De los lectores: cartas & e-mails

(0)
23 de julio de 2020  • 00:05

Relojes que atrasan

Los primitivos relojes fueron de sol y de arena; luego aparecieron por muchos años los de mecanismos a cuerda y automáticos. En 1969, nacen los relojes de cuarzo analógicos y digitales, mucho más precisos y baratos, que hicieron quebrar a la mayoría de los hasta entonces fabricantes. Posteriormente, los mecanismos de cuarzo evolucionaron para alimentarse con baterías de carga solar, y evitar de esta forma el periódico cambio de la pila. Recientemente surgieron los tecnológicos smartwatches, de múltiples versiones y prestaciones.

Cuando hoy observo las ideas y acciones del Gobierno, sin duda fuera de moda y probadamente fracasadas, pienso que los relojes de nuestros funcionarios y legisladores atrasan demasiado. Sugiero que reemplacen sus viejos relojes de arena por, al menos, algún smartwatch económico que los ubique mundialmente en tiempo y forma.

Vicente Lema

arquilema@mail.com

Crimen legalizado

Días atrás, la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires aprobó el aborto legal y gratuito. Como pregunté en mayo (en carta de lectores) tras declaraciones proaborto del presidente Fernández: "¿Tenemos un estadista 'iluminado' (en este caso el jefe de gobierno de la ciudad)? ¿O sigue las órdenes del poder financiero internacional?". Está probado que hay poderosos intereses globales, de gobiernos y ONG multinacionales, detrás de estas medidas. Lo vimos en los debates de 2018. A los diputados que votaron a favor les pregunto (y sigo transcribiendo.) "cuántos de ellos han presenciado un aborto, en forma directa o indirecta. O cuántos se tomaron el tiempo para entrevistarse con las reales víctimas: las mujeres que realizado un aborto llevan adelante una vida terrible; con crisis de angustia, pesadillas con niños llorando ensangrentados.". El doctor Bernard Nathanson, quien fue director de la mayor clínica abortista de los EE.UU. en los 70 (supervisó 75.000 abortos) al aparecer los ultrasonidos se dio cuenta de lo que significa un aborto, y a fines de esa década cambió radicalmente su posición, para luchar a favor del reconocimiento de los derechos de la persona por nacer (ver Aborto ya. La orden del poder financiero, Pablo Yurman, editorial Pórtico, mayo 2019, págs. 85 a 88).

Ante la aprobación de un protocolo tan letal y anticonstitucional, cabe citar el testimonio de Enrique Camerlinckx, directivo de un sanatorio de primer nivel en CABA: "Me niego rotundamente a que un grupo de inescrupulosos me pongan normativas que atentan contra mis convicciones, conciencia y formación". Muchos pensamos lo mismo; y recuerdo la frase de uno de los padres fundadores de la nación americana: "Cuando la ley es injusta la rebelión está justificada". Existe hoy una gran iniciativa popular alternativa al aborto, por la asistencia a la mujer y guarda temprana de menores en riesgo con fines de adopción. Simplemente para no matar al no nacido. Es para tenerla en cuenta y sumarnos quienes defendemos el derecho a la vida ante todo.

Ignacio Harriague

DNI 13.380.783

Restricción vehicular

Dado que se ha informado que bajaron las muertes por accidentes de tránsito debido a las medidas de restricción vehicular, sugiero que estas medidas se mantengan indefinidamente, para evitar las 7000 muertes anuales por dichos accidentes, muy superiores a las causadas por el Covid-19.

Juan Carlos Paludi

DNI 7.600.795

Santa Sofía

Debo informarle que la carta del lector Alejandro Stratiotis, presidente de la Asociación de la Comunidad Helénica de Buenos Aires, publicada el 16 del actual, está en total contradicción con las realidades sobre el cambio de estatus de Santa Sofía en una mezquita. La acusación del autor al gobierno de la República de Turquía como beligerante, intransigente y xenófobo, así como la afirmación de que su gobierno está alejando a su pueblo de las organizaciones internacionales como la Unesco, son injustificadas e infantilmente ofensivas. Santa Sofía fue convertida en mezquita por el sultán Mehmet el Conquistador tras la conquista de Estambul en 1453. Desde entonces, fue utilizada como una mezquita de protocolo muy importante durante siglos (481 años) debido a su estrecha proximidad con el Palacio de Topkapi. A diferencia de lo que el señor Stratiotis afirma en su carta, con la decisión del Consejo de Ministros se convirtió en museo en 1934, no en 1935. El cambio de estatus de Santa Sofía no afectará la política de tolerancia y armonía entre las diferentes religiones ni la meticulosa protección de Santa Sofía, la cual data de siglos en Turquía. Ha sido y será debidamente conservada como uno de los hitos más magníficos en la lista del patrimonio mundial de la Unesco. Asimismo, cabe mencionar que, como un país que cuenta con 18 sitios patrimoniales inscriptos en esa lista, el compromiso y el amplio conocimiento de Turquía en la conservación de estos sitios es incuestionable. En todos los sentidos, la República de Turquía es profundamente consciente de su destacado valor cultural, histórico y espiritual. Además, la Convención del Patrimonio Mundial de 1972 de la Unesco no constituye un obstáculo para que Turquía realice cambios en la función de Santa Sofía, teniendo en cuenta que sus características especiales aún se conservan. Dicha convención tampoco perjudica los derechos de propiedad y soberanía de los Estados pertenecientes al patrimonio cultural. Por lo tanto, la República de Turquía espera que todos los Estados respeten esta decisión, ya que todos estamos comprometidos con el Estado de Derecho, que es el principio más esencial y fundamental de la gobernanza.

S. Vural Altay

Embajador de la República

de Turquía en Buenos Aires

En la Red

Facebook

El caso de Jorge Ríos, el jubilado que mató al ladrón

  • "Todos los ciudadanos de bien estamos con el jubilado, ¡él es la víctima!"- Ana V. Adorni Méndez
  • "Basta de un país que defiende a los ladrones"- Daniel Granados
  • "El pueblo está cansado de la delincuencia"- Santino Juan Fleita
  • "El Estado es el responsable de esta situación por no haberle brindado a Jorge la seguridad a la que está obligado"- Silvia Noemí Campos

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.