Agamenón: magnífica versión de un clásico sobre el poder

Carlos Pacheco
(0)
11 de octubre de 2019  

Agamenón

Nuestra opinión: muy buena

Adaptación: Ingrid Pelicori. Intérpretes: Ingrid Pelicori y Osmar Núñez. Realización audiovisual: Pauli Coton. Iluminación: Soledad Ianni. Vestuario y máscaras: Paula Molina. Música: Silvia Jedwabny. Asistencia de dirección: Mauro Pérez. Dirección: Manuel Iedvabni, Pablo Flores Maini. Sala: La Comedia. Funciones: lunes, a las 20.30. Duración. 80 minutos

Producto de una investigación que demandó dos años de trabajo, Agamenón, la primera de las obras que integra la trilogía de Esquilo conocida como La Orestíada (fechada en 458 a.C.), asoma como una rareza muy atractiva dentro de la cartelera teatral porteña.

Recuperar un clásico griego a través de una adaptación como la de Ingrid Pelicori, de extrema transparencia, que mantiene intactos los valores del original, es realmente una proeza que este equipo de trabajo concreta con magníficos resultados.

Agamenón propone un repaso por múltiples cuestiones relacionadas con el poder y a través de personajes como Clitemnestra, Agamenón, Casandra, Egisto y el Coro sigue hablando de temas que importan también en nuestra realidad. El poder y sus multifacéticos caras para enfrentar los cambios sociales; la guerra y sus secuelas; las venganzas, el apasionamiento por destruir aquello que imposibilita construir lo esperado, la defensa de un Estado que solo puede sostenerse con impunidad y, detrás de eso, un pueblo que reclama y no es escuchado.

Los directores Manuel Iedvabni y Pablo Flores Maini realizan una profunda investigación no solo sobre el texto original y su traslado al mundo actual, sino que logran aportarle a su puesta en escena una elocuencia verdaderamente inquietante. Pauli Coton propone una realización audiovisual que permite ver al Coro interactuando con los protagonistas de la tragedia de forma muy significativa. Seres multiplicados que potencian la acción, le aportan vitalidad y reflexiones certeras sobre esa historia provocadora, acuciante y que aún sigue generando conmoción.

En lo actoral, Ingrid Pelicori (Clitemnestra, Casandra, Coro) y Osmar Núñez (Agamenón, Egisto, Vigía, Mensajero, Coro) desarrollan unas composiciones que no solo se destacan por su hondura sino por su capacidad de adaptación a cada momento que exige la tragedia. Con notable convicción logran que sus cuerpos y sus voces lleguen a transformarse continuamente para revelar en su verdadera identidad a cada uno de los personajes. Exponen con mucha integridad a esos seres de complejas conductas.

Agamenón resulta una investigación muy rigurosa donde además no se deja de lado cierta teatralidad antigua. Por el contrario, con mucho refinamiento se la cruza con elementos técnicos contemporáneos en una muy ajustada conjunción.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.