Abre tu mente

Videojuegos, animaciones, nuevas tecnologías, fans filósofos y una infinidad de películas que copiaron sus peleas coreográficas. El fenómeno matrix creó un universo único alrededor del film desde que se estrenó, en 1999. Ahora, con la llegada de la segunda parte (el jueves próximo) se abre un nuevo capítulo. ¿estás preparado?
Fabiana Scherer
(0)
16 de mayo de 2003  

Neo, ¿alguna vez has tenido un sueño del que estabas seguro que fuera real? ¿Qué tal si no pudieras despertar de ese sueño? ¿Cómo sabrías la diferencia entre el mundo de los sueños y el mundo real?

Cuatro años pasaron de aquellas preguntas y de esas otras respuestas que nos mostraban las puertas de un mundo real y de uno virtual, con un trasfondo de ciencia ficción que sólo servía de metáfora a una búsqueda más filosófica titulada Matrix y que cambiaría para siempre la forma de ver y hacer cine.

Hoy podemos hablar del Mundo Matrix, del fenómeno que los hermanos Larry (37) y Andy (35) Wachowski impusieron en 1999 y que decidieron dominar por completo cuando en un pequeño cuaderno Larry planificó las dos películas siguientes ( Matrix Recargado y Matrix Revoluciones ), la página web pionera ( www.thematrix.com ) y una serie de proyectos colaterales que ampliarían ese universo, incluyendo Enter the Matrix , el primer videojuego y Animatrix , una serie de nueve cortos innovadores que se editarán mundialmente en junio (ver aparte).

Para Matrix el 2003 ha llegado y con él la mayor meta de los Wachowski: reinventar, con Recargado (que se estrenó ayer en los Estados Unidos y el próximo jueves, entre nosotros) y Revoluciones (que llegará a los cines en noviembre de este año) nuevamente al género que ellos mismos reinventaron, como la ya famosa, e imitada hasta el hartazgo, tecnología de bullet time (tiempo bala), en la que la cámara aparenta girar rápidamente 360 grados alrededor de la escena central. Pero vayamos por partes, porque Matrix y tal como lo explica el maestro luchador Yuen Wo Ping, el coreógrafo de las innovadoras secuencias en Matrix y El tigre y el dragón , ofrece una especie de retroalimentación con la cultura oriental devenida del manga y del animé. De hecho, de este último se tomó el concepto de tiempo bala, el mismo que pasó a convertirse en un recurso clásico en publicidades, videojuegos y en el cine de acción, como en varias de las coreografías de Los Angeles de Charlie , parodiada por la princesa Fiona en Shrek y hasta utilizada por la Fox Network en el Superbowl 2002 para mostrar jugadas desde diferentes ángulos.

"Los Wachowski pertenecen a la cultura de los cómics y a la animación japonesa, recreada con actores vivos para la primera película -describe John Gaeta, el director de efectos visuales-. Matrix es como las japonesas animadas Ghost in the Shell o Akira , sólo que en una verdadera presentación fílmica del animé."

No sólo la tecnología y las coreografías hicieron un universo de Matrix, los interrogantes planteados en la intersección de la filosofía, mitología, religión y matemática, las ilustraciones hiperdinámicas del autor de cómics Geof Darrow, la ficción ciberpunk de William Gibson y los pensamientos de Philip K. Dick y Lewis Carroll transformaron el relato de los Wachowski en una historia épica.

De esta aparente síntesis filosófica y tecnología cinematográfica se han inspirado varios estudios, incluyendo The Philosphy of the Matrix , editado por William Irwin y numerosos cursos universitarios que tratan temas que van desde la filosofía hasta la ciencia ficción, la comunicación mediada por computadoras, la religión y la cultura contemporánea. Es que Matrix no es otra cosa que un enorme interrogante sin respuesta formal.

Atravesando fronteras

"¿Por qué me duelen los ojos?", preguntaba Neo minutos después de despertarse. "Porque nunca los has usado", era la contundente y reveladora respuesta de Morpheus.

