos muy cercanos, nos llamamos para los cumpleaños. Julio es una tremenda persona, para ponerlo en la mesa de luz. Lo mismo con Santo (Biasatti). Le mando un beso grande. Está en la casa criando a sus pequeñas hijas. Pero el es vago o mimoso (como típico hijo único), a él hay que llamarlo", reveló como una especie de crítica.

Sin embargo, la confesión que más llamó la atención fue cuando la periodista reveló que compartió vacaciones con Marcelo Tinelli y Juan Alberto Badía. "A Tinelli lo conocí en Radio Rivadavia y nos hicimos muy amigos. De mas chicos íbamos a casamientos, nos íbamos de vacaciones, compartimos mucho juntos. Recuerdo un viaje a la isla Para Ti, en Brasil, en pleno carnaval. Estaba Badía también. No había lugar y dormimos en la casa de una persona que alquilaba habitaciones, pero dormimos todos juntos. Cada uno estaba con su pareja, éramos seis en total. Estábamos por dormir y Tinelli no paraba de hacer chistes; no sé si dormimos, nos reímos sin parar. Fue un viaje inolvidable, la pasamos bomba", rememoró con una sonrisa.

Minutos después, el conductor de LAM la llevó a un terreno más íntimo. Madre de dos hijas mujeres de 27 y 19 años, María Laura reconoció que ellas son la única debilidad en su vida. "Tengo dos nenas que para mí son lo máximo. La primera, pobrecita, salió muy parecida a mí físicamente. De carácter no las veo parecidas, las veo muy distintas", comentó.

"La más grande vive afuera, en Europa, desde hace cuatro años. Ahora estoy contenta porque vino el 1 de marzo y recién pudo volver en un vuelo de repatriación en julio. Así que estuvo en casa un montón de meses, fue un placer. Las tres juntitas en la cama", agregó emocionada, aunque enseguida advirtió que la menor corre el mismo destino: "Son autónomas, re independientes. Sé que la más chica (que me tiene muerta de amor) también se va a ir porque salen a la mamá, pero bueno, me tomaré aviones".

En cuanto a qué es lo que más disfruta cuando no está trabajando, contó: "Estar con ellas. Me gusta mucho la familia. Estamos con ellas y el teléfono porque vieron cómo son los jóvenes de hoy. Saben mucho de música, cantan y estudian".

A pesar de reconocerse como una madre babosa, Santillán reconoció que sus hijas la critican mucho y enseguida contó una anécdota muy divertida. "Me critican en todo. Me hacen bullying todo el tiempo. Yo a los 42 agarré todas mis minifaldas y se las entregué a la de 27, porque el miedo de esas madres que opacan a las hijas no lo iba a pasar. A veces las chicas de vestuario me dicen: 'ajustate más la cintura, mostrá un poco más el brazo' y yo pienso en ellas. Le tengo pánico al hijo del famoso que vive acomplejado", remató.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.