En el limbo de los artistas

El irreverente José María Muscari reunió a diez figuras de la televisión, el cine, la radio y el teatro para que concreten el sueño que aún no pudieron cumplir
Horacio Alejandría
(0)
19 de febrero de 2013  

Puntuales, profesionales y con oficio adquirido. Son nombres que engalanaron marquesinas y fachadas teatrales, caras reconocidas del rico historial artístico nacional. Los avala ese espíritu que los transforma sobre el escenario y que mantienen intacto desde que dieron sus primeros pasos hasta ahora, que tienen carreras consagradas. Ellos están impresos en la memoria colectiva, que no sólo los admira sino que también los quiere.

La primera en llegar es Gogó Rojo, y casi enseguida lo hace Luisa Albinoni. Hay compromiso en todos y en cada uno. Van calentando motores, pasan, saludan, rumbo a camarines a una previa con prueba de vestuario y fotos. Con Edda Díaz, Hilda Bernard, Max Berliner, Ricardo Bauleo, Tito Mendoza, Nelly Prince, Erika Wallner y Pablo Rinaldi integran Póstumos (un show filosófico sobre la vida y la muerte), que se estrenará el jueves en el teatro Regio (Córdoba y Dorrego), con autoría y dirección de José María Muscari. Póstumos es show, varieté, canciones, sentimientos y sensaciones que reúnen a estas grandes figuras, de las cuales algunas aún no habían pisado jamás el Complejo Teatral Buenos Aires.

Llevan su nombre sobre el escenario. Una suerte de homenaje a Ethel Rojo resulta el hilo conductor del rol de Gogó Rojo cuando arriban al limbo donde un ángel guardián los recibe (Pablo Rinaldi, de reciente actuación en el Hamlet dirigido por Carlos Rivas y en El hijo , laureada en Uruguay como mejor espectáculo extranjero).

El término "póstumo" refiere para la Real Academia Española a lo que "sale a la luz después de la muerte del padre o autor". Y qué mejor que esa escenografía donde predomina el blanco para darle la luz al brillo de cada artista lujosamente ataviado para la ocasión.

¿No es esto acaso también el presente de las figuras del espectáculo? Los roles para quienes superaron los 40 años son muy escasos, no hay lugar para abuelos ni padres ni tíos que superen el medio siglo, las figuras mediáticas y sus escándalos de dudoso gusto los posicionan en los medios (en especial televisión, derivándolos al teatro). "Cuando hacía Crudo , dirigido por Mariela Asensio, ya empecé a idear Póstumos y pensé en estos actores que han formado parte de mi juventud", cuenta José María Muscari. "Son ricos artistas, admirados, respetables. Su aporte individual nos llevó a perfilar este hecho teatral alejado de la frivolidad."

Es hasta testimonial que estas figuras -algunas de ellas, orgullosamente en sus 80 y 90- tan queridas y reconocidas por el público pasen de la vida a la muerte con sueños pendientes sobre las tablas. "La idea es entretener, y para eso la emoción y la diversión tienen que estar presentes. Quise rendirles homenaje a su compromiso permanente en la labor artística, a su oficio y a su entrega. ¿Qué mejor que con ellos sobre el escenario desplegando su enorme capacidad?", afirma el director.

Y así Muscari descubre nuevas facetas de estos grandes. De Hilda dice que remarca su bondad infinita, en contraposición con las villanas que compuso; de la reina del café concert, Edda, explora su costado filosófico y la considera "grandiosa", y de su amiga Gogó aprovecha el legado de su hermana Ethel y de la revista porteña. De Érika rescata su distinción y su voz; de Ricardo, su mirada crítica y certera; de Luisa, la juventud eterna y el humor; de Tito, la gracia visceral, y con Max rinde "un homenaje a su propia vida, desde aquel teatro idish marginal a ser un ejemplo en los hechos antes que en las palabras".

"No debemos olvidar a nuestros artistas, siempre tienen algo más para dar. Necesitan de la oportunidad de demostrarlo. Es así de conmovedor", afirma contundente Muscari.

Los diez rostros queridos y admirados

Cada uno, con un sueño o un deseo a cuestas

ERIKA WALLNER

"Tengo una fuerte espiritualidad y aprendo mucho todo el tiempo. Miro siempre hacia delante como una forma concreta de asimilar y de crecer. Por ejemplo, todas las religiones son respetables porque de una manera u otra buscan identificarse con un ser superior en el camino del bien. Claro, también me pregunto por qué nos cuesta tanto ponerlo en práctica y no caer en tantos errores históricos de la humanidad. En Póstumos tenemos la fortuna de hacer algo nada convencional, con condimentos esenciales como la emoción, la diversión, el dolor y el brillo. Tenemos una hermosa posibilidad de integrarnos a partir de nuestros sueños artísticos, que no difieren de los del resto de la gente."

TITO MENDOZA

"Tiene mucho de curiosa nuestra profesión, por sus desniveles y el olvido después de tanta exposición. Siento que quien mejor lo definía fue ese gran maestro que se llamó Fidel Pintos cuando dijo «un día comés faisán, al otro las plumas». Para mí, éste es un desafío enorme y distinto porque tiene un estilo muy particular que reúne show, varieté, sonrisas, lágrimas, reflexión. Leí alguna vez que no hay hombre más feliz en la Tierra que aquel que encuentra su trabajo. Así lo vivo pese al subibaja que tiene porque no siempre te llaman, ni te recuerdan, o te encasillan en un género, una edad o un personaje. Yo quiero ser feliz en la Tierra, haciendo lo que me gusta."

