El embajador de Mundo Epicúreo acompañó sus creaciones culinarias con tintos y espumantes de la premiada bodega Trapiche
El embajador de Mundo Epicúreo acompañó sus creaciones culinarias con tintos y espumantes de la premiada bodega Trapiche
(0)
3 de febrero de 2020  • 00:40

El fulgor de las estrellas y una tenue brisa de mar acompañaban al dúo de jazz que la noche del viernes 17 de enero deleitaba a los clientes HSBC Premier en el deck de Hemingway, el icónico parador de Cariló. La propuesta de Mundo Epicúreo y la bodega Trapiche, reconocida como "Mejor Bodega del Nuevo Mundo" por la revista Wine Enthusiat, era brindar una experiencia de alta gastronomía con vinos exclusivos frente al mar. La cena estuvo al mando del cocinero Christophe Krywonis, quien impuso su impronta francesa en cada plato.

Los invitados degustaron los cuatro pasos de la noche con vinos de Trapiche, música en vivo y una vista privilegiada a la playa. La cita era a las 21. Entre los invitados también estaba la cocinera Dolly Irigoyen que, ese día, no solo asistió a Christophe en la cocina con sus consejos de experta, sino que recibió varios elogios por parte de los comensales que habían participado de su cena de Mundo Epicúreo en CR unos días atrás.

Mundo Epicúreo y la bodega Trapiche se unieron en una experiencia gastronómica inolvidable

00:40
Video

La velada

En un principio, el aperitivo consistiría en un marinado de un pescado del día con limón, naranja y oliva, pero mientras Christophe buscaba los productos ideales para la velada, un hallazgo cambió los planes. "Fuimos a una tienda espectacular con unos productos increíbles. El pescado estaba buenísimo pero cuando probé los langostinos y vi que estaban ultra frescos y no congelados dije: 'No, tiene que ser esto'", contó el chef. "Así que cambié de pescado a langostinos marinados con una salsa cítrica con rayadura de limón y naranja, un poco de oliva y huevo picado arriba para acompañar", agregó.

Como se trataba de un plato de mar, lo acompañó Costa&Pampa, un vino de la bodega de Trapiche en Chapadmalal. Este vino, así como todos los que se elaboran en la bodega costera que lleva ese nombre, posee una gran influencia marítima y, además, es uno de los preferidos de Christophe. "Soy fanático de la bodega Costa&Pampa", enfatizó el chef. "Con Trapiche tengo una excelente relación, tienen una selección de vinos muy interesante", agregó.

El emblemático Medalla Chardonnay, uno de los protagonistas de la experiencia Mundo Epicúreo
El emblemático Medalla Chardonnay, uno de los protagonistas de la experiencia Mundo Epicúreo

Para Christophe, además del aperitivo, una terrina campestre de entrada sería el hit de la noche. Elaborada con varias carnes y pickles caseros con mostaza de higos, maridó a la perfección con el clásico Medalla chardonnay de Trapiche, una etiqueta emblemática que se creó a los 100 años del nacimiento de la bodega y que es también la línea elegida para agasajar a los clientes de HSBC en el programa Mundo Epicúreo.

Luego, los comensales se aventuraron en una paleta de cordero braseada sobre una ratatouille francesa. El cordero comenzó a dorarse en una sartén y continuó en el horno. Estaba impregnado de un jugo de cocción con aromáticas frescas que se sumergió en el caldo de cocción de 18 horas. El plato maridaba con un Cabernet Sauvignon que refleja la mejor expresión de un terroir único: Terroir Series Laborde.

El plato principal fue un cordero braseado de larga cocción y una ratatouille francesa
El plato principal fue un cordero braseado de larga cocción y una ratatouille francesa

Trapiche siempre incursionó en la búsqueda de suelos con un extraordinario potencial para elaborar vinos únicos. Terroir Series es el resultado de esa búsqueda y refleja la mejor expresión del terroir en las uvas Malbec y Cabernet Sauvignon, elegidas cada año por el Chief Winemaker de la bodega, Daniel Pi. "Para mí, Pi es uno de los mejores enólogos del mundo", señaló Christophe, mientras se refería a los vinos que acompañaban sus creaciones culinarias.

Algo dulce

El parador Hemingway de Cariló fue el elegido para la experiencia
El parador Hemingway de Cariló fue el elegido para la experiencia

Para el postre, ananás asados con miel, vainilla y manteca sobre un curd de limón, crumble y jugo de manzana al cardamomo fue la propuesta del cocinero que, a gusto con el trato cálido de los pinamarenses y de los turistas que se encontraban en la ciudad, prometió volver a Cariló para vacacionar con sus nietos.

Mundo Epicúreo nació en 2013 y procura acercar a sus clientes la alta gastronomía. Este año, junto a la bodega Trapiche, conformaron nuevamente una alianza para que todos los restaurantes que forman parte del programa en Buenos Aires, Punta del Este, José Ignacio y Pinamar ofrezcan a los clientes del banco la invitación del vino Medalla de Trapiche.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.