No quiero morir desnudo: hermosa mirada sobre la vejez

Mónica Berman
(0)
8 de febrero de 2019  

Libro: Jorge Onofri, César Brie / Dirección: César Brie / Elenco: Jorge Onofri, Silvina Vega, Liliana Godoy, Dardo Sánchez / Asistencia de dirección: Sebastián Fanello / Sonido e iluminación: Humberto Reynoso / Sala: Centro Cultural de la Cooperación / Funciones: domingos 17 y 24 y viernes 15 y 22, a las 20.30; y sábados 16 y 23, a las 21.30 / Nuestra opinión: excelente

El grupo rionegrino Atacados por el Arte llega a Buenos Aires con su última producción: una joya de teatro de títeres para adultos. No quiero morir desnudo tematiza los momentos finales (no todos los momentos duran lo mismo) de cuatro viejos en un geriátrico. Cada uno con su impronta, con el gesto que lo hace reconocible, con su marca de origen llevada hasta el final (o con su huella profundizada por los años). La materia parece haber envejecido, haberse llenado de arrugas, adquirido un tono gris y agrietado por los años.

La propuesta rompe de manera doble las expectativas, por un lado, lejos de romantizar la vejez plantea cuestiones inesperadas, duras, humorísticas, irónicas, los diálogos circulan por sitios poco previsibles, pero además quiebra la expectativa de la manipulación y se convierte en una propuesta que funciona a través de desplazamientos constantes.

En poco más de una hora, la vida, la enfermedad, las creencias, los abusos, los cuidados, los descuidos, la nostalgia, los miedos, la desidia... y sigue la lista, dicen "presente" en la escena, se acuestan en una cama, se ocultan debajo de una sábana, se hacen líquido en un suero. Pero también vuelan, bailan, relatan, susurran y respiran. La recurrencia a lo metateatral abre una puerta a la distancia y deja entrar el alivio que conforta.

Cama de hospital manipulada, cunas de recién nacidos, transformación de cuna en tumba: una mirada lúdica y profundamente estetizada, con cuatro maravillosos artistas en escena hacen de esta belleza infinita un camino de ida.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.