srcset

Decoración

Espacios flexibles. Una reforma hecha a medida de una familia lúdica y creativa

Lucrecia Álvarez
Arq. Eugenia Cides
(0)
13 de enero de 2020  

Ellos son Victoria, Rodrigo, Rafael y Helena. Victoria se dedica al arte y Rodrigo, al diseño. Cuando se conocieron, él vivía en Berlín, después se mudó a Lima y se asentaron juntos en Nueva York. Hace cuatro años se mudaron a esta casa que el estudio de arquitectos Alonso-Crippa remodeló mientras ellos estaban afuera.

Un cierto espíritu lúdico y colorido parece habitar este hogar. Victoria tiene una editora de arte gráfico, Tienda Inmaterial, y eso, además de trasladarse a las paredes, hace a una dinámica: "No son accesorios deco, son una experiencia que enriquece", explica. También están la música de Rodrigo, los libros de todos y la compu de Rafael y Helena en el living.

La casa a veces se convierte en galería de arte, por eso se colocó un riel con tachos dirigibles que iluminan las obras.
La casa a veces se convierte en galería de arte, por eso se colocó un riel con tachos dirigibles que iluminan las obras. Crédito: Daniel Karp

Pocas veces puede verse tan clara la incidencia del diseño en una forma de vida: espacios amplios, sobrados, con aberturas flexibles que quedan siempre abiertas para dar lugar a reglas propias de convivencia.

En el estar, biblioteca con estructura metálica y estantes de paraíso macizo diseñada por el estudio Alonso-Crippa. Alfombra de yute, sofás (Ikea), mesitas 'Danesa' (Broca Muebles) y lámpara de pie (@mrsolson.ba).
En el estar, biblioteca con estructura metálica y estantes de paraíso macizo diseñada por el estudio Alonso-Crippa. Alfombra de yute, sofás (Ikea), mesitas 'Danesa' (Broca Muebles) y lámpara de pie (@mrsolson.ba). Crédito: Daniel Karp

La reforma optimizó la circulación, abrió la casa y la llenó de luz preservando y poniendo en valor su impronta con materiales como graníticos, pino tea y calcáreos. Se recuperaron los pisos originales de roble de Eslavonia, se agrandaron las carpinterías, y se abrió una conexión visual entre el estar y el patio para llevar luz natural al centro de la planta.

La escalera se reubicó y reformuló, incorporando un techo vidriado que baña de claridad la circulación. A la derecha, sillón heredado, esculturas de Laura Spivak, y obra "sillas apiladas", de Laura Mandelik.
La escalera se reubicó y reformuló, incorporando un techo vidriado que baña de claridad la circulación. A la derecha, sillón heredado, esculturas de Laura Spivak, y obra "sillas apiladas", de Laura Mandelik. Crédito: Daniel Karp

Victoria le pone arte a cada rincón sin ceñirse a estilos ni técnicas. "Busco artistas, alguien que desarrolle un pensamiento, una poética. Si no, si algo solo es lindo, a la larga cansa", dice.

La apertura de un vano en el pasillo permitió conectar el living con el patio y ganar luz natural. La dueña recicló el mármol de un antiguo mueble de cocina y armó una consola con un pupitre escolar.
La apertura de un vano en el pasillo permitió conectar el living con el patio y ganar luz natural. La dueña recicló el mármol de un antiguo mueble de cocina y armó una consola con un pupitre escolar. Crédito: Daniel Karp

Para conectar el comedor con la cocina, se tiró abajo el muro original y se abrió un vano con guías arriba y abajo por donde ahora corre una carpintería de petiribí encerado y vidrio esmerilado. Esto permite que el espacio continuo pueda independizarse cerrando las puertas corredizas.

Al piso granítico hecho in situ le dicen "el nuevo mármol": se impone por resistencia, practicidad (va sobre piso existente) y variedad de terminaciones. El comedor se ambientó con mesa a medida, sillas con esterilla heredadas y lámpara comprada por internet. La cocina se equipó con muebles en MDF l
Al piso granítico hecho in situ le dicen "el nuevo mármol": se impone por resistencia, practicidad (va sobre piso existente) y variedad de terminaciones. El comedor se ambientó con mesa a medida, sillas con esterilla heredadas y lámpara comprada por internet. La cocina se equipó con muebles en MDF l Crédito: Daniel Karp

Es una construcción profunda que tenía pocas aberturas. La reforma se basó en mejorar sus cualidades espaciales conectando los ambientes para lograr mayor integración
Arqs. Mariano Alonso y Ludmila Crippa, estudio Alonso Crippa

Junto a la puerta corrediza, serigrafía de Laura Mandelik.
Junto a la puerta corrediza, serigrafía de Laura Mandelik. Crédito: Daniel Karp

En los dormitorios se recuperaron los pisos originales de pino tea. En la suite principal el tono de la pared es celeste con un toque de gris que le da profundidad y define un entorno relajante.

El cabezal de madera hace juego con las mesas de luz (Mobler). Acolchado estampado (Marimekko). Manta de lana (Elementos Argentinos). Sobre el estante, obras y reproducciones (Tienda Inmaterial).
El cabezal de madera hace juego con las mesas de luz (Mobler). Acolchado estampado (Marimekko). Manta de lana (Elementos Argentinos). Sobre el estante, obras y reproducciones (Tienda Inmaterial). Crédito: Daniel Karp

El cuarto de Helena, la más pequeña de la familia, se ubicó en un ambiente integrado a la circulación. El papel que reviste la pared (Enamorada del Muro) se hizo especialmente para este fin con los tonos y el patrón que propuso su mamá. La mesita había quedado en la casa, la adaptaron cortándole las patas y cambiando la tapa.

Ni colores primarios ni tonos chillones. El cuarto de Helena se armó con una premisa clara: mucha madera y una paleta potente y llena de energía.
Ni colores primarios ni tonos chillones. El cuarto de Helena se armó con una premisa clara: mucha madera y una paleta potente y llena de energía. Crédito: Daniel Karp

Hay cosas de todos en todos lados; aprovechamos la amplitud que se generó. En el living leemos, hacemos música, hay juguetes. Y la mesa es mesa de comedor, de trabajo, de dibujo...
Victoria, dueña de casa

Detrás de la mesa de comedor, mueble vajillero de hierro y vidrio (Crate and Barrel) y calado en MDF pintado de Julia Masvernat (Tienda Inmaterial).
Detrás de la mesa de comedor, mueble vajillero de hierro y vidrio (Crate and Barrel) y calado en MDF pintado de Julia Masvernat (Tienda Inmaterial). Crédito: Daniel Karp

Una galería integra el nuevo jardín, un espacio ganado al quitar la antigua pileta que ocupaba casi toda la superficie descubierta del fondo. Ocupando el ancho del terreno, tiene una estructura metálica con listones de madera de laurel que les dan soporte a las glicinas. El piso se revistió con baldosones de cemento.

La pérgola, que se cubre de frescas glicinas en primavera, está suspendida sobre las medianeras y deja una vista continua desde el interior hacia el jardín.
La pérgola, que se cubre de frescas glicinas en primavera, está suspendida sobre las medianeras y deja una vista continua desde el interior hacia el jardín. Crédito: Daniel Karp

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.