Heston y Fox, seguir pese a las dificultades