srcset

Lifestyle

Hace un año y medio que está postrada en una cama y brinda consejos con humor para pasar la cuarentena

Alejandro Gorenstein
(0)
26 de marzo de 2020  • 14:45

Desde agosto del 2018 Alejandra Jaraba se encuentra postrada en la cama en su casa de esperando la realización de varias intervenciones ya que padece artrosis degenerativa en la cadera. Sin embargo, se lo toma con humor y sube fotos y graba videos que comparte por Facebook e Instagram dando consejos a sus seguidores en estos días de aislamiento preventivo y obligatorio.

"Tengo 56 años y hace 594 días que estoy en cama. En todo ese tiempo hice varias cosas: aprendí a pintar, vendí algunos cuadros, aprendí a tener crochet, abrí mi Instagram, miré infinidad de series y películas , leí mucho, vi documentales. Canté, reí y lloré despacito y a los gritos. Les hice chocotorta a mis hijos y adopté un perro tuertito que estaba abandonado en la calle. Mirando videos empecé a practicar braceo flamenco y una técnica de coordinación de mente y brazos. Medité con diferentes métodos, me teñí el pelo de turquesa y me lo corté solita en una madrugada de insomnio. Pinté una mesa de luz, me traían los cajones a la cama y los ordenaba". Así arranca Alejandra, que, pese a todas las dificultades que viene atravesando, nunca pierde el sentido del humor.

De hecho, el humor es una de las características de las personas resilientes, aquellas que logran transformar algún suceso traumático en algo positivo. "Y ahora, con esta cuarentena, estoy a full, no me da el tiempo. Sigo con los cursos, las visitas virtuales, charlas, conferencias, clases, todo a mano y gratuito", sonríe, como casi siempre.

La pintura la sacó de una depresión

La vida de Alejandra no es para nada fácil. Y hace un tiempo pasó por una profunda depresión cuando en 2018 cuando mientras ella estaba en medio de una intervención falleció su mamá. "No tenía más ganas de vivir, dejé de comer y de tomar agua", confiesa.

Al mes de esa operación le dieron el alta y volvió a su casa. Durante los primeros días estuvo muy dolorida, pero como es una persona inquieta compró unos libros para pintar mandalas con lápices de colores. Sin embargo, al poco tiempo se dio cuenta de que quería hacer algo más. En ese momento, empezó a buscar en YouTube y descubrió el pouring , una técnica que consiste en verter las pinturas en un vaso, que se vuelca y se empieza a mover para lograr pinturas. Y enseguida se entusiasmó: mandó a una de las personas que la cuidaba a que le comprara unos acrílicos y comenzó a probar en una madera. Al principio, fue un "enchastre", pero cuando terminó su primer cuadro lo publicó en su cuenta de Facebook y, para su sorpresa, recibió muy buenas devoluciones de sus amigos.

A partir de ese momento no paró más. Empezó a buscar otras técnicas para meter mano sin conformarse con que la pintura hiciera lo que quisiera. Y continuó mirando tutoriales sobre pintura abstracta, a la par que fue adquiriendo lienzos y acrílicos artísticos para pintar más cuadros. "Empecé a elegir los colores, a la gente le encantaba lo que hacía, yo no lo podía creer. Si no pinto todos los días, me voy a dormir rara, y hasta me animé y grabé dos tutoriales que nunca subí a las redes", dice, entre risas.

"El humor es fundamental, salva vidas"

El humor está presente en la vida de Alejandra desde que se despierta hasta que se va dormir, y teniendo en cuenta su historia cobra aún mucho más mérito, ya que no solo la ayuda a ella para hacer catarsis mientras espera (con fecha indefinida) las operaciones para volver a caminar, sino que también alienta y motiva a cientos de personas.

"El humor es fundamental, salva vidas. Personalmente, yo me río de mí misma y de mi situación. La invalidez o un virus mortal no son temas fáciles para hacer humor sin que nadie se ofenda, por eso yo soy absolutamente autorreferencial. Por suerte, ahora estoy viendo muchos videos y memes de gente en cuarentena que se filma haciendo pavadas y lloro de la risa".

"Vos que podés sacar tu humanidad de la cama, aprovechá y hacé cosas para las que no tenías tiempo"

Por último, Alejandra aprovecha para dejarle un mensaje a la gente que se siente angustiada y le cuesta mucho poder atravesar estos días de aislamiento obligatorio. "Lo más importante es que cumplan la cuarentena. Chico/as: son 14 días de estar en sus casas, una pavada. Además, ahora tienen acceso gratuito a un montón de cursos. Vos, que podés sacar tu humanidad de la cama, aprovechá y hacé cosas para las que no tenías tiempo. Ordená los cajones, cambiá los muebles de lugar, hacé gimnasia mirando un video. Y si no sos muy activo/a, hacé un curso de algo que te interese. Terminá de ver la serie que empezaste hace seis meses, leé, hacé manualidades, meditá, investigá temas que nunca se te hubieran ocurrido. Hay miles de cosas para hacer".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.