srcset

Flores en el jardín

Siete consejos para cuidar y cultivar tus propias rosas

(0)
12 de mayo de 2019  • 00:00

Románticas, perfumadas, atractivas. Las rosas atrapan a adeptos en todo el mundo y, si bien su cultivo es sencillo, es importante seguir algunos consejos para tener éxito. Te contamos cuáles son:

Elección del rosal

  • Escoger variedades teniendo en cuenta las condiciones climáticas de la zona donde tengamos que plantar. A las variedades modernas puede costarles las zonas muy frías, mientras que las rugosas e Inglesas se adaptan mejor a ese tipo de clima. Para zonas más calurosas van muy bien algunas Antiguas (como Noisette o Bourbon).
  • Plantar lejos de los árboles o arbustos para evitar su sombra y para que no compitan por la absorción de agua y nutrientes. Ubicarlas en lugares aireados evita el ataque de hongos.

Podemos conseguir las rosas en macetas o a raíz desnuda, según la época del año. En lo posible, tratar de comprar aquellas a raíz desnuda y siempre optar por plantas con buenas raíces, que tengan al menos tres tallos desde el injerto.

Izq.: Los componentes de los sustratos especiales para rosales son a base de compost estabilizado, que aporta materia orgánica, porosidad y nutrientes equilibrados (Terrafertil). Der.: La opción de compra a raíz desnuda es más económica y se realiza durante la estación fría.
Izq.: Los componentes de los sustratos especiales para rosales son a base de compost estabilizado, que aporta materia orgánica, porosidad y nutrientes equilibrados (Terrafertil). Der.: La opción de compra a raíz desnuda es más económica y se realiza durante la estación fría. Fuente: Jardín

Plantación

  • Lo ideal es plantarlas en un suelo elevado, con un buen drenaje para evitar encharcamientos. Si están a raíz desnuda, una vez que se desarma el paquete en el que vienen, sumergirlas en agua durante algunas horas para hidratar las raíces y así evitar que se sequen.
  • Mientras tanto, preparar el hoyo de plantación, que deberá tener, al menos, 40 cm de profundidad. Plantar en un sustrato suelto y con bastante materia orgánica y perlita. Luego de plantar, apisonar bien y aporcar tierra tapando el pie de injerto unos 3 cm.
  • Regar bien, agregar mulch para evitar la evaporación del agua.
  • Antes de plantarlas, tener en cuenta que necesitan, como mínimo, 6 horas de sol directo, preferentemente el de la mañana.
  • Distancia de plantación: varía según el tipo de rosal. Las Floribundas se plantan aproximadamente cada 60 cm; las Híbridas de Té se plantan cada 50 cm; las Miniaturas se plantan cada 30-35 cm; las Arbustivas, cada 0,90-1,20 m.
  • En cuanto al suelo, prefieren suelos que no se encharquen, bien drenados, ricos en materia orgánica y con un pH levemente ácido.

Plantar debajo de los rosales especies que, además de adornar, ayuden con su aroma a ahuyentar insectos. Por ejemplo tulbagia, ajenjo, nepeta, tomillo.

Rosales de gajo

Elegir una rama sana, del grosor de un lápiz, de unos 25 cm de largo y con cinco yemas. Quitar las hojas. Plantar dejando un tercio bajo tierra y el resto fuera de ella. Regar. La mejor época para hacerlo es después de la poda invernal. Las Híbridas de Té y las Inglesas no son fáciles de reproducir por gajos; conviene multiplicarlas por injertos.

Sustratos

Los mejores sustratos están conformados por tierra negra, humus de lombriz y compost. Existen en el mercado sustratos especiales para rosas aptos para utilizar en canteros y macetas.

La poda

El corte correcto debe realizarse en bisel, opuesto a la yema y 1 cm por encima de esta.
El corte correcto debe realizarse en bisel, opuesto a la yema y 1 cm por encima de esta. Fuente: Jardín

En general, las rosas Silvestres y las Antiguas se podan menos, al igual que las Trepadoras. Todas las modernas necesitan una poda de renovación. Hay que podar en invierno, cuando la planta está en reposo (si los fríos no son intensos). En Híbridas de Té y Grandifloras es aconsejable cortar desde la base los tallos viejos, dejando entre tres y cuatro tallos nuevos por planta a unos 40 cm. Los rosales Arbustivos pueden requerir una poda severa en la época invernal.

Sanidad del rosal

Los patógenos se concentran en tallos, hojas y ápices de crecimiento; es allí donde debemos observar. Luego de la poda, puede pulverizarse con polisulfuro de calcio (1 litro cada 15 litros de agua), que sirve como cicatrizante y también como insecticida. Pulverizar con funguicidas sistémicos mezclados con insecticidas compatibles cuando ya se desarrollaron las hojas previene la aparición de hongos foliares e insectos.

Mantenimiento general

Para el riego, es importante tener un suministro de agua cerca de los plantas. Der.: se recomienda conservar el nombre del rosal una vez plantado, para poder identificarlo.
Para el riego, es importante tener un suministro de agua cerca de los plantas. Der.: se recomienda conservar el nombre del rosal una vez plantado, para poder identificarlo. Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Riego

Prefieren riegos profundos y es importante tratar de no mojar sus hojas y flores para evitar la proliferación de hongos. Resisten algo la sequía.

Tutorado

Los rosales no suelen tener un sistema radicular importante, pero sí un crecimiento rápido e intenso. Esto los hace vulnerables a los vientos fuertes, especialmente cuando están cargados de flores. Pueden, entonces, tutorarse clavando estacas en la tierra y atando a ellas las ramas más gruesas o incluso usar tutores de hierro.

Mejoramiento del suelo

En el invierno, en la primavera y a mediados del verano, agregarles materia orgánica en los canteros, que puede ser compost o pinocha.

Corte de flores secas

Eliminar las flores marchitas ayudará a que la planta siga floreciendo. Realizar el corte sobre una hoja de cinco folíolos.

Es importante utilizar herramientas bien afiladas para realizar cortes limpios.

Si querés saber más sobre rosas, su historia, cuidados y especies, vas a encontrar toda la información en la edición de mayo de la revista Jardín, un bookazine de otoño dedicado por completo a estas flores.

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.