Un grupo de dramaturgas le pone sonido al Botánico porteño

El grupo de talentosas dramaturgas
El grupo de talentosas dramaturgas Crédito: Luis Sens
Sororidad y poesía en Jardín sonoro, un site-specific inusual que necesita de la tecnología de los celulares
Julia Montesoro
(0)
9 de marzo de 2019  

A partir de hoy y durante todo marzo, el Jardín Botánico se transformará en escenario de una novedosa propuesta en la que convergen -y se fusionan- el teatro y el universo digital. Se trata de la experiencia site-specific Jardín sonoro; y para disfrutarla, bastará con descargar la aplicación móvil homónima, que permite recorrer el emblemático jardín diseñado por Carlos Thays y escuchar seis obras breves vinculadas con la naturaleza, creadas especialmente para el ciclo por dramaturgas de nuestro país.

Plantas, de Laura Paredes, también intérprete de la pieza; Mi corazón sos vos, de Las Nubes (el dúo performático de Rita Pauls y Vivi Tellas); Antes, de Giuliana Kiersz, interpretada por Gabriela Bejerman; Mi naturaleza, de Paula Marull, a cargo de Gloria Carrá (incluye una canción cantada por la actriz y Jano Seitún); Mechones, de Laura Santos, interpretada por Mariana Chaud, a su vez autora de No dominarás, que interpreta con Laura Santos, conforman el programa que se podrá escuchar durante la recorrida por el Botánico, previa descarga de la aplicación, disponible tanto en Apple como en Android.

Las obras fueron pensadas a partir de un mismo disparador. "Les pedimos a las dramaturgas que escribieran textos breves, de uno o dos personajes, que -de algún modo- estuvieran atravesados por la naturaleza. Nos interesaba que hubiera un punto en común que aunara las obras, y que además fuera lo suficientemente amplio como para no ser restrictivo con la poética propia de cada artista, que pudieran indagar libremente en la polisemia propia del concepto naturaleza", describe Aliana Álvarez Pacheco, directora artística del proyecto, en el que cada dramaturga se apropió del disparador y le dio su impronta personal. Así, según ejemplifica la responsable artística de Jardín sonoro, "en la obra de Laura Santos, el elemento naturaleza toma la forma de un viaje por un espacio desértico, poblado de animales salvajes y de reencuentro con su pasado familiar"; mientras que en la pieza de Paula Marull "el concepto de naturaleza cobra el cariz de pensar la naturaleza propia de la protagonista, desde un lugar identitario como mujer y madre". Un corpus de obras "absolutamente heterogéneas", añade Álvarez Pacheco, que también las considera "una pequeña selección del amplio panorama que abarca la dramaturgia contemporánea hecha por mujeres".

Desde su génesis misma el proyecto tuvo como idea rectora el trabajo con mujeres dramaturgas de la escena local. "Fue a partir de ahí que elegimos marzo como fecha de estreno, pensando en el mes de la mujer. En mi caso particular soy consciente de que en la escena local las dramaturgas raramente llegan a ocupar un espacio central en escenarios oficiales, por más que la mayoría sean aclamadas en el off. Por eso me parecía interesante poner el foco en dar visibilidad a lo que está sucediendo en la que está hecha por mujeres de distintas edades y estilos, y compartir con nuevos públicos las diferentes visiones que cada una tiene de la escritura y del teatro en sí", puntualiza Aliana Álvarez Pacheco, al tiempo que destaca "el interés por repensar las fronteras de la teatralidad y cómo correr ese límite para generar nuevas experiencias que modificarán al espectador y a la obra", como uno de los factores que dieron nacimiento a la propuesta que se desarrollará en el Botánico.

"En este punto Florencia Lavalle, con quien ideamos originalmente el proyecto, había investigado sobre la existencia de los beacons, dispositivos tecnológicos de proximidad que estaban siendo utilizados en museos del mundo para amplificar las experiencias de recorridos de arte utilizando el celular", señala la directora artística. El Jardín Botánico, agrega, resultó por otro lado "un espacio fértil para dar lugar a una temporalidad distinta y que los paseantes pudieran hacer una pausa y destinar diez minutos de su día a escuchar una obra de teatro breve, apropiándose del espacio público de un modo diferente".

Solo se necesita un celular y auriculares, activar el bluetooth, y disponerse a pasear por esta suerte de escenario virtual, buscando los puntos de escucha marcados en diferentes lugares, donde se van activando cada una de las obras sonoras de esta actividad libre y gratuita. Y si bien esos puntos de escucha dentro del Botánico fueron seleccionados previamente y están identificados en un mapa, cada uno arma su propia hoja de ruta para vivir esta experiencia 2.0. Es que Jardín sonoro fue concebido pensado en un espectador activo que, a diferencia de quien asiste a una sala tradicional y se sienta a ver una obra por un período de tiempo determinado, sea el encargado de armar su propio mapa de ficciones en el orden que desee. "Por eso el recorrido final quedará librado a la decisión de cada espectador, que podrá escuchar una obra un día y volver en otro momento, o las seis obras en una misma jornada en el orden que desee", concluye la directora.

Jardín Sonoro.

Del 9 al 31 de marzo.

Jardín Botánico Carlos Thays, Santa Fe 3951.

De martes a viernes, de 8 a 18.45; sábados, domingos y feriados de 9.30 a 18.45. Entrada libre y gratuita.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.