"El bien siempre debe triunfar"

El jueves se estrenará El protegido , el nuevo thriller de la exitosa dupla de Sexto sentido ; Bruce Willis aseguró a VÍA LIBRE que, lejos de cualquier especulación comercial, volvió a trabajar con el director indio Night Shyamalan porque le gustó el guión: "El inventa historias originales y las saca de la nada"
(0)
24 de noviembre de 2000  

LOS ANGELES.- Hay un antes y un después de 1998 para Walter Bruce Willis, el hijo de un norteamericano y una alemana que tras nacer en una base militar en la entonces Alemania Occidental, se crió en Nueva Jersey y se marchó a Nueva York a buscar un futuro como actor, apenas terminó la escuela secundaria.

El 98 fue el año en que se estrenó Armageddon , la última película en que lo vimos interpretando al típico héroe del cine de acción, un papel que siempre le calzó como anillo al dedo y con el que logró colocarse entre los cinco actores mejor pagados de Hollywood. Fue también el año en que decidió separarse de Demi Moore -con la que tuvo tres hijas durante once años de pareja-, y en el que se reinventó como actor, dejando atrás la imagen que creó con sus cuatro Duro de matar . El mismo año leyó y aceptó guiones que rodaría en el 99, uno de los cuales le serviría para demostrar que en Hollywood se pueden hacer cosas inusuales y recibir el espaldarazo del público. El film del que hablamos es Sexto sentido , la tercera película de un hasta entonces ignoto director indio criado en los Estados Unidos y cuyo impronunciable nombre obliga a todos a simplemente llamarlo Night.

El film, estrenado entre gallos y medianoche por el estudio Hollywood Pictures, recaudó casi 300 millones de dólares sólo en los Estados Unidos; obtuvo seis nominaciones al Oscar (aunque Willis quedó afuera); transformó a M. Night Shyamalan en el nuevo director de moda en Hollywood; y le abrió las puertas a Willis para que Hollywood dejara de preocuparse por sus curiosas elecciones: "La verdad es que siempre he hecho exactamente lo que quise, y nunca me interesó escuchar a nadie que no fuera a mí mismo. Incluso mucho antes de volverme famoso", le confiesa Willis a Via Libre, y agrega: "Muchas veces me metí en problemas por tener tanta confianza. Nunca le pido consejos a otras personas sobre si debo hacer ésta o aquella película. Simplemente leo el guión y si me gusta el argumento me juego y la filmo. Algunas veces me ha salido caro manejarme de esa manera, pero me he hecho cargo. Por eso exijo el crédito que me corresponde por los films en los que me jugué y que han funcionado".

Aunque en el mismo año de Sexto sentido hizo Desayuno de campeones para Alan Rudolph y Nuestro amor para Rob Reiner, ambos estrepitosos fracasos en la taquilla norteamericana, Willis lleva anotados dos triunfos en lo que va de este año: Mi encuentro conmigo , una historia tan sentimental como fantástica, dirigida por Jon Turteltaub; y Mi vecino, el asesino , en donde volvió a demostrar su talento a la hora de hacer comedia.

Pero es El protegido , el film que Night y Willis se apuraron a realizar en cuanto se supo que Sexto sentido iba a ser un éxito, el que ha despertado grandes expectativas. Por un lado, entre los que amaron aquella película. Y por el otro, entre los que sostienen que históricamente han sido pocos los directores que pudieron continuar un taquillazo de la magnitud de Sexto sentido con otra película igualmente exitosa.

Willis, sin embargo, aclara que su decisión de volver a trabajar con Shyamalan no se debió a especulaciones financieras, ni publicitarias: "El guión que Night me mostró, estaba muy bien escrito y bastante desarrollado. Hubiera dudado si Night solamente me hubiese hablado de un guión que él quería escribir. A veces, por más que el director o la idea sean muy buenos, si el guión no está terminado o tiene problemas, puedo tener mis dudas antes de decir que sí. Pero en el caso de El protegido teníamos un muy buen guión, era muy diferente a Sexto sentido y tenía elementos perturbadores que a mí me resultaban interesantes", explica Walter Bruce.

