Una cocina sin secretos

En el Bar Uriarte, excelentes tragos y buenos platos mediterráneos
(0)
23 de junio de 2002  

A fines de 2001 abrió, entre corralito y cacerolazos, este bar restaurante de espléndida puesta y buenas ideas, a cargo de un grupo de profesionales de la gastronomía, responsables también del Gran Bar Danzón y del más reciente Sucre.

El frente, pura vidriera transparente, incluye parte de la caja que contiene la cocina, que queda por lo tanto a la vista, sin secretos. Barra larga y living amplio, comedor al fondo y, detrás, un jardín encantador con añosa enredadera de pasionaria que trepa hasta lo alto de la medianera. El característico horno de barro a leña, pese a lo rústico, no rompe la modernidad del espacio, puesto por Laura O. Las altas paredes dan lucimiento a la decoración: a la entrada, un párrafo de Cortázar en un contorno que insinúa la forma de una botella de Absolut; al fondo, un notable trabajo de Ricardo Paz en ramas de algarrobo. Vale la pena visitar los baños y disfrutar las muestras de arte del piso alto.

El bartender Christian Seage –que acaba de obtener un premio en el Concurso Internacional Bacardi-Martini Grand Prix– prepara uno de los mejores Cosmopolitan de la ciudad, el clásico Martini y otros tragos inolvidables. También hay cervezas importadas, whiskies y whiskeys, coñacs, vodkas y tequilas, grappa de la casa y, desde luego, vinos por copa. Se pueden acompañar con picadas y copetines o sándwiches de ricos panes de la casa, en la barra o en cómodos sofás alrededor de mesas bajas. La iluminación es íntima, a veces algo insuficiente, y el servicio, irregular.

En la cocina, Paula de Felipe (de 25 años), alumna de Buenos Aires Catering y discípula de la chef Dolli Irigoyen, armó la carta con el grupo de Bar Uriarte: mediterránea casi sin excepción, realmente actual y al mismo tiempo muy personal.

Al mediodía la pizza, de horno de leña y perfecto grosor, no debe perderse ($ 8 a 13). Las entradas frías llegan demasiado frías, pese a lo cual se destacan el vitello tonnato (7) con sus crudités, la ensalada tibia de langostinos, el caviar de berenjena y el huevo poché (9). Como principal, se imponen los ravioles de cordero con arvejas y habas, las costillas con ensalada griega y humus (12-15), el risotto con crema y parmesano al romero y los gnocchi de ricotta con hongos y panceta. El soufflé de gruyère y espinacas (12) es de lo más pedido, y hay que probar también el nuevo tajine de cordero y frutas desecadas. Lo mejor de la repostería, la torta de peras y almendras (7), la crème brulée de manzanas con madeleine de miel y vasito de vino dulce (8), así como también los ricos postres patrios sutilmente rejuvenecidos.

A mediodía, plato y copa de vino (7); los sábados, menú completo (15); de tarde, té con tortas; luego, la barra y, a toda hora, muy buena música.

  • Precios tomados el 2 del actual.
  • Ficha

    Nombre: Bar Uriarte

    Dirección: Uriarte 1572, Palermo

    Teléfono: 4834-6004

    Especialidad: cocina mediterránea moderna

    Horario: desde las 12

    Tarjetas: todas

    Otros: vigilancia

    Cubiertos: 90

    Ambiente: * * * *

    Atención: * * *

    Cocina: * * *

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.