Después del ghosting y el orbiting: qué es el pocketing o la nueva forma de ocultar una relación sentimental

El término refiere a cuando alguien en la pareja prefiere no mostrar a la otra persona en sus círculos de amigos o familia
El término refiere a cuando alguien en la pareja prefiere no mostrar a la otra persona en sus círculos de amigos o familia Crédito: Shutterstock
(0)
14 de febrero de 2020  • 14:56

Que nadie sepa que están saliendo. Que sea un secreto entre ustedes. Puede sonar excitante y devastador al mismo tiempo. Tener una relación a escondidas puede requerir de mucha adrenalina pero si el comportamiento de la persona con la que estás saliendo se convierte en algo regular y a largo plazo, entonces, lo que está sucediendo no es la aventura de lo escondido, sino lo que hoy se denomina como pocketing, es decir, meterse al otro en el bolsillo para que nadie lo vea.

El pocketing se ha convertido en tendencia desde que el año pasado Yahoo Style publicó un diccionario de nuevos términos amorosos entre los que incluyó la nueva forma de no blanquear una relación. En una nota del diario británico Independent, Eugenie Legendre, representante de la aplicación de citas Happn, dijo que "este término explica el comportamiento de cuando una persona te esconde de sus otras cercanas. Si no te presentan a sus amigos y familiares a los pocos meses de pasar tiempo juntos, entonces podría ser el momento de abrir los ojos porque te han embolsado".

En general, el pocketing sucede cuando ya avanzada en unos meses la relación que parece ir consolidándose, uno de los miembros de la pareja comienza a hacer esfuerzos exagerados por esconderle al mundo su relación sentimental.

Es algo que viene pasando en el mundo desde siempre. Miles de historias de ficción desde novelas centenarias hasta películas y series actuales han tratado el asunto, solo que en la actualidad, esta odiosa actitud es reconocida y tiene un nombre: pocketing.

La variable del tiempo es fundamental para darse cuenta de si uno está siendo pocketeado. Si pasado un período prudencial de la relación donde la pareja tienda a abrirse a los círculos sociales que tienen a su alrededor, esto no empieza a suceder, por ejemplo, si la otra persona va a todos sus planes solas o si siendo muy activa en redes sociales nunca comparte un posteo con uno/a, entonces, habrá que alarmarse.

Respecto de las razones del ocultamiento, conviene primero hacer un análisis de la situación con uno mismo para descubrir si realmente sucede lo que percibimos. Si así fuera, lo mejor es evitar las teorías propias para no lastimarnos con pensamientos negativos y abordar el problema de manera sutil y serena con la pareja para conocer sus razones y poder decidir qué hacer a partir de datos certeros.

Otros términos del diccionario

Además del pocketing, el diccionario de Yahoo Style incluye otros problemas amorosos terminados en ing. Junto con el ghosting -desaparecer dejando de responder mensajes y llamados-, se encuentra el kitten-fishing que viene a ser mostrar solo lo bueno para pescar algo potable.

De esta moda, también surge el cookie-jarring: guardar algo dulce por si a la noche nos atrapa el antojo. Trasladado a las relaciones, es como tener un cajón de personas de reserva, muchas velas prendidas que nunca serán tomadas en serio. Otro término que surge de este nuevo idioma del desamor es el bread crumbing, que significa pan rallado, pero que se refiere a aquellas personas que histeriquean con alguien enviando mensajes y poniendo likes en fotos pero sin tener una intención clara de ir más allá.

Uno de los más nuevos es el paperclipping que se define como la situación en la que un ex reaparece en la vida de uno porque sí, simplemente para ser un nuevo obstáculo en la vida. El orbiting es la reencarnación del ghosting en su versión más cruel: el otro desaparece pero sigue dando señales de vida en las redes lo que hace que el proceso de duelo sea mucho más confuso y doloroso.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.