Se hizo un tatuaje con el nombre de su hijo y al mes se enteró de algo terrible

Estaba muy contento por el tatuaje hasta que le revisó el celular a su novia y todo terminó mal.
Estaba muy contento por el tatuaje hasta que le revisó el celular a su novia y todo terminó mal.
(0)
28 de febrero de 2019  • 18:20

Un tatuaje es para siempre. Pero incluso si hoy existen técnicas para borrarlos, es una de las maneras más indelebles de registrar los eventos que marcan la vida. Es por esto que muchas personas graban en su piel a las personas que aman, como un hijo.

Pero toda la ilusión que provoca un nacimiento, con el entusiasmo de registrar su nombre en la espalda de lado a lado puede volverse un agrio momento en un segundo. Eso le pasó a Pedro Pablo Santo Domingo, un joven colombiano de 22 años, que decidió grabar "Benjamín" en letras gigantes antes de enterarse de que el hijo no era suyo.

Estaba muy contento por el tatuaje hasta que le revisó el celular a su novia y todo terminó mal.
Estaba muy contento por el tatuaje hasta que le revisó el celular a su novia y todo terminó mal.

El episodio comenzó cuando luego del nacimiento se apresuró al estudio de tatuajes más cercano para marcar en su piel el nombre de su primogénito. Pero apenas un mes después se enteró revisando el celular de su pareja de que el niño no era suyo.

Sin perder tiempo Santo Domingo interrogó a su pareja y se prestó a una prueba de paternidad que dio resultado negativo. En efecto, el niño no era su hijo biológico y reaccionó de la peor manera. Después de emborracharse comenzó a golpear a su mujer con un palo. La situación recién se normalizó cuando intervino la policía y él quedó detenido.

Ante la reacción del joven le fue ofrecida ayuda psicológica y contención para que pudiera afrontar mejor esta amarga sorpresa, pero sobre todo para que no siguiera haciendo daño. Si un tatuaje es para siempre, quizá sea mejor pensar en frío lo que en la piel va a quedar.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.