srcset

¿Te acordás? Las 20 cosas que marcaron la infancia en los ochenta

(0)
21 de enero de 2019  • 17:12

Frenys, 1989. En Pumper Nic, la franquicia más emblemática del fast food criollo, las papas fritas tenían nombre y no precisaban apellido. Una porción de Frenys equivalía a la gloria.
Frenys, 1989. En Pumper Nic, la franquicia más emblemática del fast food criollo, las papas fritas tenían nombre y no precisaban apellido. Una porción de Frenys equivalía a la gloria. Fuente: Brando

Donkey Kong, 1982. Versión portátil para doble pantalla del videojuego creado por el diseñador Shigeru Mishamoto para Nintendo. Pertenece a la serie Game Watch, que incluía reloj y alarma.
Donkey Kong, 1982. Versión portátil para doble pantalla del videojuego creado por el diseñador Shigeru Mishamoto para Nintendo. Pertenece a la serie Game Watch, que incluía reloj y alarma. Fuente: Brando

Básquet de agua, 1988. Estos juegos de habilidad, que había que rellenar con agua, podían volverse un vicio. Antes de la masividad de la NBA, fue el contacto inicial con el básquet para toda una generación.
Básquet de agua, 1988. Estos juegos de habilidad, que había que rellenar con agua, podían volverse un vicio. Antes de la masividad de la NBA, fue el contacto inicial con el básquet para toda una generación. Fuente: Brando

Cajón de botellitas en miniatura, 1985. Con diez tapitas de gaseosas de la línea Coca te llevabas una versión en miniatura con el logo en diferentes idiomas. Para tener el cajonicto, necesitabas otras diez tapitas.
Cajón de botellitas en miniatura, 1985. Con diez tapitas de gaseosas de la línea Coca te llevabas una versión en miniatura con el logo en diferentes idiomas. Para tener el cajonicto, necesitabas otras diez tapitas. Fuente: Brando

Careta de Carlitos Balá (circa 1987). Gestito de idea, "¿Qué gusto tiene la sal?", el Chupetómetro. Carlitos Balá marcó la infancia de varias generaciones, pero quienes crecimos en los 80 lo recordaremos por esta fanástica careta que reproducía su inconfundible flequillo.
Careta de Carlitos Balá (circa 1987). Gestito de idea, "¿Qué gusto tiene la sal?", el Chupetómetro. Carlitos Balá marcó la infancia de varias generaciones, pero quienes crecimos en los 80 lo recordaremos por esta fanástica careta que reproducía su inconfundible flequillo. Fuente: Brando

Atari 2600, 1986. Versión reducida de la icónica consola de videojuegos. El cartucho pertenece al juego inspirado en la película Porky´s, de 1981.
Atari 2600, 1986. Versión reducida de la icónica consola de videojuegos. El cartucho pertenece al juego inspirado en la película Porky´s, de 1981. Fuente: Brando

Colonia Pibe´s, 1985. Para recordar, dos cosas: la emblemática publicidad en la que un chico le daba un golpe de yudo a su torta de cumpleaños y decía "yo coltal tolta", y la cantidad de frascos que acumulábamos después de soplar las velitas.
Colonia Pibe´s, 1985. Para recordar, dos cosas: la emblemática publicidad en la que un chico le daba un golpe de yudo a su torta de cumpleaños y decía "yo coltal tolta", y la cantidad de frascos que acumulábamos después de soplar las velitas. Fuente: Brando

Lokipen, circa 1987. Podría ser víctima de una maldición, pero aún así el buzo de plástico que venía dentro del envase del pegamento Lokipen ejercía en su ir y venir fascinación en sus usuarios. Todos lo queríamos en la cartuchera.
Lokipen, circa 1987. Podría ser víctima de una maldición, pero aún así el buzo de plástico que venía dentro del envase del pegamento Lokipen ejercía en su ir y venir fascinación en sus usuarios. Todos lo queríamos en la cartuchera. Fuente: Brando

El dulce mundo de Sarah Kay, 1981. "Es otro éxito de Ultra Figus", decía al dorso este paquete con imágenes del personaje creado por una ilustradora australiana. Un mundo dulce y naif que funcionaba como un refugio de la inocencia perpetua.
El dulce mundo de Sarah Kay, 1981. "Es otro éxito de Ultra Figus", decía al dorso este paquete con imágenes del personaje creado por una ilustradora australiana. Un mundo dulce y naif que funcionaba como un refugio de la inocencia perpetua. Fuente: Brando

Botella de Gini, 1983. "Un litro y cuarto al precio de un litro". Ese era el principal argumento de venta de esta gaseosa. Y, como todo tiene que ver con todo, vale recordar que Pancho Ibáñez protagonizó uno de sus spots publicitarios más célebres.
Botella de Gini, 1983. "Un litro y cuarto al precio de un litro". Ese era el principal argumento de venta de esta gaseosa. Y, como todo tiene que ver con todo, vale recordar que Pancho Ibáñez protagonizó uno de sus spots publicitarios más célebres. Fuente: Brando

Heidi (cuentito), 1985. Abuelito, Pedro, Copio de Nieve y la señorita Rottenmeier son solo algunos de los personajes más recordados de este clásico escrito por Johanna Spyri a fines del siglo XIX, que tuvo un revival en los 80 con la versión en dibujos animados hecha en Japón.
Heidi (cuentito), 1985. Abuelito, Pedro, Copio de Nieve y la señorita Rottenmeier son solo algunos de los personajes más recordados de este clásico escrito por Johanna Spyri a fines del siglo XIX, que tuvo un revival en los 80 con la versión en dibujos animados hecha en Japón. Fuente: Brando

