srcset

Antes y Después

Renovar con color: un estudio argentino iluminó una casa de campo en Connecticut

Bárbara Orlando
(0)
26 de febrero de 2019  

Los dueños de casa son Natalie y Ryan, una pareja joven con dos hijos chicos y dos perros. La remodelación que resignificó cada espacio con colorida impronta citadina estuvo a cargo del estudio Larebour, de tres jóvenes argentinas: las arquitectas Cecilia Reboursin y Rosario Fernández Mouján y la diseñadora de interiores Josefina Sartori.

Esta familia joven y con ganas de pasarla bien en su casa eligió muebles cómodos y prácticos, como este sillón esquinero de cuero color teja que aguanta todo (Room Board).
Esta familia joven y con ganas de pasarla bien en su casa eligió muebles cómodos y prácticos, como este sillón esquinero de cuero color teja que aguanta todo (Room Board). Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Queríamos una casa con historia y carácter por fuera y un giro inesperado en el interior: algo moderno y fresco, con la vibra urbana de nuestro anterior departamento en Harlem
Natalie

Antes: el living con techos altos tenía vigas de madera y un hogar en funcionamiento. El piso de roble estaba un poco gastado pero en buen estado. Además, había bibliotecas amuradas salpicadas aquí y allá.
Antes: el living con techos altos tenía vigas de madera y un hogar en funcionamiento. El piso de roble estaba un poco gastado pero en buen estado. Además, había bibliotecas amuradas salpicadas aquí y allá. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Después: se dejaron las vigas del techo al natural y los pisos se pulieron para que quedaran más claros y uniformes. El escalón junto a la chimenea se hidrolaqueó en blanco y se pintó la pared de azul eléctrico para enmarcarla. Las bibliotecas se eliminaron para destacar el dibujo de las ventanas.
Después: se dejaron las vigas del techo al natural y los pisos se pulieron para que quedaran más claros y uniformes. El escalón junto a la chimenea se hidrolaqueó en blanco y se pintó la pared de azul eléctrico para enmarcarla. Las bibliotecas se eliminaron para destacar el dibujo de las ventanas. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

"Esquivamos la costumbre local de centrar el living alrededor de ‘el gran televisor’ y lo colocamos sobre un atril, en una esquina. Movimos el foco hacia la chimenea: el azul eléctrico de esa pared dio pie a la paleta fuerte".

Antes: el sillón estaba contra la pared. Después: se sacaron las bibliotecas en esquina y se hizo una a medida que toma toda la pared. Espacio más claro y mejor aprovechado.
Antes: el sillón estaba contra la pared. Después: se sacaron las bibliotecas en esquina y se hizo una a medida que toma toda la pared. Espacio más claro y mejor aprovechado. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Uno de los pedidos había sido un gran mueble para exponer una amplia colección de libros, que no tenía lugar en el departamento anterior. Ubicando los sillones más cerca de la chimenea, se agilizó la circulación y se liberó la pared más grande, por lo que quedó lugar para una protagónica biblioteca de madera blanca laqueada, diseño del Estudio.

Antes: Este salón era usado como ‘living formal’.
Antes: Este salón era usado como ‘living formal’. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

"El equipo de Larebour logró interpretar nuestro estilo ecléctico y traducirlo en espacios cálidos y funcionales, pero también interesantes".

Después: En el nuevo comedor, las paredes y el techo se pintaron de gris oscuro, y se dejaron blancas las molduras originales para que se destacaran. Además, se incluyó una abertura nueva que comunica con la cocina.
Después: En el nuevo comedor, las paredes y el techo se pintaron de gris oscuro, y se dejaron blancas las molduras originales para que se destacaran. Además, se incluyó una abertura nueva que comunica con la cocina. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

La mesa de madera maciza es obra de Mark Jupiter, un conocido carpintero de Brooklyn. Se combinó con diferentes sillas blancas de diseño y un kilim teñido de un tono frambuesa que contrasta con las paredes.

Tres esferas de vidrio en hilera en lugar de una tradicional y más obvia araña de caireles.
Tres esferas de vidrio en hilera en lugar de una tradicional y más obvia araña de caireles. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

"Nos encantaba la idea de tener un comedor formal, pero no tanto que se terminara usando una vez al año. Y se nos dio: el clima de este lugar es ideal, aunque tengamos poquitos invitados, cenamos acá".

Antes: el ambiente era chico, oscuro y tenía un look anticuado, con artefactos, barra y muebles con casi dos décadas de uso.
Antes: el ambiente era chico, oscuro y tenía un look anticuado, con artefactos, barra y muebles con casi dos décadas de uso. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

La cocina tiene un hall y, además de conectarse con el ‘comedor formal’, está unido a otro diario.
La cocina tiene un hall y, además de conectarse con el ‘comedor formal’, está unido a otro diario. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

"Incorporamos elementos de nuestros restaurantes preferidos a la cocina de casa: la barra de zinc está inspirada en un restó francés; los bancos móviles, en una cafetería de estética vintage".

Antes: la cocina estaba separada del comedor diario.
Antes: la cocina estaba separada del comedor diario. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Después: se demolió el muro que interrumpía la conexión. Sobre esta pared se ubicó la zona “húmeda”: una gran pileta y el lavavajillas.
Después: se demolió el muro que interrumpía la conexión. Sobre esta pared se ubicó la zona “húmeda”: una gran pileta y el lavavajillas. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Como división parcial, se construyó una estantería con estructura de caño de bronce y puertas corredizas de hierro con vidrio esmerilado que comparten la cocina y el comedor diario

Antes: el comedor diario estaba cerrado y desconectado de la cocina.
Antes: el comedor diario estaba cerrado y desconectado de la cocina. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Después: la continuidad se reforzó usando los mismos materiales y revestimientos.
Después: la continuidad se reforzó usando los mismos materiales y revestimientos. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Se aprovechó el espacio debajo de la ventana para ubicar un banco corrido con colchoneta: un clásico americano con giro moderno.

Plano de los cambios

Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Afuera, el cambio visible fue pintar el siding de madera de blanco y la puerta en un simpático verde.
Afuera, el cambio visible fue pintar el siding de madera de blanco y la puerta en un simpático verde. Crédito: Gentileza Mercedes Noriega

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?