Argentina, tierra de amor y venganza: Bruno y Lucía tienen un encuentro con desenlace inesperado

Lucía una vez más se acerca a Bruno
Lucía una vez más se acerca a Bruno Fuente: Archivo
(0)
19 de septiembre de 2019  • 23:39

Luego de descompensarse, y a pesar de mostrar una mejoría, Serafina ( Julia Calvo) murió en brazos de sus hijos, Aldo ( Gonzalo Heredia), Francesca ( Malena Sánchez) y Ana ( Candela Vetrano). De ese modo, el último episodio de Argentina, tierra de amor y venganza, hizo foco en una de las mayores tragedias que se vieron a lo largo de su historia.

Abatidos por la muerte de la mujer, las hermanas Morel junto a Aldo, no pueden evitar comenzar una dolorosa discusión dentro del conventillo. Él se siente culpable, asegura que nunca atendieron las necesidades de su madre, mientras ella corría de un lado al otro procurando el bienestar de todos. Francesca y Ana lloran sin consuelo, mientras Aldo sigue atormentando, pero Raquel ( María Eugenia Suárez) les pide calma, les recuerda que todos querían a Fina y que no deben pelear entre ellos.

Luego llega el momento del velorio, y allí la situación solo aumenta en tensión. Mientras todos lloran la muerte de Serafina, hace su aparición Torcuato ( Benjamín Vicuña) junto a Alicia ( Mercedes Funes). Ante la perturbada mirada de los protagonistas, los hermanos avanzan a paso firme y anuncian que están allí para presentar sus respetos. Francesca les grita que allí no son bienvenidos, pero Aldo, que debe guardar las apariencias, le pie a ella y a Ana que toleren la situación. Pero ellas no pueden, y vuelven a exclamar que no quieren allí al villano.

El funeral de Serafina tiene a todos muy conmovidos, y principalmente a Lowenstein ( Gastón Cocchiarale). El hombre se descompone de la culpa, sabe que guarda el mayor de los secretos y es que Isaac es en realidad el hijo de Ana. Atormentado por eso, se encierra en el baño a vomitar, y allí va Córdoba ( Diego Domínguez). El español se preocupa por su amigo, hasta que logra sonsacarle la verdad. Córdoba se sorprende ante esa revelación, pero le pide a Lowenstein que no diga nada durante ese funeral, que pronto llegará el momento indicado.

Y sobre el final del episodio, se produce otro encuentro entre Bruno ( Albert Baró) y Lucía ( Delfina Chaves). El español va a la mansión de la joven invitado por su madre, y allí una vez más la ex pareja muestra sus diferencias. Lucía le pregunta si se casó, y el confiesa: "Francesca es quien me acompañó durante todo este tiempo, me sostuvo y no dudó de mí". Y cuando están por despedirse enemistados, Bruno descubre que Juan de Marzo, el misterioso periodista que está desnudando las maniobras de Torcuato en los medios, es en realidad Lucía. Eso inesperadamente los acerca, y ella se sincera reconociendo que no confía en absoluto en su marido. Una vez más, Bruno y Lucía están cerca de hacer causa común contra el malvado Ferreyra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.