Juego de química, 1984. "Laboratorio de experimentación", decía en la portada de este juego con el que muchos hicimos nuestras primeras aproximaciones con el azufre, el bicarbonato de sodio y otros elementos de la Tabla Periódica.
Juego de química, 1984. "Laboratorio de experimentación", decía en la portada de este juego con el que muchos hicimos nuestras primeras aproximaciones con el azufre, el bicarbonato de sodio y otros elementos de la Tabla Periódica. Fuente: Brando

Camión y chapitas Teem, circa 1982. En los 80, una gaseosa lima limón les competía mano a mano a Sprite y 7-Up. Además del sabor, tenía trucos publicitarios, como el diseño con superhéroes que volvía a las chapitas objetos de colección. Convivían Batman y el Increíble Hulk, rompiendo la grieta Marve
Camión y chapitas Teem, circa 1982. En los 80, una gaseosa lima limón les competía mano a mano a Sprite y 7-Up. Además del sabor, tenía trucos publicitarios, como el diseño con superhéroes que volvía a las chapitas objetos de colección. Convivían Batman y el Increíble Hulk, rompiendo la grieta Marve Fuente: Brando

Mini póster de Martín Kadaragián y Lotería de Titanes en el Ring, 1983. La Momia, el Caballero Rojo, Pepino el Payaso y Yolanka fueron algunos de los personajes más emblemáticos de la troupe de luchadores televisivos que Kadaragián creo en 1962 y lideró hasta mediados de los 80.
Mini póster de Martín Kadaragián y Lotería de Titanes en el Ring, 1983. La Momia, el Caballero Rojo, Pepino el Payaso y Yolanka fueron algunos de los personajes más emblemáticos de la troupe de luchadores televisivos que Kadaragián creo en 1962 y lideró hasta mediados de los 80. Fuente: Brando

Pelota Pulpo, 1986. Se empezó a fabricar en la década del 30, pero la Pulpo, como los clásicos, no tiene edad. Balón oficial de los picados en todo el universo, fue ligado a ritos de iniciación ligados a los caños, taquitos y gambetas de varias generaciones.
Pelota Pulpo, 1986. Se empezó a fabricar en la década del 30, pero la Pulpo, como los clásicos, no tiene edad. Balón oficial de los picados en todo el universo, fue ligado a ritos de iniciación ligados a los caños, taquitos y gambetas de varias generaciones. Fuente: Brando

Monky Donky, circa 1987. El logo que tiene sobre su pecho remite al videojuego, pero en verdad este mono de peluche no tiene nada que ver con el juego ni con la marca. Simpático por naturaleza, se convirtió en el peluche que todos los niños querían tener.
Monky Donky, circa 1987. El logo que tiene sobre su pecho remite al videojuego, pero en verdad este mono de peluche no tiene nada que ver con el juego ni con la marca. Simpático por naturaleza, se convirtió en el peluche que todos los niños querían tener. Fuente: Brando

Figuritas Basuritas, 1985. Gaspar Asitos, Joaquín Odoro, Rubén D. Moniado, Aldo Lorido son solo algunos de los personajes que formaban parte del staff de estas figuritás paródicas creadas en su versión original por los dibujantes Art Spiegelman y Mark Newgarden, junto con el diseñador John Pound.
Figuritas Basuritas, 1985. Gaspar Asitos, Joaquín Odoro, Rubén D. Moniado, Aldo Lorido son solo algunos de los personajes que formaban parte del staff de estas figuritás paródicas creadas en su versión original por los dibujantes Art Spiegelman y Mark Newgarden, junto con el diseñador John Pound. Fuente: Brando

Bombero loco, 1984. "¡Divertite a lo loco, con el bombero loco!". Ese era el eslogan de este pomo para Carnaval, con "tecnología importada", que hizo las delicias de grandes y chicos en cada mes de febrero.
Bombero loco, 1984. "¡Divertite a lo loco, con el bombero loco!". Ese era el eslogan de este pomo para Carnaval, con "tecnología importada", que hizo las delicias de grandes y chicos en cada mes de febrero. Fuente: Brando

Teela, 1982. Capitana de la Guardia Real del Palacio de Eternia y entrenadora del príncipe Adam, es uno de los personajes femeninos más destacados de He-Man, la serie animada creada por la empresa de juguetes Mattel para vender un nuevo muñeco cada semana.
Teela, 1982. Capitana de la Guardia Real del Palacio de Eternia y entrenadora del príncipe Adam, es uno de los personajes femeninos más destacados de He-Man, la serie animada creada por la empresa de juguetes Mattel para vender un nuevo muñeco cada semana. Fuente: Brando

Revista El Gráfico, 1986. Con una tirada agotada de 690.998 ejemplares, esta icónica tapa con Maradona levantando la Copa del Mundo es la edición más vendida en la historia de la revista.
Revista El Gráfico, 1986. Con una tirada agotada de 690.998 ejemplares, esta icónica tapa con Maradona levantando la Copa del Mundo es la edición más vendida en la historia de la revista. Fuente: Brando

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.