srcset

Amor vago. Vivir cerca, clave para conseguir citas

(0)
11 de junio de 2019  • 15:01

Que no tenga un pasado complicado, que sea educado/a y fundamentalmente que viva cerca de casa. Los seres humanos tendemos a idealizar a la hora del amor, aunque algunas de nuestras exigencias tienen sentido: en un mundo donde la oferta sentimental se ha multiplicado por mil, y donde la fidelidad ya no es un valor, las distancias, tarde o temprano, alejan...

Esa es una de las principales revelaciones surgidas de la encuesta realizada por una aplicación de citas sobre el comportamiento y hábitos de los argentinos que buscan pareja en las redes sociales. Con la intención de saber cómo sigue un vínculo fuera de la plataforma (sabemos que la mayoría de las veces la cosa no pasa de una primera cita, o peor, todo muere en el crush), el sondeo tomó datos específicos sobre el uso de la app. Así, el 35% de los usuarios dijo preferir que el otro "dé el primer paso" para asegurarse de que haya onda, el 55% aseguró tener un segundo encuentro; y dentro de ése 55%, el 32% declaró que el contacto post primera vez sucede via mensajería privada, dos días después de haberse conocido. Respecto de la geografía, nada menos que el 68% considera importante que la potencial pareja viva a no más 7 kilómetros de distancia. Si trasladamos ese número al escenario porteño sería algo así como vivir en Villa Crespo y hacer match con alguien de Saavedra (27 minutos de viaje en un día normal, sin paros ni cortes de calle), situación ya no tan ideal, incluso para quienes cuentan con movilidad propia. De hecho, sé de candidatos que se esfumaron por considerar que Colegiales queda "lejos" de Barrio Norte.

La literatura romántica universal ha dado ejemplos magistrales de cómo mantener la llama prendida cuando uno de los enamorados reside en otra ciudad, u otro país. Mucho antes del chat, el sexting, la realidad virtual y los robots, la palabra escrita y el teléfono de línea eran las únicas herramientas con que contaban para sostener el interés erótico hasta el próximo encuentro, pues la tentación es grande cuando no hay contacto físico frecuente. Pero en este siglo el problema de la distancia ya no reside en la comunicación, sino en el tráfico de las grandes ciudades: estar separados por una hora de viaje atenta contra la espontaneidad y la frecuencia. Planificar depende de factores más poderosos que el deseo, como lo son el estrés y el cansancio. No obstante, los terapeutas insisten en que la lejanía fortalece la conexión entre dos personas, ya que éstas deben esforzarse por conocerse mejor.

Entre otros datos relevantes de la encuesta, el 78% de los usuarios dice ser graduado universitario, y el 45% tiene hijos. Los milennials están en otra sintonía: solo el 12% utiliza con frecuencia las aplicaciones ya que prefieren conectar por Instagram y Snapchat. "Este segmento se mueve de otro modo en el mundo digital. Quizá todo el proceso de 'tener una cita' les parezca demasiado formal, y aún no está en sus planes establecer una relación a largo plazo" confirma Federico Volinsky, CEO del sitio.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.