PABLO RINALDI

"Después de tantos trabajos como actor es singular encarar esta obra donde, además de la satisfacción profesional, soy quien debe mantener cierto orden ante la llegada de estos nueve personajes tan particulares. Y que son tan reales porque forman parte de nuestra condición de espectadores de teatro, cine y televisión. Como también tengo un costado periodístico, está latente también esa faceta. Tener a Hilda, Gogó, Érika, Nelly, Luisa, Edda, Tito, Max y Ricardo en camarines y sobre el escenario es una invitación al placer de saberlos compañeros y poder ejercer esta hermosa tarea desde un limbo que todos imaginamos. Son colegas y compañeros con los que se puede compartir sueños."

EDDA DÍAZ

"A los 7 años, cuando mis compañeritos jugaban a las escondidas, a la pelota o a las muñecas, yo ya me hacía planteos que seguramente eran más posibles en chicos y chicas del doble de edad o más. Mis reflexiones se referían al antes y al después de esta etapa que llamamos vida. No tengo dudas de que uno y otro existen más allá de nuestro entendimiento. Por eso creo que no deberíamos ver esta etapa como principio y final de algo, sino como un enorme capítulo de todo un proceso cuyo análisis nos excede. Y Póstumos lo presenta filosofalmente integrando a artistas que tienen siempre algo más para dar. Aquí me podrás ver con mi vestido violeta intenso que es el que tiene que ver precisamente con la transmutación de las almas."

RICARDO BAULEO

"Me siento halagado por la convocatoria para participar en este show de emociones, en un lugar recuperado para la cultura como el Regio, donde ha cantado nada menos que Carlos Gardel. Creo que tengo muy claro el momento, no me ato a las mieles del éxito ni la repercusión mayor o menor de mis trabajos. Extraño, tal vez por ansioso, tener al público en la platea e iniciar ese ida y vuelta imprescindible para todo actor que necesita de la repercusión ante la platea. Hoy hay mucha figura mediática explotando el escándalo. En mi época de galán pasaban situaciones por noviazgos, casamientos o separaciones, aunque en la comparación parecían juegos de niños."

MAX BERLINER

"Mi idea es muy firme, necesitamos disfrutar y para eso hay que tener proyectos, proyectos, proyectos. Yo los tengo a los 93 y estimo que hasta los 100 tengo una agenda más o menos completa. Es curioso cómo una publicidad me puso de cara a la sociedad en los últimos tiempos. Será por eso que me oculto bajo un sombrero hasta en el subte. No me quejo. Lo puntualizo como el hecho de decirle al autor cosas que uno ha querido representar y qué él lo transforme en un espectáculo en el limbo de los artistas con todo lo que han querido brindar en algún instante. Insisto en esto: tener proyectos de todas las formas y colores, para mañana, la semana entrante, el mes que viene…"

HILDA BERNARD

"No me planteo la idea de la muerte ni de hablar sobre ella. Simplemente hay un cada día que vivo con sus satisfacciones y sus cansancios, sus dificultades cotidianas y sus alegrías. Creo que un sueño válido es volver a encontrarme con mis amigas Lydia Lamaison y María Rosa Gallo. Mientras tanto, tengo bastante con qué entretenerme con una profesión que marcó mi vida. No estoy del todo de acuerdo con el título de la obra, aunque encantada porque nos permite desarrollar sueños no cumplidos. Somos un elenco con mucha disciplina teatral, pero también con tantas mañas adquiridas que le damos trabajo al más pintado. Los únicos actores sin complicaciones son los chicos."

NELLY PRINCE

"En esto de pensar en la vida, la muerte, el más allá, la reencarnación, debo admitir que mi hija (Cristina Banegas) me ha definido de una manera fantástica: «Mamá, vos sos de acero inoxidable». Y creo que algo de eso debe ser cierto, ya que no me doy respiros y disfruto todo. Cuando no trabajo me voy a viajar. Estuve en la India, en China... Los orientales tienen una espiritualidad muy distinta de la de nosotros. Me enriquece conocer cada día un poco más. Para mí, todo pasa por la mente. Es allí donde se genera todo para que no tengamos un pasaje sin expectativas sin actividades ni sueños por cumplir. Esto me hace sentir muy bien porque es una propuesta distinta e inteligente."

LUISA ALBINONI

"Quiero remarcar lo maravilloso del vuelco que ha tenido mi carrera artística al venir del campo popular y televisivo al mundo teatral del San Martín. No es sencillo, pero se dio así y no quiero dejar de mencionarlo porque cada uno del elenco puede mostrar, precisamente, cualidades y condiciones que hicieron a su permanencia en el espectáculo. Aquí verán nuestros sueños hechos realidad, ese capítulo pendiente a través de canciones, poesías o coreografías. De alguna manera es también un reconocimiento a los artistas que perduran más allá de los altos y bajos de la profesión, que no dejan de serlo porque no los convoquen superada cierta edad: tienen ese fuego sagrado a flor de piel."

GOGÓ ROJO

"Creo fervientemente en que hay algo más después de la vida y que por eso es fundamental lo que hacemos en ésta para lo que vendrá luego. Seguro que reencarnamos, te lo firmo y reafirmo. No lo digo a propósito de Póstumos, que lo propone con tanta calidad, sino de experiencias vividas conociendo en persona o a través de lecturas a gente muy rica desde lo espiritual. Además, recuerdo que no fue una sino en varias oportunidades en las que, mientras vivía en España, llegaba a un lugar aparentemente por primera vez; sin embargo, sabía, conocía, presentía que ya había estado antes. Durante la obra estoy en una búsqueda permanente de mi hermana Ethel por ese reencuentro necesario."

Póstumos

Dirigida por José M. Muscari

Teatro Regio Córdoba 6056.

Funciones de jueves a sábados, a las 20.30; domingos, a las 19.30.

Entradas $ 60 ($ 35 los jueves).

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.