ARTE. Prólogo a la acción