Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Poder y globalización. Trabalenguas uruguayo. Eficiencia y honestidad. Es el fútbol, estúpido. La contracultura. Sentido faltante. Patagonia. Felicitación.
(0)
26 de junio de 2002  

Poder y globalización

Señor Director:

“Leía el otro día una apreciación interesante: la búsqueda de riqueza en el hombre es un impulso irrefrenable; cuanto más se tiene más se quiere. El autor señalaba que éste es uno de los factores que generan mayores injusticias, pues la consecuencia inmediata es la desigualdad.

“Si relacionamos esta idea –que pertenece a Platón– con la globalización, nos encontramos frente a una realidad actual. La unión de la riqueza con el poder que genera como consecuencia nos sitúa en el temible campo de la desigualdad, y por lo tanto de la injusticia. Para evitar la anulación del hombre como individuo, es necesario que se establezcan con firmeza límites de derecho y deberes para los poderosos monstruos globales.

“Lo mismo sucede con los Estados. Cuando concentran el poder y el dinero en una persona o grupo surge un problema serio pues la consecuencia es la desigualdad, y frente a ella, las posibilidades para la existencia de una sociedad de derecho son limitadas. No hay garantías para nadie y todo vale. La sensación que vivimos hoy de que no se puede hacer nada y de que nada cambia es en parte fruto de ello.

“Sabemos que frente a grandes empresas no tenemos poder. Si la compañía decide aumentar en centavos una tarifa, no podemos hacer nada en el nivel individual, porque para cada uno de nosotros un juicio es oneroso; y en cambio a la empresa le reportará una ganancia proporcional a los millones de ciudadanos que paguen, o sea una ganancia millonaria como mínimo.

“Por todo esto es tan importante la división de poderes, los límites estrictos entre ellos y el control sobre los grandes monopolios. Es uno de los riesgos que corremos como país al ingresar en organizaciones globalizadas, como por ejemplo el ALCA, no porque no sea beneficioso pertenecer al mundo y ampliar mercados, sino porque si no están claras y bien delimitadas las reglas de juego, es el más poderoso quien tiene todas la posibilidades de imponerse y dominar.”

Florencia Sal

florenciasal@favanet.com.ar

Trabalenguas uruguayo

Señor Director:

“Dije lo que dije, pero no debería haber dicho lo que dije. Como no pensé lo que dije... pero dije lo que pensaba, ahora pensé lo que dije y pienso que no debería haber dicho lo que dije (Dr. Batlle).”

Dr. José Mario Lenczner

Tinogasta 4283, Capital

Eficiencia y honestidad

Señor Director:

“La deuda externa se reduce al 30%, de 3390 millones de dólares en 1963 a 2280 millones al 28-6-1966. La inflación baja del 39 al 10% anual. El consumo de acero se incrementa el 38%; el de electricidad, el 40%, y el de cemento, 19%. La desocupación baja del 8,5 al 4%. El producto bruto interno aumenta el 11,5% en 1964 y el 8,5% en 1965. El desarrollo industrial avanza el 15% en 1964 y el 11,6% en 1965.

“El déficit fiscal se reduce, en moneda constante, más de un 30% en dos años. La recaudación fiscal en 1965 aumentó el 80% con relación a 1964, y, en 6 meses, en 35% en relación con 1965. El salario real aumentó el 6,2% en 1964 y el 5,4% en 1965. El presupuesto de educación pasó del 12% en 1963 al 23% en 1965.

“Agreguemos que se cumplió con las promesas electorales, se preservó rigurosamente la división de los poderes, y se garantizó en forma plena la libertad individual y la de prensa. Las instituciones de la democracia y la República funcionaron como tales y no hubo denuncias de negociaciones ni de corrupción en ningún organismo o empresa del Estado.

“No es ciencia ficción. No es una utopía. Fue un gobierno argentino.

“Estos son algunos de los logros y también el estilo con que se condujo el gobierno del doctor Arturo Illia (1963-1966).

“Por ello, un grupo de funcionarios, colaboradores y amigos del gobierno le rendiremos homenaje en el Monumento a los Caídos en la Revolución de 1890, en el cementerio de la Recoleta. El homenaje tendrá lugar el 28 del actual, a las 11, fecha aniversario de su derrocamiento por el bochornoso y autoritario golpe de Estado del dictador Onganía.

“Alrededor de la figura de Illia nos encontraremos todos aquellos que amamos la democracia y que queremos una Argentina mejor, rindiéndole homenaje al presidente más honesto, eficiente y transparente de la segunda mitad del siglo XX.”

Emilio Ariel Gibaja

Abogado

Av. Corrientes 1309, Capital

Es el fútbol, estúpido

Señor Director:

“Por fin pudimos apreciar la actitud digna de un argentino digno: Marcelo Bielsa se autoadjudicó la responsabilidad de la eliminación del seleccionado y asumió su culpa.

“Si bien puede ser que el destacado técnico tenga algo de razón, no lo es menos que arriba de él existe una clase dirigente muy especial, encaramada desde hace años en la Asociación del Fútbol Argentino, y que en realidad es la que debería asumir la derrota.

“Pero hasta ahora se han quedado callados, como mirando para otro lado. Además, el máximo dirigente y eterno presidente de dicha asociación, que dicho sea de paso inició su carrera presidencial el mismo día que S. S. Juan Pablo II iniciaba su pontificado, ha tenido el desparpajo de decir que él es más poderoso que cualquier político argentino (porque maneja cientos de millones de dólares).

