Pelo. Cómo prevenir y reparar las puntas abiertas

Beber agua, desenredar con acondicionado y, no frotar el pelo mojado con la toalla, algunos consejos para evitar las puntas abiertas. Y más consejos para reparar las fibras capilares.
Beber agua, desenredar con acondicionado y, no frotar el pelo mojado con la toalla, algunos consejos para evitar las puntas abiertas. Y más consejos para reparar las fibras capilares. Crédito: Shutterstock
Daiana Aguirre
(0)
18 de junio de 2019  • 17:27

Es uno de los problemas capilares más comunes, pero existe la posibilidad de evitar su aparición y reparar el pelo una vez que está dañado. Cómo recuperarlo y qué hacer para evitar que las puntas se abran? Expertos aconsejan cómo tratar el pelo.

El uso excesivo de herramientas de calor, un cepillado demasiado fuerte y tratamientos agresivos son algunas de las causas de las puntas abiertas. Cortar la melena cada dos o tres meses no es la única opción para deshacerse de ellas. Si bien nos ayuda a eliminar las partes del pelo dañadas, existen varias formas de prevenirlas.

¿Qué son las puntas abiertas?

Son producto de las agresiones y resultado del desgaste del pelo en dos o más partes. Aparecen cuando la capa externa se daña y expone la estructura interna. La manera de reducirlas es eliminando el daño, mejorando la calidad de la fibra capilar. La licenciada María Eugenia Iturrieta, una de las responsables del salón Hairspray Studio, comenta que "todo pelo tiene un punto de rotura. Es ahí cuando se empieza a abrir."

Para detectarlas, primero hay que reconocer la condición del pelo a través de las cutículas. "Cuando el pelo está sano, las cutículas están cerradas. Por ende, cuando les da la luz, esta rebota y se puede apreciar el brillo", explica el estilista Javier Sotelo, y añade: "Si está seco, las cutículas están abiertas. Esto se puede producir por el uso de mucha agua caliente y por la acción de agentes externos como el sol".

Consejos para evitarlas

  • Si buscás tener un pelo hidratado, no te olvides de beber agua todos los días. Los expertos recomiendan ocho vasos diarios para conseguir la hidratación que tu cuerpo y pelo necesitan de manera natural.
  • Evitá el cepillado utilizando un peine de dientes anchos para desenredarte el pelo. En lo posible, hacelo en la ducha y con el acondicionador puesto. De esta forma, lo peinarás más gentilmente, evitando posibles roturas y previniendo que se abran las puntas. ¿Un truco? Empezá por el largo y, después, seguí por la raíz.
  • Después de lavar el pelo, no lo frotes con una toalla para secarlo. Esto se debe a que la fricción puede dañar la fibra. El pelo se vuelve más vulnerable al estar mojado. Por eso, la forma correcta de hacerlo es presionando suavemente la toalla contra el mismo para quitar el exceso de agua. En caso de que uses secador, es importante aplicar un protector térmico. "Si es posible, lo ideal es dejar que el pelo se seque al aire, al menos hasta el 90% del mismo, antes de usar el secador. De esta forma, minimizarás los daños producidos por el calor", indica Iturrieta. Cuanto menos se usen las hot tools -como bucleras y planchita-, menos posibilidades de que el pelo se rompa habrá.
  • No es recomendable cambiar continuamente de color de pelo, ya que los tratamientos de coloración muy fuertes lo debilitan. Las técnicas como el ombré y balayage son mucho más fáciles de mantener porque no requieren muchos retoques.
  • Sotelo recomienda que, antes de hacerte un baño de crema o nutrición sobre el pelo dañado, hay que cortar un poco. Esto es necesario porque, de no ser así, no absorbe los beneficios del tratamiento. Como las puntas están abiertas, todo se "pierde" por ahí. "Hay que cortar al menos un centímetro para generar el bloqueo y retener lo que aporte", detalla. De acuerdo con esto, la estilista profesional Florencia Candame agrega que lo aconsejable siempre es cortarse aunque sea cada tres meses porque se le gana en largo, mientras se quita lo feo. "Es raro que esté florecido cuando cortás muy poquito, pero seguido", dice.

Qué hacer si ya las tenés

Iturrieta aconseja adaptar tu rutina capilar buscando gamas que fortalezcan tu pelo desde la raíz hasta las puntas. "A la hora de elegir el champú, buscá uno que esté diseñado para reparar y limpiar el pelo dañado. Luego, aplicá un acondicionador enriquecido con ceramidas y aminoácidos", agrega. Lo que hacen estos últimos es penetrar profundamente para reforzar la estructura interna de la fibra capilar.

Por otro lado, para disimular las puntas abiertas, Candame dice que lo mejor es usar cremas de styling, cremas, sérums y aceites sobre el pelo seco. Todos ellos suman al aspecto final, haciendo que luzca más hidratado.

Guía de productos

Aliados para reestructurar las fibras capilares
Aliados para reestructurar las fibras capilares

  • Tratamiento nocturno. Kérastase Nutritive Night Sérum. Nutre el pelo mientras dormís para despertarte con fibras más sedosas, brillantes y más resistentes. ($2600)
  • Resistencia. Biolage Fiberstrong Crema fortificante de Intra-Cylane. Previene el quiebre y las puntas abiertas fortificando las áreas débiles. ($1379)
  • Protector térmico. L'Oréal Professionnel Mythic Oil Huile. Fórmula concentrada con aceite de argán que suaviza y protege el cabello. ($1505)
  • Restauración. Avon Advance Techniques Brillo Extremo Loción Fluida Restauradora de Puntas. Con Tecnología Multishine, aporta brillo y restaura al instante las puntas de cada fibra. ($360)
  • Escudo protector. Natura Plant Cápsulas Capilares Fortificantes. Para daños superficiales. Renuevan la cutícula y reparan las puntas abiertas. ($405)
  • Para pelo debilitado. Garnier Fructis Hairfood Mascarilla de banana. Tratamiento con un 98% de ingredientes de origen natural, vegano y sin parabenos. Deja el pelo hidratado y fuerte. ($227)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.