Banana. El mito de que engorda y consejos para usarla en recetas

Es una de las frutas más prácticas y versátiles que podemos conseguir.
Es una de las frutas más prácticas y versátiles que podemos conseguir. Fuente: Archivo
Natalia Kiako
(0)
27 de marzo de 2020  

Mitología bananera

En los 80 y 90, el discurso de muchos dietólogos y de algunos medios colocó la banana en un lugar demoníaco: calórica, llena de hidratos de carbono y de azúcares. Mucha "siensia" para convencernos de que la banana engorda.

Desde acá nos negamos a contar las calorías en este o en cualquier alimento, pero convengamos que hay poca verdad en todo eso. Una banana no tiene un poder energético desmesurado, mucho menos si la comparamos con un alfajor. Y las calorías no son el principal rasgo de ninguna comida (aun si nos importan la salud o la grasa corporal).

Comprobado

En vez de tenerle miedo a la energía que brinda, sepamos que aporta mucho potasio, ácido fólico, magnesio y fibra. Su dulzura proviene de azúcares naturales que, al ser consumidos como parte de una fruta, nos hacen bien: son procesados por el cuerpo de un modo muy diferente al de los azúcares libres, que agregamos a la comida... o nos vienen agregados a ella de manera desmesurada con mucha frecuencia.

Reservemos nuestros pánicos para cosas bravas como un tsunami, una maceta en la cabeza o llegar a fin de mes. Tenerle miedo a la banana ya fue.

¿Probaste cocinarla?

No hay cosa más pragmática que incluirla en la vida cotidiana: además de rica y saludable, viene en el packaging natural más práctico del mundo. Ahora bien, si queremos pensar otras formas de comer banana, como por ejemplo cocinar con ella, las posibilidades son infinitas.

Vamos a obviar escenas clásicas, como incorporar rodajas en desayunos, yogures, postres, o simplemente maridarla con dulce de leche en ese dúo dinámico que merece aplausos sin vueltas. Lo más simple que podríamos imaginar como escalón siguiente es pasarlas un ratito por la sartén con manteca, ghee, aceite de coco o de oliva (sí, oliva), y caramelizarlas suavemente. Estamos logrando la base de un postre otoñal con cero habilidades y escasos minutos: un poco de helado, un yogur o una granola, y estamos listos para festejar.

Poder de unión

Cocinar con bananas es muy fácil y tiene muchas virtudes: seguramente esperan que mencionemos la menor cantidad de azúcar que requiere cualquier plato gracias a su dulzor, y es cierto. Pero más interesante y menos conocida es su capacidad de ligar las preparaciones casi como si fuera huevo. Por eso, podemos lograr budines veganos perfectos o panqueques sin depender de otros ingredientes. Les dejo un botón de muestra y una calurosa despedida bananera.

Recetario Kiako: Budín de banana (Banana bread)

Un budín delicioso en menos de una hora de cocción.
Un budín delicioso en menos de una hora de cocción. Fuente: Archivo

Ingredientes

  • 3 (si son muy grandes) o 4 (si son maduras) Cuanto más maduras, mejor
  • 1 huevo (o para una versión vegana, su equivalente en chilinaza)
  • 1/3 de taza de aceite (80 ml)
  • 1/3 de taza de azúcar mascabo (65 g) o su equivalente en miel o stevia
  • 1/3 de taza de miel (o su reemplazo en otro endulzante, incluido el azúcar)
  • 1 y 1/3 taza de harina integral o harina de arroz (180 g)
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de nuez moscada
  • Nueces picadas (opcional)

Procedimiento

  1. Pisar las bananas; batirlas junto con el huevo (o su reemplazo, la chilinaza: linaza con chía), el aceite, el azúcar, la miel y la vainilla.
  2. Agregar los "secos" (el resto de los ingredientes, excepto las nueces). Si te tomás el trabajo de tamizar, sale más esponjoso; si no, queda bien igual.
  3. Incorporar, por último, las nueces, preferiblemente tostadas. Volcar en un molde de budín y espolvorear apenas un poquitín de azúcar extra por arriba, lo que va a producir una corteza crocante muy especial.
  4. Llevar a horno, precalentado a 180 °C, durante 40 a 50 minutos, o hasta que salga limpio un palillo. Dejar reposar antes de cortar.

*Me dedico a comunicar una alimentación natural a través de recetas que sean deliciosas, además de saludables. Escribí los libros Cómo como y A cuatro manos. @natikiako / nataliakiako.com.ar

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.