Cathy Fulop. La intimidad de su cuarentena, con el debut de Ova como peluquero

Osvaldo ensaya como peluquero principiante en la cabeza de su yerno.
Osvaldo ensaya como peluquero principiante en la cabeza de su yerno. Fuente: HOLA
Gabriela Grosso
(0)
3 de abril de 2020  

En la casa de Catherine Fulop (55) y Osvaldo Sabatini (54) el aislamiento se transita con mucha actividad física, juegos de cartas o de mesa para desenfocarse un poco de las noticias y cocina en familia. Pero sobre todo se vive con la cabeza y el corazón puestos en Turín, Italia, donde Oriana Sabatini atraviesa su propia cuarentena junto a su amor, el futbolista de la Juventus Paulo Dybala, ambos contagiados de Covid-19 . Cathy, Osvaldo, Titi (Tiziana, la hija menor de la pareja) y su novio, Lucas Mattei, se divierten juntos y comparten la angustia de estos días difíciles, que así se torna un poco más liviana.

-¿Cómo y cuándo se enteraron de que Oriana había dado positivo de coronavirus?

-El sábado 21 de marzo, ya hace más de tres semanas, Ori nos lo dijo por videollamada. Ella llamó y dijo: "Mira, mamá, tengo algo que decirles". Y yo no pensé en eso, más bien pensé: "Uy, ¿qué nos va a decir? '¿Voy a tener un bebé?'". Nos lo dijeron juntos, Ori y Paulo, y nos contaron que los dos tenían el virus. Era temprano a la mañana y yo no terminaba de entender qué nos estaban diciendo, como que me costó unos segundos darme cuenta. Y nos quedamos congelados. Cuando empezamos a caer les dijimos "bueno, cuídense mucho. ¿Cómo se sienten?". Y ahí supimos que Oriana tenía varios días sintiéndose mal y no nos había querido decir nada hasta tener la confirmación. Fue muy impactante realmente. Después de esa primera conversación, ese día hablamos cuatro o cinco veces más, todo el tiempo hablamos. Porque Ova empezó a estar muy mal, preocupado, bajoneado. Yo me sentía mal físicamente, mal del estómago, como si me hubiera tragado una piedra. Uno se angustia no sólo por la distancia, sino por el país en el que ella se encuentra. Es inevitable porque uno ve las noticias, toda la tragedia que está viviendo Italia, uno de los países con más contagiados y muertos. Para nosotros fue letal.

-Vos sos muy optimista siempre. ¿Pudiste mantenerte así en esta situación y levantarle el ánimo a Osvaldo?

-Yo enseguida empecé a pensar que todo iba a estar bien, que eran jóvenes, todo el tiempo tratando de convencerme de eso. Pero él no podía dominar su angustia. Me decía: "A mí ya no me importa nada, yo me voy a Italia para estar con mi hija, no me importa contagiarme". Hice un esfuerzo por ponerme positiva y contener a Ova y a Titi.

-¿Y qué pasó cuando esta semana volvió a dar positivo?

-Ese fue el tercer test. Cuando le hicieron el segundo, que dio negativo, fue como que volvimos a respirar. Pero Ori nos explicó que tenían que hacerle un tercero para asegurarse. Y el tercero dio que sigue infectada. Ahí Ova se desbarrancó y a mí me ganó la tristeza. Los tres, Titi también, no podíamos contener las ganas de llorar, justo que la estábamos remontando. Saber que siguen enfermos fue muy fuerte. Aunque los vemos bien cuando hablamos, porque uno los ve físicamente bien, sabe que tienen ese virus del que conocemos tan poco.

Cathy, Osvaldo, Titi y Lucas desde acá, Ori y Paulo desde Italia, pasan un buen rato jugando al Uno de manera virtual.
Cathy, Osvaldo, Titi y Lucas desde acá, Ori y Paulo desde Italia, pasan un buen rato jugando al Uno de manera virtual. Fuente: HOLA

-¿Cómo es el contacto con Oriana y Paulo?

-Estamos en contacto permanente. Nos levantamos y hablamos, a la noche antes de dormir hablamos, y así varias veces en el día. Como Oriana está en su casa por el aislamiento, hablamos casi permanentemente. Y eso es lindo porque cuando ella está con su vida normal allí, agarrarla para charlar es muy difícil porque siempre está con sus cosas, en el gimnasio, ensayando, o comiendo en la casa de alguien, entonces uno nunca tiene la oportunidad de charlar mucho, porque además tenemos diferentes horarios. Pero con esto de estar encerrados en casa, el contacto ha sido muy constante y directo. Eso también me tranquiliza: verla con ánimo, verlo a él bien, tratando de tranquilizarnos. Esa es la parte linda de la cuarentena, vernos a cada rato.

-¿Tuviste miedo?

-Por supuesto que tuve miedo, y tengo miedo. Por las noticias que se ven de Italia en la tele y en las redes sociales, la cantidad de muertos de coronavirus, y el miedo no se me va a terminar de ir hasta que la vuelva a ver personalmente y pueda abrazarla. Y ojalá que eso pueda ser pronto, todos lo necesitamos, nosotros y Oriana.

En pleno aislamiento, Tiziana y su novio, Lucas Mattei, se sumaron al duro entrenamiento diario de Cathy en el gimnasio que montaron hace años en el garaje de su casa.
En pleno aislamiento, Tiziana y su novio, Lucas Mattei, se sumaron al duro entrenamiento diario de Cathy en el gimnasio que montaron hace años en el garaje de su casa. Fuente: HOLA

Cena en cuarentena, uno de los momentos compartidos por los Sabatini-Fulop.
Cena en cuarentena, uno de los momentos compartidos por los Sabatini-Fulop. Fuente: HOLA

Oriana Sabatini y su novio, Paulo Dybala, están en comunicación permanente desde su casa de Turín
Oriana Sabatini y su novio, Paulo Dybala, están en comunicación permanente desde su casa de Turín Fuente: HOLA

Llos cuatro juntos durante las últimas vacaciones, un ritual que repiten cada verano
Llos cuatro juntos durante las últimas vacaciones, un ritual que repiten cada verano Fuente: HOLA

La imagen de Oriana Sabatini y Paula Dybala que confirmó el romance, publicada en exclusiva por ¡HOLA! Argentina en agosto de 2018.
La imagen de Oriana Sabatini y Paula Dybala que confirmó el romance, publicada en exclusiva por ¡HOLA! Argentina en agosto de 2018. Fuente: HOLA

La tapa de revista ¡Hola! de esta semana.
La tapa de revista ¡Hola! de esta semana. Fuente: HOLA

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.