“Cuando Clinton en su campaña presidencial dijo que lo primordial era la economía, no estaba muy errado. Nuestro primer futbolero a lo mejor piensa, al ver su gran poder, que podemos parafrasear al norteamericano y decir: ¡es el fútbol, estúpido!”

José M. Cafferata

Bernardo de Irigoyen 88, Capital

La contracultura

Señor Director:

“El nuevo siglo ha comenzado castigando a los argentinos de las más diversas formas. Los diarios problemas no es necesario mencionarlos por conocidos, pero cabría agregar otros dos sumamente desatendidos: la educación artística y la contracultura. Del primero puedo anunciar que se tratará de manera sistemática y profunda en un foro permanente de análisis y discusión que, a partir de agosto, dirigiré en el Instituto Isabel Aretz, de rescate y preservación de la música tradicional y popular, y del que podrán participar docentes y alumnos involucrados en el tema y, eventualmente, las autoridades que se sientan atraídas por este aspecto de la educación.

“En cuanto al segundo tema, la contracultura, se suele achacar casi exclusivamente a los medios de comunicación el avance implacable de lo soez, del mal gusto, del todo vale, de la alteración de espacios usurpados por la confusa idea de que la convivencia de estilos, épocas y formas amplía el espectro cultural, que permitió llegar a la aberración de que un teatro oficial de perfecta acústica deba ser sonorizado para albergar bandas de rock o folklore acopladas a la Orquesta Sinfónica Nacional.

“Es cierto que los medios tienen parte de culpa por la excesiva difusión de estos acontecimientos. Pero también es cierto que son culpables quienes los autorizan. Quienes por no perder posiciones, por cómoda complicidad, por inercia o simplemente por compartir criterios los toleran o aprueban.

“La contracultura avanza. Esto es una realidad. No se trata de negar las posibilidades de ampliar el conocimiento de los distintos géneros en nuevos ámbitos. Pero se trata de que no se confundan entre sí y cada uno conserve el que le es propio. Mi experiencia como educador demuestra que la juventud está necesitada de una guía sensata basada en los valores éticos y culturales que conforman la historia de los pueblos.

“Pero cada cosa en su lugar. En arte hay valores inconmovibles que no deben alterarse. La mediocridad no se compadece con la excelencia, que es la única senda que conduce a los pueblos a su formación integral y a la conquista de una situación de privilegio en el mundo. Nuestro país viene sufriendo desde hace mucho tiempo una confusión provocada por alardes de originalidad, por una globalización mal entendida, por la provocación gratuita. Que cada uno de nosotros haga su examen de conciencia. Siempre habrá una contrapartida. Los que aprueban la provocación y los que la rechazan. Dios quiera que la nueva Argentina, la que esperamos que renazca de la mano de otros dirigentes, más probos e idóneos, sepa también encontrar la sensatez que contenga el avance de la contracultura.”

Adalberto Tortorella

LE 5.106.327

Sentido faltante

Señor Director:

“Llamamos «nación» a una sociedad legalmente organizada. Sin embargo, esta condición no basta para que una sociedad constituya una nación, es necesario que los ciudadanos tengan «sentido de nación».

“Llamamos «sentido de nación» a la conciencia colectiva de un destino común, forjado en la cooperación y la solidaridad de los ciudadanos.

“En razón de lo dicho, debemos reconocer que no constituimos una nación. Prueba de esto fue la indiferencia cívica de la sociedad ante la conducta especulativa y corrupta de los políticos, circunstancias que nos han llevado a una situación de crisis social, política y económica sin precedente en nuestra historia.”

Alberto G. Ortiz de la Riestra

DNI 4.236.054

Patagonia

Señor Director:

“Con sorpresa leí en LA NACION sobre el proyecto de fusión de las provincias de Río Negro y Neuquén. Una luz al final de un largo y oscuro túnel.

“Ahora ya sueño con que el resto de los gobernadores patagónicos (Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego) se una a este proyecto y forme una provincia llamada Patagonia.

“Me imagino una estrategia común a toda la Patagonia para manejar el turismo, para incentivar las exportaciones con un logotipo «Fabricado en la Patagonia» (obviamente sin retenciones) y una administración pública eficiente al servicio del pueblo y de la actividad privada.

“Sueño con que el gobernador de la Patagonia viaje por el mundo tratando de atraer inversiones (sinónimo de trabajo) y no a Buenos Aires todas las semanas para hacer política con objetivos de corto plazo.”

Esteban Gallie

España 173

San Isidro (Bs. As.)

Felicitación

Señor Director:

“Quiero hacer pública mis felicitaciones a Jorge Elías por el excelente artículo titulado «Indulto al insulto», publicado el 9 del actual, con motivo de las declaraciones del presidente de la República Oriental del Uruguay, doctor Jorge Batlle, cuyos conceptos comparto.

“Los destinatarios de tales declaraciones, sin duda, fueron los políticos irresponsables que nos llevaron a la situación actual, de los cuales no he leído o escuchado crítica o comentario alguno. Eso me recuerda aquello que dice «quien calla otorga».

“Como tengo la certeza de que no todos los legisladores y gobernadores son lectores de LA NACION, sugiero que se le mande a cada uno una fotocopia del referido artículo, así no se hacen los desentendidos.”

Zenón J. Santillán

Abogado

Guido 1866, Capital

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.