Un genio cautivante al que el tiempo solo agiganta aun más

Javier Navia
Javier Navia LA NACION
(0)
24 de febrero de 2019  

Biografías, documentales, series, novelas, películas, exposiciones, pósters, libros de cocina, graffiti, revistas... Leonardo Da Vinci murió hace 500 años, pero está presente en cada rincón de la cultura popular contemporánea. Quintaesencia del hombre renacentista, trasciende el tiempo y sigue cautivando: ninguna figura histórica ocupa un papel tan emblemático en el arte universal. El florentino que fue pintor y anatomista, botánico y músico, inventor y poeta, científico y cocinero, sigue despertando tanta admiración y misterio como su obra maestra, La Gioconda.

Por eso en este 2019, el quinto centenario de su muerte –ocurrida en Amboise, Francia, en 1519– es solo una excusa más para que el ícono vuelva a invadirlo todo. El año pasado bastó la aparición de la extraordinaria biografía de Walter Isaacson –el mismo autor que en 2011 biografió a Steve Jobs– para que el furor por el genio volviera a desatarse. El Museo del Louvre , en París, recibió la cifra récord de 10,2 millones de visitantes, nada menos que el 25% más que el año anterior. La estrella que todos quieren ver –y especialmente fotografiarse–, no importa cuánto deban esperar por ello, es, claro, La Gioconda. El récord anterior de visitantes al Louvre había sido en 2012, precisamente cuando el museo organizó una gran muestra sobre Leonardo.

En noviembre de 2017, el maestro florentino había estado en las tapas de todos los diarios del mundo con su obra Salvator Mundi, subastada en Christie's por 450 millones dólares. El ahora cuadro más caro de la historia fue comprado por el príncipe saudita Bader ben Addullah y el precio triplicó lo estimado por la casa de subastas. Leonardo volvía a estar en boca de todos.

Varios años antes había sido la novela de Dan Brown El código Da Vinci el motivo de un masivo interés por todo lo que tuviera que ver con el creador del El Hombre de Vitruvio. Al best-seller le siguió una súper producción de Hollywood algunos años después y el furor no decayó.

Los homenajes con los que el mundo recuerda este año a Leonardo comenzaron, en realidad, en noviembre pasado en Florencia, donde se expuso el famoso Código Leicester, el libro de 72 páginas que contiene gráficos y dibujos sobre los conocimientos científicos de Da Vinci, que lo escribió al revés con la ayuda de un espejo. El códex fue dado en préstamo a la célebre Galeria degli Uffizi por Bill Gates, que lo adquirió en 1994.

En esta edición de la nacion revista Alicia de Arteaga repasa vida y obra del genial creador y anticipa los tributos que a lo largo del 2019, "el año Da Vinci", volverán a evocar a una figura cautivante a la que el tiempo solo agiganta aun más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.