En el film, que Shyamalan había escrito antes de filmar Sexto sentido , Willis interpreta a David Dunne, un hombre común y corriente que es el único sobreviviente de un brutal accidente de tren. Dunne queda muy conmocionado cuando se entera de que no existen razones lógicas por las cuales sigue vivo y comienza a creer que hay algo en él de superhéroe.

Un encuentro fortuito con el personaje de Samuel L. Jackson, un hombre cuyos huesos son tan débiles que pueden partirse en cualquier momento, genera una buena dosis de tensión como la que hizo que los espectadores de Sexto sentido se pegaran a sus butacas: "Lo increíble del trabajo que hace Night es que hoy el noventa por ciento del cine de Hollywood está basado en alguna fuente, ya sea una novela, un cuento, viejos programas de televisión o viejas películas que se vuelven a hacer con la esperanza de que dejen alguna ganancia. Night, en cambio, inventa historias originales y las crea de la nada -asevera Bruce-. Si bien yo pude entender con bastante facilidad en qué se inspiró Night para escribir sobre la familia de David Dunne y sus problemas maritales, no tengo la menor idea de dónde sacó la inspiración para crear el personaje de Samuel Jackson. En Hollywood hay demasiados malos guiones dando vueltas. Todo el tiempo me topo con guiones que hubiera deseado que fueran diferentes, porque proponen ideas que podrían resultar tentadoras si estuvieran bien desarrolladas." En cuanto a lo de volver a ser el héroe aunque no se trate de una película de acción, Willis lo ve como algo inherente a su profesión de actor cinematográfico: "Todas las películas tratan sobre alguna clase de heroismo. Desde los inicios de la historia del cine se hicieron films acerca del enfrentamiento entre el bien y el mal, y donde siempre es el bien el que triunfa. Se realizaron muy pocas películas en donde los malos son los que triunfan. Sospecho que si todas las películas terminaran con el triunfo del mal, la gente dejaría de ir al cine. Hace un tiempo vi Henry, el retrato de un asesino y me perturbó mucho, porque trataba sobre un villano que sale impune de todos sus crímenes. Me pareció uno de los films más terroríficos que vi en mi vida. Lo que me perturbó tanto es que en esa película el mal triunfa sobre el bien. Si uno quiere ver algo así, no necesita ir al cine, basta con poner el noticiero de la noche. Eso pasa todos los días en la vida real".

Willis: el hombre y el actor

Estrella. El esperado rótulo le llegó gracias a la serie de televisión Moonlighting (actualmente la emite Sony, los martes, a las 12) , por la que ganó un Emmy y un Golden Globe.

No a las críticas. "No confío en lo que las revistas y los diarios opinan sobre mi trabajo. Sólo creo en lo que me dicen mis amigos. Ellos van a ver mis películas y yo la de ellos. Lo importante es que somos sinceros, no hay intereses de por medio."

Director. " Me encantaría trabajar con Francis Ford Coppola. El padrino fue la película detonante para que me dedicara a la actuación."

Satisfacción. "Como actor necesito estar cada vez más satisfecho de lo que hago y, por lo general, lo consigo fuera de la línea habitual de Hollywood."

El desconocido de siempre. " Es difícil saber cómo soy en realidad."

Reír antes que salvar el mundo. "Ser gracioso es mucho más difícil y gratificante que correr con una pistola en la mano. Estoy harto de salvar al mundo."

Miedos. " Nunca tuve miedo de fantasmas. No tengo miedo de nada que tenga que ver con lo sobrenatural. De chico lo que realmente me asustaba era mi tartamudeo, que superé recién a los ocho años."

Drogas. "Ahora me divierto de otro modo, pero tengo claro que prohibirlas no es la solución."

