¿Existe o no existe?: la verdadera historia detrás de Carla de Turismocity

Sus correos alegran a muchos, pero pocos saben si es una persona o un robot
Sus correos alegran a muchos, pero pocos saben si es una persona o un robot Crédito: Shutterstock
Julián D'Andrea
(0)
28 de junio de 2018  • 20:51

"¡Buen lunes! A continuación les paso las buenas ofertas en vuelos que encontré hoy".

Ya sea por las redes sociales, por el boca a boca, o por el mailing, Turismocity se convirtió en una de las primeras opciones para quienes buscan descuentos en vuelos y paquetes turísticos. Desde pasajes a Barcelona por 6 mil pesos, hasta vuelos a Miami por 12 mil pesos, las ofertas del sitio han invadido mails y charlas entre conocidos con ansias de dar un paseo.

Andrés Malenky, Julian Gurfinkiel y Martín Levy fueron algunos de los creadores de Descuentocity y encontraron cuál era uno de los principales intereses de los argentinos en la web: "Vimos que a los más de 2 millones de usuarios que teníamos lo que más le interesaba eran los viajes", cuenta Gurfinkiel en una charla con LA NACION.

Así, en fines de 2013, nació Turismocity. Primero fue un comparador de hoteles, pero no funcionó muy bien y comenzaron a probar el comparador de vuelos. Así, con el tiempo, se convirtieron en el segundo sitio más importante de búsqueda de vuelos de Argentina, detrás de Despegar.com.

Los fundadores son hombres, sin embargo, la mayor atracción de la marca es una mujer: Carla. "Carla de Turismocity", como la conoce la gran mayoría es la persona detrás de los mails que día a día llegan a todos aquellos que se suscribieron a las alertas del sitio.

Sin embargo en las redes sociales y en las charlas entre amigos hay una duda presente: ¿existe realmente Carla?¿o es tan solo una pieza de una campaña de marketing? Te quitamos la duda: existe. Es real.

"Muchos piden ver la cara de Carla, pero estamos dudando de hacerla conocida o no. Primero que a ella no es algo que le encante y segundo que hay una místicia, la gente fantasea al no verle la cara. Es real, tiene nombre y apellido, pero es divertido que por ahora quede como ‘Carla de Turismocity’.", confiesa Gurfinkiel a LA NACION.

"Es increíble todo el furor que genera, la cantidad de tuits que la nombran, gente famosa que le escribe", se muestra sorprendido Julián. Los fundadores de Turismocity nunca imaginaron lo que podía llegar a lograr el personaje de Carla. "A veces voy a reuniones y me presento de Turismocity y me dicen "ah, Carla" y piden conocerla", confiesa.

Carla recibe un mail interno del sistema de Turismocity cada una hora con qué vuelos están más baratos de lo normal, hace un filtro, arma el mail y manda a toda la base de contactos esas ofertas que encontró. Incluso sale a buscar ofertas.

Por ejemplo, si buscás un vuelo a Miami en determinada fecha y encontrás un pasaje a 12 mil pesos, el sistema de Turismocity va a detectar que es un precio bajo y lanza una alerta. Allí, Carla y otros empleados realizan un filtro, arman el mail y lo envían a los usuarios del sitio suscriptos. "Muchos creen que reciben un mensaje personalizado. Creen más en Carla que en Turismocity", cuenta Julián.

Sin embargo, hubo un mes en que no recibimos ningún mensaje de Carla. Fue durante febrero, porque ella estuvo de vacaciones. ¿Su reemplazo? Inés.

Turismocity no solo opera en Argentina, sino también en otros países de latinoamérica. Y cada uno tiene su estrella. En Chile está Carolina, Lupe en México, Bianca en Brasil y Daniela en Colombia. Sin embargo, en aquellos países no se logró el furor de Carla.

"¡Que tengan un lindo día! Saludos,Carla".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.