Música, corazones rotos y un drama familiar: así arrancó la serie de Luis Miguel