De los lectores: cartas & e-mails

(0)
14 de septiembre de 2020  • 00:00

Cupos

Ya rige el cupo femenino para integrar las listas de legisladores y están tratando el cupo LGTB. Incluso en las empresas privadas se intenta imponerlo en la constitución de los directorios.

Pregunto si está en estudio un cupo para gente preparada, investigadores, premiados, estudiosos, en las listas de funcionarios a los que les pagamos el sueldo a cambio de alguna idea inteligente de vez en cuando.

Elsa Irene Scopazzo

DNI 4.933.395

Negar la historia

Llevo largo rato pensando qué tono dar a mis palabras y he decidido hacerlo desde el corazón. Nosotros, los parientes de víctimas de las organizaciones armadas, llevamos profundas heridas en nuestra vida familiar. La locura de los 70 nos golpeó tempranamente. La muerte violenta (en estos casos por asesinato) de un ser querido deja surcos imborrables. Y si bien el tiempo aminora el dolor, la herida sigue presente y el sufrimiento aparece cada vez que alguien le arroja un puñado de sal o golpea nuestra memoria con medias verdades que terminan conformando una nueva mentira oficial. El Ejército, por orden del Ministerio de Defensa, retiró un tuit en donde se recordaba a un oficial y un soldado que murieron a manos del ERP. Tanto el subteniente Berdina como el soldado Maldonado contaban con apenas 22 años. Argumentan que la decisión se tomó porque ofendió a algunos ciudadanos. Lo curioso es que no se tuvo en cuenta el dolor que causó en otros, la falta de respeto, la indiferencia, el desmerecer haber cumplido con el juramento de defender la patria y obedecer una orden impartida desde el Ejecutivo, Gobierno constitucional, 1975. No intento reivindicar a ninguno de los actores que tuvieron parte en la violencia de los 70. Sin embargo, considero que, a más de 40 años, esta mirada maniquea, lejos de contribuír a la paz entre los argentinos, profundiza las heridas

Haciendo un juego de palabras, la ausencia de nuestros parientes tiene cada vez más presencia y esto se da con el correr de la vida misma. Me gustaría saber si alguien dio una explicación que repare el espíritu a las familias de estas víctimas y, en ese caso, qué les dijeron.

El dolor es infinito al negárseles el derecho a un sencillo recuerdo y homenaje. Se sienten impotencia, profunda tristeza, desamparo. Perdieron lo más preciado, hijos que, como en este caso, servían a la patria, defendían la Constitución.

Me gustaría saber qué explicación darán a los otros caídos en cada aniversario. Inexplicable actitud que se traduce en indiferencia, menosprecio y olvido. Sorprendente, penoso, indolente.

Me pregunto cuál es exactamente el objetivo de tamaña actitud.

No quiero permanecer en silencio, sino expresar mi admiración y reconocimiento por la entrega de estos soldados, que fueron ejemplo de lealtad, dignidad, honor, hombría de bien. Lamento el destrato y la actitud de negar la historia y el heroísmo de nuestros caídos.

Silvia Ibarzábal

Vicepresidenta Asoc. Familiares y Amigos de las

Víctimas del Terrorismo en Argentina

silviaibarzabal@hotmail.com

Clase media

Soy un jubilado de 84 años que cobra un 10% más que la jubilación mínima. Vivo con mi esposa, de edad parecida, y nos cuidamos lo mejor posible. En casa trabajaba una empleada, personal de casa de familia, que concurría unas horas semanales a hacer las tareas que ahora hacemos nosotros. Hemos descubierto que somos capaces de hacer esas tareas y, debo admitirlo, muy bien. Nuestra empleada doméstica está jubilada. De modo que cobra su jubilación. Pero resulta que yo debo pagarle lo mismo que si trabajara, el medio aguinaldo, las vacaciones, la obra social y ART, mientras ella disfruta del tiempo libre en su casita del conurbano y nosotros limpiamos y cocinamos. Tengo la sensación de que hay algo injusto en todo esto, porque una empresa recibe ayuda del Estado para pagar los salarios, pero yo no, que recibo una magra jubilación. ¿Es este otro castigo más a la clase media?

Eduardo Zamora

zamoraeduardo@gmail.com

Médicos

La escasez o el agotamiento de los médicos no son una noticia nueva. Formar un médico requiere siete años de carrera universitaria. Luego para ser especialista deberá realizar una residencia de 3 o 4 años (paga) o una concurrencia ad honorem en un servicio especializado por 5 años o realizar, pagando, alguno de los cursos universitarios existentes. Recién después de 10 u 11 años podrá anunciarse y estar formado como especialista. Si realiza una residencia, la mejor forma de educación médica, trabajará en forma exclusiva, de 8 a 17 horas de lunes a viernes y dos o más guardias por semana de 24 horas, incluyendo fines de semana y feriados. Su remuneración será hoy en CABA de 47.000 pesos netos y menos en otros lugares de nuestro país. Desde hace ya varios años muchos médicos no continúan su formación, especialmente en áreas relacionadas con urgencias y guardias (neonatología, obstetricia, terapistas, etc.). Muchos de estos lugares son cubiertos por extranjeros (siempre bienvenidos), que, luego de formarse bien, la mayor parte se vuelven a su país de origen, donde ganarán más que en la Argentina. Si bien la medicina es una vocación, para ser bien ejercida requiere de dedicación absoluta y formación continua, de por vida. Por lo tanto, debe tener una remuneración adecuada. El resultado final podría ser que, en breve, caiga la todavía alta calidad de nuestra medicina, haya aún menos especialistas y menos gente que quiera estudiar esta carrera. Por la pandemia hoy la gente valora el esfuerzo médico, pero no está justamente valorizado. Para el futuro de la medicina argentina es fundamental que esta situación se revea de manera que nuestros profesionales puedan formarse y dedicarse como merecen.

Roberto A. Votta

Prof. Obstetricia USAl/UBA

ravotta@outlook.com

En la red

Alberto Fernández, sobre el Fondo de Fortalecimiento Fiscal para la provincia de Buenos Aires: "Es apenas un paso en la construcción de un verdadero federalismo"

"Usted quiere a los argentinos pobres. ¿Por qué quiere pobres en un país que solo necesita trabajo, educación, salud y seguridad? Es lamentable lo que dice y hace"- Stellamaris Mazar

"Nivelando para abajo. Es lo único que saben hacer. Como dijo un economista de la Di Tella: el nombre del modelo es Pobreza Inclusiva"- Marce Borth

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.