Dónde conseguir diseño independiente y vintage en París

En el centro de la capital de la moda se concentran diversas boutiques de diseño de autor, con propuestas hippie chic y retro.
En el centro de la capital de la moda se concentran diversas boutiques de diseño de autor, con propuestas hippie chic y retro.
Lorena Pérez
(0)
10 de noviembre de 2018  • 00:00

PARIS

París oscila entre el calor desmedido y el frío feroz, una atmósfera siempre somnolienta rodea a las calles en las que caminan mujeres con vestidos de largos midi con cinturones que rigurosamente abrazan la figura, chatas en todas sus versiones, de ballerinas a sandalias. Algunas plataformas de caucho se cuelan en el look que cierra con carteras cruzadas y melenas de largo a los hombros que, casi por norma, son lacias.

Entre los 20 distritos que forman París hay zonas que se distinguen por los grandes almacenes, como las Galerías Lafayette y Printemps, por las tiendas de la emblemática Champs-Élysée y la histórica avenue Montaigne o Le Marais y Saint-Germain-des-Prés, legitimados como barrios de diseño.

Las parisinas cumplen ciertos ideales estéticos. En ellas se plasma una idea precisa de lo que se entiende por elegancia descontracturada, la actitud del chic que hasta tiene libros que cuentan cómo lograrla. En esta ciudad hay tiendas que pasan desapercibidas, adheridas al ritmo de la ciudad y en consonancia con el estilo que reflejan las mujeres en las calles y hacen a la esencia por la que se las identifica.

Entre sus singularidades, las francesas tienen una convicción personal muy marcada para presentarse ante el mundo; esa versatilidad se hace evidente en la propuesta que colman las tiendas que no tienen la pretensión de un concept store o las múltiples variedades de un multimarca, tampoco la tradición de las maisons, pero sí la historia de mantenerse, pese a los cambios rutilantes que registra la moda, fiel a las reglas del buen vestir.

En estas coordenadas, sobresale una cantidad de boutiques con nombre propio y que hacen bandera de la independencia de las tendencias. Para recorrerlas, está bueno comenzar por la elegante y estrecha rue du Faubourg Saint-Honoré, cuna de las modistas y la couture de otra época.

Sabine Couture
Sabine Couture

En las inmediaciones del Trocadero está Sabine Couture, una pequeña tienda con vestidos camiseros, jumpsuits y camisas de seda como propuesta excluyente de su austera vidriera.

Por la Bastille y Saint-Germain-Des-Prés está Anne Willi, una boutique hipnótica por las siluetas largas y elegantes que forman las piezas básicas del guardarropa, como blazers, pantalones sastreros, monoprendas, blusas y faldas y vestidos de vuelo lánguido.

Antoine et Lili ofrece el clásico robe francés pero en estampados más jugados. Es el hippie chic llevado con identidad.

Entre ferias y tiendas vintage

Pero la experiencia emblema de hacer compras en París tiene a las ferias y a las tiendas vintages como eje. La experiencia puede ser agotadora; ropa sobre ropa y un sinfín de sugerencias para hacerse de un ítem especial que, al fin y al cabo, la compradora no sabía que lo iba a encontrar. A favor de esta práctica está el encanto de conseguir diseños fuera de temporada.

La caminata puede iniciarse en Pretty Box, un local atiborrado de prendas en percheros y cajas. Allí compran vintage desde el diseñador inglés Paul Smith, Kanye West hasta la modelo Bella Hadid. Es el lugar de moda en Le Marais.

Episode Vintage
Episode Vintage

Episode Vintage tiene una curaduría de prendas donadas a la caridad. El equipo de este local de segunda mano separa y compra para reciclar las prendas que se acumulan según tipologías.

En La Mode Vintage están las prendas de marcas de lujo. Chaquetas de tweed Chanel, bolsos Gucci y tapados Courrèges que fueron encontrados por Carole Bigielman, la fundadora de este showroom fundado a fines de los 90.

Kiliwatch
Kiliwatch

Un lugar donde no hay que dejar de revolver es Kiliwatch, caracterizado por la mixtura de prendas vintage de todas las épocas y ropa actual. El repertorio de este nutrido y ordenado depósito lindero a la rue Étienne-Marcel se compone por piezas buscadas "alrededor del globo", dicen.

Cerca del Musée du Louvre está Didier Ludot, una tienda vintage donde toda la historia de la moda se hace presente: el perfil folclórico de Christian Lacroix, lo clásico que remite a Balenciaga, pasa por Christian Dior y llega hasta los provocadores Yves Saint Laurent y Paco Rabanne, todos con piezas de gran valor que algunas veces terminan en subastas.

Lorette & Jasmin es un espacio con propuestas de segunda mano de lujo que se distingue por los accesorios principalmente, también porque se pueden alquilar sus piezas antiguas; desde una cartera Chanel a un vestido Céline.

Así, entre las casas más antiguas de la moda y en la ciudad que dio origen a la experiencia de compra, es posible trazar un paseo por boutiques que capturan el estilo parisino en un espacio, a pesar de que la moda en París está presente en todos lados.

Direccionario

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.