srcset

Bienestar

A los 50 años dejó un puesto gerencial para vivir en un barco

Verónica De Martini
(0)
4 de junio de 2019  • 00:56

Silvina Reyes pasó su vida armando una gran carrera profesional en grandes empresas y los últimos doce años los pasó como Directora Comercial en una importante empresa de correo postal. Pero hace tres años que algo le hacía ruido, sentía que su rutina le manejaba la vida y no podía escapar de ella: se levantaba apurada, un té rápido, llevar a los hijos al colegio y pasar el día entre reuniones, clientes, eventos, mucho estrés para volver al final del día agotada a ver a sus hijos un rato y acostarse en su cama sin haber tenido siquiera la oportunidad de desenchufarse un rato.

Pero en el 2016 fue el punto de inflexión y dio un giro radical en su vida: decidió buscar una mejor calidad de vida para ella y su familia. Para eso decidió irse a vivir a bordo de un velero en una isla paradisíaca en Angra dos Reis, Brasil. El tema ahora era, ¿Cómo generar ingresos? Llegó el momento de emprender.

El comienzo de un emprendimiento

Su marido, Jorge Gonzales, es navegante de toda la vida. Entonces entre la experiencia marinera de él y la experiencia en el mundo corporativo de ella, le dieron vida a Hostand Boat, "una plataforma global que vincula a viajeros en busca de una experiencia diferente, con capitanes de barcos que ofrecen sus servicios en distintos lugares del planeta", explica Jorge.

Para Silvina el levantarse rodeada de aguas turquesas, con peces de colores, desayunar viendo el paisaje y nadar un rato fue sanador para su cabeza, su cuerpo, y su espíritu.

Su hija de 11 años asiste al colegio en Brasil y también a la Escuela Argentina a Distancia, "poder ser la maestra de mi hija y disfrutarla, jugar con ella y verla crecer feliz en medio de un entorno natural y de vida saludable no tiene precio", asegura Silvina.

Pero el comienzo de vida a bordo no es de un día para el otro. El matrimonio cuenta que tuvieron que reaprender muchas cosas y se volvieron más ecologistas y sustentables. En cierta forma tuvieron que amigarse con la naturaleza, redescubrirla, "es como sacudirte un montón de malas costumbres que tenemos en las grandes ciudades", dicen.

En el 2017 navegaron en su velero durante cuatro meses desde Atenas a Río de Janeiro parando en 35 puertos de 10 países, en cada uno aprovechaban para seguir trabajando y sumar nuevos barcos a la plataforma online.

"Cada puerto es un descubrimiento. Nuevos lugares, lenguas, comidas, arte, gente, museos y a su vez es la posibilidad de seguir sumando nuevas experiencias en barcos", comenzaron con 12 y ya tienen más de 245 destinos del mundo.

Silvina está por cumplir 50 años, para nada se arrepiente del cambio de rumbo que hizo en su vida, "hay que soltar amarras y buscar nuevos rumbos. Emprender puede ser duro pero vale la pena. En mi caso la idea fue crear, junto a mi esposo, una plataforma digital que le permita a cualquier persona hacer por unos días justamente lo que yo vengo haciendo hace tres años y me cambió la vida. Vivir a bordo de un velero y tener un punto de vista privilegiado para disfrutar los paraísos desde el mar", afirma Silvina, quien descubrió en el mar y la naturaleza un nuevo bienestar para su vida.

Compartí tu experiencia

Si viviste alguna experiencia que mejoró tu bienestar y calidad de vida (puede ser médica, alimenticia, deportiva, un viaje, sentimental, profesional o de otra índole), y querés compartirla en esta columna, escribí a bienestarlanacion@gmail.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.