Sólo en los Estados Unidos Matrix recaudó 171 millones de dólares y 209 millones de dólares a nivel mundial antes de convertirse en el primer DVD que vendiera un millón de copias e intentara saciar la sed de miles de fans repartidos en el mundo en busca de significados minuciosos. Lo mismo sucedió con su página web ( www.thematrix.com ), que en las primeras 72 horas del lanzamiento del avance de Matrix Recargado , el 15 de mayo de 2002, fue visitada por más de dos millones de usuarios, rompiendo así los récords previamente establecidos por Harry Potter y El señor de los anillos . Pronto el site se convirtió en una fuente de primera mano para la comunidad in crescendo y la plataforma de lanzamiento de todo lo salido de la mente de los hermanos Larry y Andy.

En pos de los grandes interrogantes que sobreviven alrededor de este universo, poco se sabe de los hermanos. El mismo equipo se refiere a ellos como dos partes de un entero: Larry se dedicaba a la filosofía y Andy a la ciencia ficción. Su primera película, Bound , un film noire con Gina Gershon, Jennifer Tilly y Joe Pantoliano, la hicieron para demostrar su capacidad ante la Warner Bros, luego de presentar una petición para filmar Matrix , al que ellos ya la habían concebido originalmente como una trilogía. El productor Joel Silver, que fue nombrado su vocero oficial, los califica como narradores de cuentos innatos, que ascendieron en lo suyo a través de los cómics y se distinguieron como dos visionarios que fueron capaces de crear un universo profundo y único.

Una cuestión de estilo

Uno no conoce verdaderamente a alguien hasta no luchar con él. Las coreografías de peleas orquestadas por Yuen Wo Ping, conocidas como peleas relámpago, han sido invaluables y han dotado a Matrix de una narrativa visual única, que por años los Wachowski mamaron de las películas de acción de Hong Kong. "Nos propusimos introducir el estilo y la gracia de aquellas luchas", confesaron a dúo y se diferenciaron por completo del estilo occidental. El empleo de alambres (un recurso clásico en las peleas hongkonesas) se transformó en un sello, capaz de combinar los elementos de las películas de kung fu, con escenas que recuerdan a los viejos western. "Es como manejar marionetas -dispara Wo Ping-, pero empleando gente viva." El desafío esta vez pasó por integrar una variedad de elementos en sus peleas para aumentar su intensidad, lo que las hace fascinantes de ver. "En la secuencia inicial de Recargado improvisé usando cascos como una especie de arma -adelanta el maestro-. También diseñé una patada extremadamente rápida y poderosa para Trinity (Carrie-Anne Moss), que llamamos Escorpión. La entrené más de seis meses sólo para realizar esa patada. Uno de los nuevos componentes agregado a Morpheus (Laurence Fishburne) fue una espada samurai. El concepto de todas las escenas de pelea es orginado por los hermanos, yo las baso en sus ideas."

Cine sin límites

Neo observa detenidamente los pliegues de la cortina codificada de la matriz, sintiendo que hay algo oculto apenas más allá de lo que se puede ver. Como sucediera con tiempo bala en la primera película, cinematografía virtual se incorporará fácilmente dentro del vocabulario una vez que los nuevos capítulos de la trilogía se den a conocer. Las secuencias de Recargado y Revoluciones obligaron al equipo a hacerlo de forma tal que no pudieran volver a copiarlos, lo que los llevó a usar una tecnología que aún no existía. Cinematografía virtual esfuma la delgada línea que divide lo que es real de lo que fue creado por computadora y la clave reside en basar cada imagen digital en una verdadera. Aquellos que estén mirando la película estarán inmersos dentro de un mundo donde la diferencia entre lo real y lo que no es real es virtualmente imperceptible: una lucha de kung-fu (Neo contra 100 agentes Smith al mismo tiempo), Neo volando a una gran velocidad sobre la megaciudad del Matrix, y una escena de catorce minutos a pura adrenalina que combina batallas de artes marciales y una persecución que reiventará el género del cine de acción.

¿Y si esta guerra pudiese terminar mañana? ¿No vale la pena luchar por eso? ¿No vale la pena morir por eso?

Una nueva ventana se abrirá hacia el camino de la liberación. Matrix ha sido decodificado. La nueva aventura recién comienza.

