La búsqueda desesperada de Dory para hallarse a sí misma

Se estrena Search Party; hoy, a las 23, por TBS y con Alia Shawkat
Natalia Trzenko
(0)
13 de marzo de 2017  

La ex Arrested Development, en la piel de Dory, la protagonista
La ex Arrested Development, en la piel de Dory, la protagonista Crédito: TBS

Una de las primeras escenas de Search Party, la serie que hoy, a las 23, estrena TBS, muestra a un grupo de jóvenes neoyorquinos cumpliendo con su obligado ritual de los domingos: el brunch. En ese contexto rebosante de actitud hipster aparece Dory, la protagonista de la historia. Ella parece algo fuera de lugar, incómoda con las conversaciones que la rodean, hasta que revela lo que la preocupa. Por un cartel en la calle se enteró de que una compañera de facultad desapareció sin dejar rastro y de que su familia la busca con desesperación.

Las reacciones ante la noticia van del desconcierto y un raquítico interés por la suerte de la chica a una inmediata reacción de empatía y desconsuelo en las redes sociales. Insensibles, egocéntricos y vanidosos, los amigos y el novio de la protagonista no llegan a entender qué es lo que perturba tanto a Dory, que apenas conocía a Chantal, la mujer que ya no está. Sin embargo, por razones que ella sola conoce, al menos en principio, la abúlica Dory empieza a transformarse en una detective empeñada en resolver el misterio. Algo así como una "Columbo hipster", la describe Alia Shawkat, la actriz que la interpreta.

"Es un personaje muy diferente de todos los que hice antes, y especialmente alguien que no cree ser la persona más fuerte del mundo porque siempre se siente confundida y acepta que otros le digan qué tiene que hacer. Usualmente me convocan para hacer de mujeres que tienen las cosas más claras, que suelen ser líderes", explica en charla telefónica desde Los Ángeles la actriz que muchos conocieron como la precoz Maeby Fünke en la genial Arrested Development.

Claro que si aquella serie era una comedia, extraña pero comedia al final, Search Party apuesta a la mezcla de géneros. Y el resultado es asombroso. Diez episodios de media hora en los que el relato va desde situaciones cómicas desopilantes hasta momentos con aire de thriller y algo de drama. Trama que utiliza a los millennials como sus héroes y villanos, se ríe de ellos, los critica y al mismo tiempo demuestra lo trágica que puede ser su existencia en el espacio entre una foto de Instagram y la siguiente.

"Al principio, en el primer episodio, todas las personas que rodean a Dory, sus amigos, su novio y ex novio parecen seres humanos espantosos. Pero a medida que avanza el relato se revelan como seres humanos reales, con fortalezas y debilidades, y poco a poco empezamos a quererlos, a interesarnos por ellos. Se parece un poco a la vida real. Todos intentamos ser buenas personas, pero tenemos problemas, y cuando se trata de contar una historia de ficción se procura enfatizar esos dos aspectos, hacerlos más evidentes para que se entienda lo que querés contar", dice la actriz, que desde el principio del proyecto, cuando era un piloto grabado sin canal en mente y con el espíritu del cine independiente norteamericano, colaboró con la reescritura de los guiones.

A los 27 años, con casi dos décadas de experiencia en Hollywood y algo cansada de interpretar adolescentes repletas de opiniones o a la simpática mejor amiga de las protagonistas, Shawkat encontró en Search Party -creada por Sarah-Violet Bliss, Charles Rogers, Michael Showalter- el vehículo perfecto para pasar a otra etapa de su carrera y, de paso, contribuir a mejorar la siempre compleja relación entre la televisión industrial y los personajes femeninos.

"El hecho de contar una historia con una voz femenina contribuye a cambiar la costumbre tan arraigada de muchas series en las que aun hoy las mujeres aparecen sólo como un objeto de deseo del protagonista. Eso no sólo es un problema, sino que también resulta muy aburrido, especialmente para mujeres jóvenes e inteligentes que no se sienten reflejadas por esos personajes. Creo que la gente en general ya se está hartando de ese viejo recurso de guión. Me hace muy feliz ser parte del cambio, hacer un programa que muestra los desafíos de ser una mujer joven hoy en día y que no esté limitada ni definida por su relación amorosa", se entusiasma Shawkat, cuyo personaje demuestra estar tan perdido como esa conocida que busca.

"Dory no sabe quién es, más allá de la sospecha de que está deprimida y de que la investigación la transforma, demuestra que puede avanzar y ser un catalizador de su propia vida aunque los resultados de ese movimiento sean menos que óptimos. Todo lo que sucede la empuja a salir de su encierro mental, aun cuando no sepa lo que está haciendo en verdad. Los creadores son geniales para construir personajes y su punto de vista es que, básicamente, todas las personas apestan. Al mismo tiempo se ocupan de mostrarlos como seres humanos falibles que pueden empezar siendo horribles a primera vista, pero que son mucho más que eso. Y Dory, en algún punto, es la más espantosa de todos porque se cree mejor que los demás", concluye la actriz que ya está grabando la segunda temporada de Search Party, una comedia de misterio que es una de las ficciones más originales, divertidas e inteligentes de este año. Una serie lista para Instagram y sin necesidad de aplicarle filtro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.