Un recuerdo lleno de luz

Del otro lado del árbol es una biblioteca popular creada en La Plata como homenaje de una madre a su hija fallecida. Una historia sobre el amor, la magia y los libros
Jose Supera
(0)
28 de julio de 2013  

La historia de la biblioteca popular Del otro lado del árbol es una historia mágica. Un mes después del fallecimiento de su hija Pilar, su mamá, Paula Kriscautzky, decidió reunir a todos sus amigos en el parque para hacerle un homenaje a su pequeña, que se había ido a causa de un tumor maldito. "Les dije a todos que quería homenajearla y hacer algo acá. Esto era un galpón muy venido abajo, adentro guardaban muebles y cosas viejas. Así arranqué, venía todos los días después de mi trabajo, me sentaba en el árbol grande y pensaba: Esto hay que llenarlo de colores, acá hay que contar cuentos."

Aquel 26 de febrero llevaron más de 200 libros que tenía Pilar. Fue llegando gente con más y más cuentos, y con pinturas y con ganas. "De repente éramos cientos que nos convocábamos todos los fines de semana a pensar y a pintar –continúa Paula–. Hubo gente que donó materiales, algunos cajeros que trabajaban en el Banco Provincia juntaron plata y compraron el piso, después vino un tipo y dijo que podía donar un contenedor que tenía en el puerto, y dijimos que sí, ¿pero... cómo traíamos un contenedor del puerto? Y apareció un camionero, se ofreció a traerlo y unos obreros que conocían al camionero dijeron que lo armaban ellos mismos, que hacían un galpón con el conteiner. Y varias bandas reconocidas grabaron un CD para la biblioteca."

El arte de tapa lo hizo Rocambole. Mandana Sabat, la autora del famoso cuento Del otro lado del árbol, mandó desde París varios ejemplares del libro para la biblioteca. "Todos colaboraron, todos vienen y siempre dejan algo. El 2 de abril de 2011, que era el día del cumpleaños de mi hija, inauguramos la biblioteca. Y todos los 2 de abril, siempre se siguen y se seguirán festejando los cumpleaños de Pilar y de la biblioteca. Esto se llena de payasos, color y alegría."

En el Parque Saavedra de La Plata, la biblioteca pública esá abierta de lunes a sábado. Tiene tres líneas de trabajo. La primera está enlazada con la educación: todos los días recibe chicos de escuelas y jardines, así como de institutos terciarios. El segundo enlace es con la salud. "Llevamos la propuesta a los hospitales, estamos trabajando en Casa Cuna y en la Casa Ludovica, que es un hogar de tránsito para mamás que vienen del interior y están en tratamientos prolongados con sus hijos. La biblioteca oficia un poco de sala de espera, de refugio. Y la tercera punta es la parte cultural, porque creemos que lo artístico también atraviesa todo esto", sigue contando Paula, que es docente.

Los sábados hay talleres para toda la familia, desde cine hasta pintura y fotografía. Después hay también actividades con artistas platenses, desde murgueros y clowns hasta titiriteros y grupos de música. "Nos salió un subsidio de Desarrollo Social donde pudimos comprar materiales increíbles. Tenemos un proyecto muy lindo: queremos hacer una réplica de la casona que había a principios de siglo acá mismo, para que pueda funcionar nuestra biblioteca y que sea un centro integral de infancia. Aspiramos a que esta idea se repita en todos los parques públicos del país."

El proyecto (www.delotroladodelarbol.org.ar) nace de la transformación del dolor de una madre en algo mágico y lleno de luz. "Cuando veo todo esto que hicimos, la veo a Pilar. Esto me permite verla crecer, con todo lo que pasa acá, en los abrazos de los chicos, en las palabras de la gente. Es muy fuerte, hay días que viene y me abraza gente que nunca me vio en mi vida. O que me habla de Pilar como si la conocieran desde siempre."

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.