Animatrix, mito y leyenda

  • Sumergirse y explorar en el extenso universo de Matrix , esa es la propuesta de los hermanos Wachowski, que no dejaron nada librado al azar y como bien dice su vocero, el productor Joel Silver, "el mundo que han creado es tan rico que han elegido contar estas historias interconectadas en diversos medios".
  • De esta búsqueda surge Animatrix, la serie animada de nueve capítulos (que AVH lanzará el 4 de junio en VHS y DVD para la venta directa) y que lleva a los fanáticos más allá de lo ya visto, presentándoles nuevos personajes y escenarios que profundizan la mitología de la trilogía y amplían sus experiencias cinematográficas. Cuatro de los nueve animés fueron escritos por los Wachowski; el resto contó con la aprobación de los guiones y de los diseños.

    El que abrió el juego fue The Final Flight of the Osiris , el corto dirigido por Andy Jones que acompaña cada función de El cazador de sueños , de Lawrence Kasdan (actualmente en cartel) y que muestra el próximo nivel de imágenes fotorrealistas creada por los realizadores de Final Fantasy . Este trabajo de nueve minutos no sólo sirve de preludio a Matrix Recargado , sino que a su vez impacta directamente en la historia contada en el videojuego Enter The Matrix , que a su vez desencadena en Recargado . En Internet a través de su página oficial ( www.theanimatrix.com ) se pueden calmar ansiedades y bajar en forma gratuita los cortos The Second Renaissance (primera y segunda parte), dirigidos por Mahiro Maeda; Program , de Yoshiaki Kawajiri, y Detective Story , una exquisita mezcla de film noir con animé escrito y dirigido por Shinichiro Watanabe.

    La matriz es mucho más que un juego

  • Hacer un videojuego basado en una película no le pareció muy tentador a Dave Perry, presidente de Shiny Entertainment, cuando los hermanos Wachowski le propusieron desarrollarlo, a principios de 1999. Ya se habían creado varios juegos con la misma idea, todos ellos con pobrísimo resultado. Claro que, hasta entonces, Perry conocía sólo un story-board del film; The Matrix aún no se había estrenado. Pocos meses después, cuando fue al cine a ver de qué se trataba, entendió que había cometido el peor error de su vida, según admitió tiempo más tarde. Pero le dieron otra oportunidad y ese mismo año comenzó a esbozar la programación de Enter The Matrix , el videogame que se lanzó ayer junto con el estreno mundial del segundo film de la saga.
  • Escrito y supervisado por Andy y Larry, el juego coincide con los acontecimientos de Matrix: Recargado y está protagonizado por dos personajes secundarios de la película. En el videojuego se pueden seguir los pasos de Niobe, que es la capitana de la nave más veloz de la flota rebelde, o encarnar a Ghost, un auténtico guerrero espiritual. Las dos opciones llevan a experiencias muy distintas.

    El guión del juego es independiente al de la película, pero aparecen elementos, escenarios y situaciones que se entrecruzan. También hay varios guiños, como una llave que pasa inadvertida en el film pero es un elemento clave en uno de los niveles del software. Los combates pueden ser cuerpo a cuerpo o desde vehículos a toda velocidad. Conversar con los personajes, ingresar en el modo "hacker" -para hacer cambios en el "engine" (motor) del programa- y practicar en el Dojo de entrenamiento son algunas de las perlitas. Toda la magia de Matrix está, además, en el uso del sistema Bullet time : basta presionar un botón para pasar a este "modo", donde las balas avanzan en cámara lenta y los personajes pueden desplegar su máximo nivel de acrobacia. La gran calidad de las animaciones se logró mediante unas 4000 capturas de movimientos reales que fueron supervisadas por Yuen Wo-Ping.

    Los niveles del juego se entremezclan con imágenes cinematográficas, dirigidas personalmente por los hermanos Wachowski y filmadas en 35 milímetros, con los actores originales y los mismos sets de la película. En total, el software incluye 75 minutos de video. Debido a la gran cantidad de material, el juego se comercializa en siete CD y es, en el mundillo de los videogames, uno de los proyectos más caros de la historia; Enter The Matrix costó 15 millones de dólares.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.