Religión. No soy muy religioso. En nombre de Dios se cometieron las más terribles atrocidades.

2001. El próximo año estrenará Outlaws, dirigido por Barry Levinson.

Shyamalan, el director

De la India Mon Amour. M. Night Shyamalan nació en la India hace 29 años. Junto a sus padres se radicó en Filadelfia a los 6. A los 16 ya había terminado su cortometraje número 45. A los 17 decidió renunciar a las prestigiosas becas para estudiar medicina (sus padres son médicos) y se anotó en la Tisch School of Arts de la Universidad de Nueva York, para cursar cinematografía.

Primera película. Durante su último año e n la Universidad escribió el guión de Praying with Anger, que más tarde como guionista, director, productor y estrella rodaría en la India. En 1993 fue premiada por el American Film Institute de Los Angeles.

Guionista. En 1994 escribió Labor of Love y se lo vendió a la 20th. Century Fox. Dos años más tarde Columbia Pictures le pidió que escribiera la adaptación del clásico infantil Stuart Little .

¿Vidente? " Debo confesar que tengo ciertas visiones que después se cumplen. Cuando conocí a mi mujer, supe que sería mi esposa. Cuando vi mi casa, supe que algún día viviría allí. Cuando estaba editando mi segunda película, dije que iba a escribir un guión al que llamaría Sexto sentido y que iba a protagonizar Bruce Willis."

El antecedente: Sexto sentido

Impulso . " Cuando me ofrecieron hacer Sexto sentido no lo dudé en ningún momento. Sólo había actuado de esta manera impulsiva con Tiempos violentos, de Quentin Tarantino y 12 monos, de Terry Gilliam. ¡Ah! y con Ni un pelo de tonto , porque iba a estar al lado de Paul Newman". (Bruce Willis).

600 millones . Sexto sentido recuadó más de 660 millones de dólares en todo el mundo y se convirtió en la novena película más taquillera de toda la historia. En la Argentina superó los 2 millones de espectadores y se quedó con más de 10.300.000 dólares de recaudación.

Oscar. Consiguió seis nominaciones, entre ellas la de mejor película, mejor director y mejor guión.

El secreto de mi éxito. "Hay temas que generan mucha intriga en el público, uno de ellos es la vida después de la muerte. También es cierto que para que una película sea un éxito es importante que sea entretenida, sorprendente, emotiva, inteligente, que te deje pensando cuando volvés a casa, que siga estando con vos y no te olvides de ella cuando salís del cine y te vas a comer. También son importantes las actuaciones, mejor aún si son las que dan que hablar." (M. Night Shyamalan, el director).

El pibe. " Haley Joel Osment, es el más sorprendente actor infantil que he visto. El tiene parte de culpa de que yo haya dejado de fumar y de beber. Cuando un niño inocente te pregunta por qué haces cosas que pueden matarte es difícil encontrar una buena respuesta." (Bruce Willis).

Clásicos. "Quería rescatar algo del estilo de películas como El bebé de Rosemary , Repulsión , El exorcista o Carrie , donde se usaba un ritmo más lento que te absorbía y que hacía hincapié en el personaje." (M. Night Shyamalan, el director)

Presente: El protegido

Récord. Por El protegido, Shyamalancobró la cifra récord de 10 millones de dólares.

Horror y suspenso. "Es un film con un gran suspenso, con algunos elementos de ciencia ficción, que le dan un estilo oscuro y escalofriante." (Shyamalan).

La historia. David Dunn (Willis) es un hombre que se siente incómodo con su propia vida, perdido. Tras un catastrófico accidende ferroviario, David es el único sobreviviente. Un hombre misterioso (Samuel L. Jackson) le dará las razones de por qué sobrevivió. Un motivo que amenaza con cambiar para siempre la vida de David.

Blanco y negro. Willis y Jackson trabajaron juntos en National Lampoon´s Loaded Weapon, Tiempo violento y Duro de matar 3.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.