De los lectores: cartas & e-mails

(0)
21 de julio de 2020  • 00:05

¿Cuál es la lógica de finalizar una fase de la cuarentena un viernes y comenzar otra un lunes? ¿Y el fin de semana? El clima casi primaveral ayudó para que las calles se vieran invadidas. Respuesta a la pregunta: el fin de semana fue un vacío legal... y mental. ¿En 15 días volveremos a la fase 1?

Nora Inés Ferreyra

DNI 14.384.905

Réquiem/Kadish

En mi carácter de senador nacional quiero celebrar la iniciativa que llevó adelante el diario la nacion con la presentación de Réquiem/Kadish en el Teatro Colón, al cumplirse 26 años del terrible atentado contra la AMIA. Aquel 18 de julio de 1994 nos dejó 85 muertos, cientos de heridos y muchas preguntas sin responder. Veintiséis años después, la herida continúa abierta esperando que esto sea esclarecido. Quiero enviarles un afectuoso saludo a todos los miembros de la comunidad judía de nuestro país y recordarles mi acompañamiento y compromiso permanente en la búsqueda de verdad y justicia.

Esteban Bullrich

Senador nacional por la provincia de Buenos Aires

No nos abandonen

Queridos hijos, como abuelo, les quiero pedir por favor que sean responsables y solidarios ante esta pandemia, respetando los protocolos sanitarios, para que los que somos adultos mayores vivamos tranquilos, sabiendo que nos cuidan. No permitan que nadie nos contagie este virus, para nosotros, mortal. Queremos disfrutar el resto de nuestras vidas con ustedes y nuestros nietos. Nosotros forjamos el futuro para ustedes y vuestras familias. Hoy, quienes nos hallamos transitando esta etapa ahora los necesitamos, no nos abandonen.

Miguel Pistone

DNI 5.069.387

Reparaciones

No puedo dejar de sentir un tremendo dolor al leer el artículo "Millonarias 'reparaciones' transferibles a dólar oficial", de José D'Angelo y Pedro José Güiraldes. Si en este país se pudiesen hacer la cosas peor y con más injusticia, creo que no sería posible. ¿Será que no hay políticos, jueces, legisladores que no sean tan "políticamente correctos" como para resistir vaya a saber qué presiones? ¿O a quién le temen? La mentira nos está llevando barranca abajo a velocidades supersónicas, en todo sentido. Por favor, Argentina, ¡despierta! Hagamos frente al relato que nos imponen.

Viviana Goetz

DNI 6.551.162

Rugby amateur

Leí con atención la nota sobre el amateurismo en el rugby, donde la mayoría de los comentarios los realiza un excelso jugador como nuestro puma Matías Moroni. Me gustaría aportar una visión distinta a un debate que ya se está haciendo largo y en el que el único que perdió, hasta ahora, fue precisamente el rugby amateur. En primer lugar, le diría a Moroni que si sabe de jugadores que cobran por jugar en los clubes amateurs del país, debería mandar una nota a la respectiva Unión para que investigue y verifique si se están violando normas, ya que ello redundaría en suspensiones a los involucrados. Segundo, es obvio que, tal como lo señala Moroni, hasta pagaría por defender los colores de su club (CUBA) si se le diese la posibilidad de representarlo hoy mismo. E imagino que una persona como Moroni, que se formó en tan querido club y que hoy tiene la chance de cobrar por jugar profesionalmente, seguirá aportando como socio para ayudar a solventar los gastos que demanda formar jugadores amateurs, que, como en su caso, fue posible gracias al aporte gratuito de entrenadores, managers, encargados de equipos, etc., que lo hacen sin cobrar nada a cambio de tan digna e importante labor.Al margen del deseo de Moroni, se presentan algunos problemas. El primero, que no está en igualdad de condiciones para practicar rugby en la misma cancha contra jugadores que no tienen el mismo nivel de entrenamiento, descansos y preparación global que un profesional, como él tiene. Y si este argumento no fuera tan así, como dicen algunos, para poder jugar a ese nivel deberán entrenarse de una manera que no condice con lo que pregonan los clubes, especialmente el suyo.

Jugar para divertirse es el lema. Y si bien se compite, este no debe ser el fin último, sino un complemento de la vida, en la cual lo principal debería ser dedica tiempo a trabajar, estudiar y formarse. No creo para nada que un profesional tenga distintos principios que un amateur, pero seguro que el profesional eligió como medio de vida practicar rugby a cambio de dinero y el jugador amateur lo hace como un complemento de su vida.No descalifico ni dudo de sus intenciones, solo le pido que piense que el secreto y la fórmula de cómo se formaron jugadores, cracks como él, fueron una mezcla de cosas. Y lo principal es que lo formó gente que dio su tiempo y pasión y le inculcó el rugby como una enseñanza de vida y no en cómo ser profesional. Lo formaron maestros que primero, antes que a pasar la pelota, le enseñaron a respetar al rival. Y para que sigan apareciendo cracks en el juego y sobre todo cracks fuera de la cancha, es preferible seguir con esta fórmula que nos dio, a la vista, tan buenos resultados. Repensemos hacia dónde queremos ir.

Fernando J. Ibarrola

DNI 16.549.082

Triunfos de Fangio

la nacion ha publicado recientemente dos interesantes artículos sobre Juan Manuel Fangio. Como casi todos los miembros de mi generación, seguí con el apasionamiento de mi adolescencia los pasos triunfales del deportista argentino más admirado por sus pares de todo el mundo y hasta nuestros días. Es por ello que habría sido oportuno, como homenaje a la historia de Fangio, incluir las memorables victorias iniciales en Europa, anteriores a sus campeonatos mundiales y como enviado del Automóvil Club Argentino. Los espectadores en San Remo, Pau, Perpiñán, Marsella, Monza y Albi en poco más de tres meses de 1948 vieron asombrados cómo no se cansaba de ganar un sudamericano desconocido.

Vicente C. Gallo

vicentecgallo@gmail.com

En la Red

Facebook

El Gobierno favorece a Axel Kicillof con más de la mitad de los giros totales a las provincias

¡Qué federalismo poco federal!"- Ary Kohler

"Igual no van a poder ocultar el abandono y la miseria de décadas peronistas"- Mónica Yedro

"Justicia y equidad, por favor"- Magda Leguizamón

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.