Banlieues, los barrios sensibles de París