Salgán-De Lío: mejor es de a dos

El dúo registró sus conciertos en el Club del Vino y fueron editados por Warner. Con su singular propuesta de piano y guitarra, los músicos presentan un CD grabado en directo. En diciembre publicarán el próximo álbum del Nuevo Quinteto Real
Mauro Apicella
(0)
29 de octubre de 2000  

En los parlantes comienza a sonar "Comme il faut", esa antigua joya de Eduardo Arolas que, en esta versión, se escucha tan joven y fresca. Las notas invitan a imaginar a los intérpretes en el escenario: Los movimientos elegantes e inspirados de Horacio Salgán sobre las teclas del piano; los dedos regordetes de Ubaldo De Lío que pasean su experiencia por las cuerdas de la guitarra. El final es acompañado por calurosos aplausos.

La toma está registrada en vivo, en el Club del Vino, y compone el primer track del próximo disco del dúo, que saldrá a la venta la última semana de noviembre. Será sólo quince días antes de la publicación del CD que terminaron de grabar en estudio con el Quinteto Real, el conjunto que estos músicos fundaron en 1960 y actualmente comparten con Néstor Marconi en bandoneón, Oscar Giunta en contrabajo y Hermes Peressini en violín.

El registro en vivo es una de las mejores maneras de llevar al público la propuesta que el dúo viene desarrollando hace más de cuarenta años. Porque a pesar de contar con formación académica, Salgán y De Lío se criaron, crecieron y llegaron a la madurez musical sobre los escenarios. Hoy, el pianista tiene 84 años y el guitarrista, 71; y ambos comenzaron a ganarse la vida con la música a los 13. Salgán lo hizo animando películas mudas en un cine de Devoto. Luego participó en varias formaciones y a fines de la década del treinta comenzó a construir un estilo propio como compositor, arreglador e intérprete hasta transformarse en una de las figuras más grandes del género. De Lío figura en la primera línea de las guitarras del tango, aunque también supo incursionar en otros estilos. Es un digno destinatario de aquella frase del tema "Los Orozco", de León Gieco: "Tocó con todos".

Desde que se conocieron (fue en 1957, como no podía ser de otra manera, sobre un escenario) fundaron un matrimonio musical donde pudieron plasmar lo más elevado de su talento. Este registro quizá no los muestre con el mismo virtuosismo de sus comienzos pero refleja la magia y el swing que se mantienen intactos en el refinamiento del pianista, en la roña tanguera del guitarrista y en esa genialidad de Salgán para unir lo tradicional y lo renovador en un armonioso equilibrio.

En el living de casa

Al poner el CD en la compactera parece que Horacio y Ubaldo están sentados en el living de casa. Primero con el tangazo de Arolas, después con "La cumparsita" y "El entrerriano", uno de los hitos fundacionales de la música de Buenos Aires. También está "Malena", que aquí lleva impresas la dulzura y la evocación conjugadas en frases que dibujan el movimiento de una pareja de baile.

Aunque todo el repertorio es a dúo, con "Mano brava" el living de casa se llena de una patota de músicos milongueros. Tocan con la fuerza de una orquesta completa y luego se meten en los giros bellos y románticos de dos valses: "La loca de amor" y "El vals y tú", compuesto por el dúo.

Y quién mejor que ellos para sacarle el jugo a "Aquellos tangos camperos", también de propia cosecha. Este tango se repite en la placa del Quinteto Real y sirve para quienes quieran aprender de la comparación de dos versiones adaptadas para cada ocasión. La del Quinteto es más brillante y enérgica, sin duda por la variedad tímbrica y el apoyo rítmico que encuentran en el contrabajo. En cambio, la síntesis a dúo revela los paisajes camperos en las cuerdas de De Lío mientras que Salgán se deja llevar por su exquisito lirismo.

Para continuar con las comparaciones -sin otro motivo que el de jugar, como estos músicos lo hacen cada vez que suben al escenario- se puede escuchar la delicada "Hotel Victoria", llena de cortes, silencios y diálogos. Luego hay que buscar en el estante de los discos el álbum anterior del Quinteto, porque en el último track también aparece esta composición de Pesce y Latasa, que plantea el mismo juego pero con una proyección mucho más estilizada.

Con estilo "real"

La segunda semana de diciembre llegará la producción del Nuevo Quinteto Real, registrada en estudio. Aquí la interpretación es más técnica y cuidada pero no pierde la magia y la excelencia. Casi sin excepciones, la atención que demandan los arreglos permanece desde el primero hasta el último tema: en la vieja "Felicia", en algunos de Salgán como "Tango del eco", en "Taquito militar", en el groove con colores brasileños de la introducción de "La puñalada", en el truco de modulación que provocan en "Canaro en París".

Toda la vitalidad de este combo se traduce en diversión, juego de acentos, sofisticación, intuición y sorpresa para conservar un estilo irrepetible que llega al corazón del tango.

La magia, en cinco sesiones

Además del valor artístico, algunos detalles técnicos, como el tratamiento del sonido (especialmente del piano), permiten apreciar en el disco del dúo una labor sumamente prolija. Fueron cinco sesiones de grabación con sistemas digitales en el Club del Vino, donde los músicos llevan seis temporadas de actuaciones ininterrumpidas; una minuciosa selección de temas, la mezcla y varios másters que fueron y vinieron a Estados Unidos hasta que los músicos quedaron totalmente conformes.

El resultado se nota en la cara del productor Oscar Mediavilla, aquel rockero que transitó la década del ochenta junto al grupo La Torre, luego se convirtió en productor discográfico y actualmente es responsable artístico del sello Warner.

"En varias oportunidades que estuve grabando en los Estados Unidos muchos músicos me preguntaron por Salgán y por sus álbumes. Quedé en conseguirles los discos, pero nunca me hubiera imaginado que terminaría grabando al dúo. Los argentinos no les damos tanta importancia a músicos increíbles que viven a dos cuadras de tu casa. No sé adónde me llevará la música, pero esto va a quedar en mi vitrina imaginaria como una de las mejores cosas que pude hacer".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.